Domingo, 20 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Y no todo vale”

admin 8 octubre, 2015 NURIA ROCA 3 comentarios

   

No estoy en contra de los programas del corazón ni de la prensa rosa. Es más, me gustan y los sigo de manera habitual… Tampoco me sé al dedillo toda la actualidad del famoseo, pero más o menos, aunque se me escapen algunos, estoy al día de quién es quien, qué hacen y con quién están. Creo que forma parte del ocio, una manera de entretenerse y un tema de conversación de café o peluquería. 

El cotilleo, como curiosidad por saber de la vida de los demás, me parece una forma más de entretenimiento. Es un fenómeno mundial y más o menos en todos los países existen programas y publicaciones que se ocupan de la vida de los famosos… 

El caso es que en los últimos tiempos algo ha cambiado en España en este sentido y los límites están desapareciendo de tal manera que todo vale sin preguntarse cuanto daño se puede causar a los protagonistas… 

El último caso es la aparición de la madre biológica de Chabelita Pantoja, para mí uno de los ejemplos de lo más bajo que puede caer un personaje o una publicación. 

No dudo que genere interés, morbo y por lo tanto audiencia, pero me parece que deben establecerse algunos límites cuando los temas son tan serios como remover el pasado, aún sabiendo el daño que puede causar a las personas. Independientemente del debate moral, ético y legal que se abre con este caso.

 Algunos pensarán que aquellos que venden su vida están después expuestos al vapuleo mediático y por tanto al escarnio público, pero creo que esto no debería ser así… 

El corazón es un género de entretenimiento estupendo, pero últimamente noto que algunos programas de este tipo acaban generando dolor en personas que no son capaces de alejarse de sus personajes.

Y no todo vale.   

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. guillermo grandal alonso 13 octubre, 2015 at 11:07 am

    estoy de acuerdo contigo maria jose
    un saludo

  2. Maria José 10 octubre, 2015 at 4:48 pm

    A mi no me gustan. Hubo un tiempo en que sin pasión, pero alguna cosa seguía, pero me temo que ahora, el término “famoso” o personaje público, se ha convertido en un objetivo para mucha gente, que no tienen nada que aportar.

    Hubo un tiempo en que alguien era famoso por algo: por ser torero, por ser actor, presentador,… La fama iba aparejada a su actividad o profesión. Ahora el objetivo es la fama, y luego ya miraremos a ver qué hacemos.
    Saludos

  3. guillermo grandal alonso 8 octubre, 2015 at 10:58 pm

    yo estoy encontra de ellos nuria un psiquiatra hace muchos años dijo que había suicidios en España porque muchos jóvenes querian ser como esos famosos que salen en la prensa del corazón adinerados y con mujeres despamapanantes
    un beso chiquilla

Deja tu comentario