Miercoles, 18 de Octubre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “El fútbol que nos sonroja”

admin 2 septiembre, 2015 NURIA ROCA No hay comentarios

  

La noticia del fichaje, o no fichaje, de De Gea por el Real Madrid ha vuelto a poner de actualidad para los que no seguimos muy al día la información deportiva ese baile de cifras multimillonarias que manejan los clubs y a las que nos acostumbramos y aceptamos sin que a nadie le provoque ningún sonrojo… 

Ayer me dediqué a repasar los millones gastados sólo este verano por los clubes españoles y la cifra supera los 560 millones de euros, un nuevo récord después de los 547 que se gastaron en 2007, cuando todavía no se hablaba de crisis en España… 

El caso es que los clubes, además no son buenos negociantes pues suelen gastar mucho más de lo que ingresan cada temporada entre lo que compran y lo que venden. En este sentido los cuatro equipos más poderosos de fútbol español, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid y Valencia, se han gastado mucho más de lo que han ingresado este mismo verano… 

esto va más allá de posturas demagógicas en las que es muy fácil caer al ver la forma de despilfarrar millones de manera pornográfica en Europa mientras nuestros dirigentes son incapaces de solucionar una crisis migratoria de personas que mueren intentando entrar en nuestras fronteras. 

Demagogia, quizás, pero es insólito cómo los ciudadanos en general aceptamos sin inmutarnos que los equipos de fútbol presuman de traspasos, fichas, primas millonarias de futbolistas, entrenadores y hasta agentes, mientras la crisis sigue haciendo estragos en buena parte de la sociedad. 

Además, no es cierto ese cuento de que el fútbol gasta mucho porque produce mucho. O al menos no es del todo verdad. El fútbol juega en otra liga, y nunca mejor dicho, porque los clubes siguen manteniendo una deuda enorme con Hacienda desde hace años que pagan cuando pueden y cuando quieres y de la forma que les da la gana. Nadie pone freno a este despilfarro brutal, que además no es sólo de dinero privado, también lo es del dinero de todos.    

Compartir

Acerca del autor

Deja tu comentario