Viernes, 26 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Cuánto sufrimiento…”

admin 1 octubre, 2015 NURIA ROCA 3 comentarios

   

Una niña de doce años se consume en un hospital gallego. Se llama Andrea y padece una enfermedad rara, degenerativa y terminal imposible de curar y que le generará sufrimiento hasta su muerte… 

Los padres llevan meses pidiendo para su hija una muerte digna, que los médicos retiren el soporte artificial que la mantiene con vida. Suplican acabar con el sufrimiento de su hija, pero el departamento de Pediatría del hospital se niega a tomar esta medida… 

La legislación es muy ambigua en este sentido. Los padres cuentan con el apoyo del comité de Bioética que emitió un informe en el que veían recomendable la pretensión de los padres y además el pasado mes de julio se aprobó en la Comunidad de Galicia una ley para enfermos terminales en la que se garantizaba el uso de la sedación si la finalidad era aliviar ese sufrimiento. 

La eutanasia es uno de los debates más complejos que pueden existir en cuanto a límites morales, uno de los más duros al que pueden enfrentarse los familiares de los enfermos terminales y, por supuesto, los propios médicos cuya decisión es contraria a la profesión que ejercen, que no es otra que la de curar y salvar vidas… 

Opinar al respecto es delicado, pero creo que habría que comenzar a superar tabúes y en casos como el de Andrea, tomar la decisión de acabar con una vida que sólo consta de sufrimiento. Insisto en la complejidad del debate, pero no veo un desgarro y un sufrimiento mayor que el de unos padres teniendo que tomar esa decisión sobre su hija. 

Nadie la querrá como ellos y ellos quieren que su hija deje de sufrir. 

Ayer escuchaba al padre hablar desesperado sobre su hija y, por encima de leyes, administraciones o médicos, creo que intentando ponerme en su piel yo querría lo mismo que quiere él para los míos. 

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Cristina 1 octubre, 2015 at 9:16 pm

    Efectivamente nada peor como padres ver que tu hijo/a esta sufriendo y nada habrá para mejorar o curar esa situación. Más doloroso ha de ser para ellos anteponer su propio sufrimiento, el de verse privados de su querida hija por una enfermedad incurable y el tener que luchar por acabar con su vida llena de dolor. Esta niña merece descansar y unos momentos de paz, y los padres deberán vivir con su muerte a cuestas pero sabiendo que hasta el final hicieron lo mejor para este ángel que ni siquiera puede defenderse.
    Da la sensación de tanto atraso en todos estos temas que los días son años para los que sufren.

  2. Beltane 1 octubre, 2015 at 12:32 pm

    Tema delicado, pero nadie somos para juzgar a unos padres que piden una muerte digna para su pequeña. Harto sufrimiento tendrán ellos por ver como se apaga y lo que está sufriendo como para una sociedad les culpe. No tengo hijos, pero quizá si, yo en su piel haría como tu Nuria, como ellos, o como otros padres en su misma tesitura,. Buscar que mi hij@ deje de sufrir aún con todo el dolor de mi alma

  3. guillermo grandal alonso 1 octubre, 2015 at 11:35 am

    no se que opinar nuria , los médicos son los que saben de este tema
    un beso chiquilla

Deja tu comentario