Domingo, 25 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

#VV HERMANAS

Hoy es viernes y me tomaré un vino y además lo haré brindando por Ruth. Así que he querido recuperar este pequeño post que nos dedicó Juan hace un tiempo a las dos… Unas cuantas líneas que recogen un montón de sentimientos y que resumen una relación maravillosa, una relación de hermanas…

  

#VV HERMANAS

Tenía pendiente escribir este Viernes Vino desde hace unas semanas. La verdad es que en este caso da igual que fuera viernes y de qué vino se tratase. Es sólo una excusa para hablar de dos personas, de dos hermanas, de dos mujeres maravillosas: Nuria y Ruth Roca.

El viernes al que me refiero fue el segundo de este mes de agosto que ahora acaba y el vino que nos bebimos se llama Cupatge, un tinto de Menorca del que nos fundimos dos botellas entre las dos hermanas, un amigo muy especial de Ruth -que creo que ha llegado a su vida para quedarse- y un servidor. Nuria y yo nos escapamos a Ciutadella, en Menorca, donde vive Ruth seis meses al año. Allí ha encontrado su sitio y está contenta. Se le nota porque se ríe con facilidad y está guapísima. Dos datos bastante evidentes que demuestran si alguien es feliz. Nuria y yo nos alegramos por ella, aunque en el fondo nos fastidie un poco que esté en una isla porque podemos verla menos.

   
 No es fácil definir a Ruth porque no se es objetivo cuando se quiere y yo no puedo serlo. No lo es de sangre pero ella está muy cerca de ser mi hermana. Así la siento yo al menos.

Nuria y ella son muy distintas, casi opuestas. Pero su relación es ésa que todo el mundo querría tener con una hermana. Su complicidad vista desde fuera da hasta un poco de envidia. Esa manera de reír juntas, de contarse su día a día cuando hablan por teléfono, esos “complots” que hacen para unificar posturas frente a su padre o su madre… Esa manera, en definitiva, de ser hermanas y de quererse es verdaderamente emocionante.

  
Ni que decir tiene lo que mis hijos sienten por su tía Ruth, a la que echan de menos y a la que siempre quieren ver. Y es que ésa es quizá la característica que mejor define a Ruth: siempre quieres esta con ella porque si ella está todo lo que pasa es mejor. Así es Ruth. Era viernes y el vino Cupatge estaba delicioso.

  

Aunque, queda dicho, en el fondo eso daba igual. Nuria y Ruth estaban juntas riendo y contándose cosas. Qué importa lo que suceda cuando eso sucede. Si esas dos hermanas están juntas hacen que el mundo sea más bonito. Brindo por ellas.

   
    
   

Compartir

Acerca del autor

9 Comentarios

  1. Carmen 4 julio, 2016 at 10:07 pm

    Qué bonito post.Y como me he identificado con la relación con mi hermana.Esa complicidad.Precioso

  2. Indira 28 marzo, 2016 at 10:06 pm

    Precioso !!! Q bonito es el amor de hermas

  3. Bea 26 marzo, 2016 at 1:13 am

    Me encanta el post y vuestra relación de hermanas, me recuerda a la mía :)

  4. Ana 11 marzo, 2016 at 11:36 pm

    Que chulo

  5. guillermo grandal alonso 11 marzo, 2016 at 10:45 pm

    nuria eres la mas guapa de tus hermanas, la televisión no me gusta nada solo anuncios en cantidad , programas de salud películas malas , lo mejor de la televisión las presentadoras , para la gente que estamos en la paro la tv es la única diversión encima los gobiernos utilizan la televisión para llevar a la gente por el camino que ellos quieren
    un beso chiquilla

  6. Rocio 11 marzo, 2016 at 9:53 pm

    Me ha encantao

  7. Montse 11 marzo, 2016 at 9:37 pm

    No te llevas bien con tu hermana alba? No se sentira menos querida?

  8. Paula 11 marzo, 2016 at 7:40 pm

    Qué bonito!!!!

  9. Laura 11 marzo, 2016 at 5:34 pm

    Qué bonito cuando alguien ve, desde fuera, lo que uno siente por dentro. Más aún cuando sabe escribir lo que uno no sabe decir.

Deja tu comentario