Jueves, 14 de Diciembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Odio en estado puro”

admin 2 junio, 2015 NURIA ROCA 1 comentario

  
No conozco a Isabel Pantoja. La casualidad ha hecho que después de más de veinte años en los medios no haya coincidido ni una sola vez en persona y no hay tantos personajes a los que no haya tenido ni siquiera la oportunidad de saludar. Pues Isabel Pantoja es uno de ellos… 

Tampoco la he seguido musicalmente porque mis gustos son otros, aunque sé que es una de las artistas más importantes de nuestro país a juzgar por su larguísima trayectoria ya que no creo que nadie dure tanto tiempo en una profesión sin tener muchas virtudes… 

El caso es que Isabel Pantoja no me cae ni bien, ni mal… 

Si nos atenemos a lo que los jueces han sentenciado que ha hecho no me provoca ninguna simpatía pues los delitos están comprobados y la Pantoja blanqueó dinero público… Lo que ocurre es que también considero, como lo consideran muchos profesionales del derecho, que Isabel Pantoja ingresó en prisión porque era Isabel Pantoja… Ya sé que lo de su entrada en prisión era interpretable, pero con dos años de condena y sin antecedentes no era hasta ese momento habitual que los condenados fueran a prisión… 

Esto ya lo dije en su momento cuando entró, si bien la novedad es que ayer salió. Tan sólo durante cuatro días de permiso, pero salió y eso sirvió para llenar horas y horas de programación en la mayoría de casos con una falta de empatía hacia el ser humano que no deja de sorprenderme… 

Es cierto que ella salió con una actitud altiva, vestida de rojo y sin gafas de sol y que esta imagen choca frontalmente con la de la mujer que hace seis meses entró en prisión casi de noche con gafas de sol y vestida de negro, pero a pesar de la camisa roja y la abierta sonrisa no deja de ser una mujer que ha pasado seis meses entre rejas y que vuelve a casa sólo por cuatro días… 

El circo mediático quizá sea inevitable, pues el interés, la curiosidad y, sobre todo, el morbo mandan en la actualidad, pero la rabia y la maldad -y sí, digo maldad- con la que algunas personas hablaban ayer de Isabel Pantoja hiere la sensibilidad de cualquiera que no la odie. 

Eso es lo que me llama la atención de este caso y de otros muchos que tienen como protagonistas a algunos artistas o simplemente personajes de la prensa rosa: la crueldad y la presión a la que se somete a estos personajes. Recuerdo a los mismos criticando a Isabel Pantoja cuando entró porque lo hizo casi de forma furtiva y ahora la critican justo por lo contrario, por salir sonriente y desafiante, interpretan ellos… 

Respeto mucho a la prensa del corazón, soy asidua a ella y veo de vez en cuando Sálvame, algo que no me importa reconocer, faltaría más… Eso sí, creo que el rencor está fuera de lugar incluso con el peor delincuente. 

Y no creo que ni la Pantoja, ni lo que ha hecho den para tanto odio. 

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. guillermo grandal alonso 2 junio, 2015 at 7:15 pm

    yo lo que no entiendo ni me cabe en la cabeza es que con todo lo que tenia la Pantoja en bienes materiales todavía quiera mas y mas, si ha cometido un delito a la justicia debe someterse, pero ya se sabe que en este país hay muchos políticos que han cometido delitos mas graves y no les ha pasado nada
    un beso chiquilla

Deja tu comentario