Miercoles, 23 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Con un par…”

admin 4 febrero, 2016 NURIA ROCA, OPINIÓN 15 comentarios

  

Leo la polémica sobre las tetas de Susan Sarandon y siento una mezcla de rabia y orgullo. Rabia porque un escote, precisamente, deje al aire la estupidez y la pacatería de una sociedad que ante estos casos saca lo peor de sí misma. Y también orgullo de la dignidad de ponerse el mundo por montera de esta mujer que ha hecho lo que le ha dado la gana, a sabiendas de la que le iba a caer… 

Para los más despistados os cuento que Susan Sarandon acudió el pasado fin de semana a la entrega de los premios del Sindicato de Actores de Hollywood luciendo un generoso escote que mostraba parte de su pecho, aparentemente grande y turgente a simple vista y las críticas inundaron la red… 

Y es que Susan Sarandon tiene 69 años y para algunos a esa edad ya no se puede enseñar nada… Su vejez era lo que se criticaba y su desfachatez al enseñar más de lo que el decoro exige a una señora de cierta edad… 

Reconozco que Susan Sarandon me encanta, como actriz y como mujer, y, por supuesto una grande como es ella no ha perdido ni medio segundo en contestar a los que la han criticado. Ella es una vieja -vieja con toda mi admiración- activista de los derechos de las mujeres. Ha criticado entre otras muchas cosas la esclavitud estética que impide a las mujeres ser felices cuando no son capaces de meterse en las tallas exigidas… 

Sarandon hacía alguna recomendación a las más jóvenes hace poco en una entrevista, decía textualmente, “Dejad de ser superficiales… ¡estáis en el pico de vuestra belleza física! Sólo disfruta y deja de preocuparte por tus muslos demasiado grandes… Si estás molesta cuando tienes 25, la vida va a ser dura”… 

Y el problema es que las críticas a Sarandon por su escote no son exclusivas de los hombres, sino de las propias mujeres, tan duras y estúpidas con nosotras mismas, que no terminamos de respetarnos tal y como somos, con nuestra talla, la que sea; nuestra celulitis; nuestras arrugas, nuestra edad y nuestras tetas, estén a la altura que estén… 
  

Compartir

Acerca del autor

15 Comentarios

  1. PinkMomentsBlog 5 febrero, 2016 at 2:35 pm

    Olé por ella!! La gente está tan vacía que no tiene mejores cosas que hacer que criticar unas tetas. Pues yo también lo hago y mira que me critican!! En mi caso porque he tenido cáncer de mamá con 28 años y me he tenido que hacer una mastectomia bilateral. Con 30 años no voy a esconder ni mis tetas, (ahora bien puestas jeje), ni mis cicatrices si tengo que enseñarlas.

  2. chelo hernandez 5 febrero, 2016 at 9:04 am

    Me alegra leer este tipo de cosas. Defensa de la libertad personal de cada uno.
    Me hubiera gustado que igualmente hubierais defendido la misma libertad para Cristina Pedroche, que haciendo lo mismo, lo que le dio la gana, la han atacado tanto hombres como mujeres.
    Donde esta la diferencia?

    • Maria 8 marzo, 2016 at 9:36 pm

      acabo de leerte el problema de Pedroche que me parece una tía muy maja, es que es muy joven y ha empezado mostrando sus tetas y sus curvas, pero nos queda por saber si ese es su único mensaje, o además también tiene talento. En caso contrario craso favor nos hace.La señora Sarandón ha dado el callo en todos los frentes en el país más casposo y conservador del mundo.Y ahora además enseña las tetas.Las de ella son tetas con fundamento que diría Arguiñano. Besos

  3. Maria José 4 febrero, 2016 at 11:53 pm

    A estas alturas mirar a la Sarandon y no ver más que sus tetas es una frivolidad. Lo del escote en ella es solo un subterfugio. El mensaje real es algo así como “mirad soy libre, la mejor en mi oficio, independiente en lo económico, soy la dueña del guión de mi vida, una tía comprometida y con moralidad, en el país de las moralinas y además …..mirad mirad tengo dos tetas PORQUE SOY MUJER”

    Su ventaja sobre los y las que la critican es que es ella la que lleva a sus tetas por el mundo y no sus tetas a ella como les ocurre a muchas de sus voces críticas. Bicos y gracias Nuria

  4. Cristina 4 febrero, 2016 at 10:32 pm

    Amén, hermana amén.
    gran ultima frase del tercer párrafo “las propias mujeres…”

    • Maria 6 febrero, 2016 at 10:23 pm

      Yo pienso que no hay doble moral. Que existe la estupidez de los que piensan que el cuerpo sólo es bello y exivible cuando se tienen menos de 40 y la envidia cochina por no atreverse a enseñar lo que a una misma no le gusta . Olé! por las que tienen los ovarios de enseñar lo que se les venga en gana, sea a los 30 a los 40 o a los 80. La mujer es mujer aunque le cuelguen las tetas, les caiga el culto, les falte un pecho o tengamos arrugas en la expresión del rostro por reírnos a carcajadas.

  5. Noelia 4 febrero, 2016 at 10:07 pm

    69 aňos seňores! Y yo la encuentro elegante ni escote chori ni nada que se pudiera criticar. Ole por esa pedazo de actriz que se puede permitir y lo hace, de lucir escotado.

  6. Javi 4 febrero, 2016 at 9:29 pm

    Creo que lo dices bien son criticadas más por su propio género que por muchos hombres, que a mí personalmente me parece que esta genial

  7. Javi 4 febrero, 2016 at 9:28 pm

    Creo que lo dices bien son criticadas más por su propio género que por muchos hombres, que a mí personalmente me parece genial

  8. Almudena 4 febrero, 2016 at 8:30 pm

    Pues a mi me parece que va muy elegante, y no veo tan excesivo el escote. Escote que, debo decir, es bonito, sin arrugas que podría hacer que visiblemente fuera peor… Me gusta como va y me parece un escote perfecto

  9. guillermo grandal alonso 4 febrero, 2016 at 7:45 pm

    esa gente nuria vive en un mundo irreal

  10. Aland 4 febrero, 2016 at 6:55 pm

    Los americanos y su doble moral, van armados hasta las cejas y se espantan de un par de pechos.
    Saludos

  11. Manu Rincón 4 febrero, 2016 at 4:40 pm

    Cualquier persona es libre, siempre que no interfiera en la libertad de otro, de hacer lo que le venga en gana. No creo que esté molestando a nadie con el escote así que no veo donde está el problema. Bueno sí, el problema está en la gente que ve problemas donde no los hay. Dicen que “más sufre el que ve que el que enseña” y creo que no es más que eso. Es un cuerpo, todos tenemos uno y no hace daño a nadie enseñarlo creo… y ya está, si es que es que no hay más que rascar…

  12. Ángel Corao 4 febrero, 2016 at 3:47 pm

    Perfecto Nuria tu opinión a semejante barbarie de llegar a criticar a una mujer por comportarse normalmente.
    Lo cojonudo es que esos “critic@s” después tendran la desfachatez de llevarse las manos a la cabeza con lo que ocurre en otros países contra las mujeres cuando en el fondo se demuestra que son igual que ellos, y con comentarios asi ayudan a que no se pueda avanzar en la igualdad y derechos de la mujer.
    Y yo todo esto lo resumo con la palabra #ENVIDIA por ellos por lo que tengan cerca y de ellas porque no llegarán a su edad poder lucirlo.

Deja tu comentario