Jueves, 29 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Dos semanas después…y sin acuerdos”

admin 15 septiembre, 2015 NURIA ROCA 2 comentarios

   

Poco a poco se va difuminado la imagen de Aylan, el niño sirio que nos conmovió hace algunas semanas cuando le vimos muerto en la playa, vestido con su pantalón azul y su jersey rojo… Una de las imágenes más duras que se recuerdan, pues todos, en una respuesta emocional común, sentimos a ese niño como a cualquiera de los nuestros… El mundo reaccionó y una ola de solidaridad nos inundó a todos. Instituciones públicas, empresas, ciudadanos, gobiernos… Todo el mundo quiso cambiar la suerte de los refugiados que se jugaban la vida por huir de Siria. 

Han pasado menos de dos semanas y la foto de Aylan muerto en la orilla, como símbolo absoluto de la desprotección, se ha ido borrando de la memoria de los gobiernos y de las instituciones, de las empresas y de nosotros, de todos nosotros, que no queremos ver que sigue habiendo miles de niños como Aylan que huyen de una vida terrible para perderla en el mar o en los caminos a ninguna parte… Los gobiernos empiezan a cerrar fronteras, a contar y descontar los que caben y los que no, a sumar a las personas como se suma ganado. 

No es una crítica, pues es muy posible que así tenga que ser, incido simplemente en nuestra falta de memoria cuando no nos ponen la tragedia delante de las narices, cuando no nos enseñan mientras comemos a un niño ahogado que podría ser el nuestro… 

Se nos está olvidando Aylan y los miles de niños que como él mueren para dejar de malvivir… No son líneas estas para buscar soluciones -no las tengo-, pero sí para hacer autocrítica de una sociedad que se rasga las vestiduras cuando ve el drama, pero cuya conciencia desaparece con una lamentable y rapidísima falta de menoría. 

Apenas queda nada de lo que simbolizó Aylan y no hace ni diez días que le vimos en la playa. 

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Cristina 15 septiembre, 2015 at 7:55 pm

    Si y llevaba sus zapatitos que serían apenas del num. 23/24. Imborrable esa y otras imágenes de los niños sufriendo por las guerras.
    Es triste saber que tal como dijo Santiago Niño Becerra esos inmigrantes sobran y no interesan porque no generarán más que gasto en un momento de recesión económica y de aún crisis tremenda aunque algunos sigan negando la mayor.
    En nuestra mano está crear niños agradecidos y solidarios, generosos de corazón y con el alma limpia de caer actos faltos de ética. Con eso es ahora en lo que si posemos trabajar.

  2. guillermo grandal alonso 15 septiembre, 2015 at 3:45 pm

    en este mundo nuria todo son intereses
    un beso chiquilla

Deja tu comentario