Viernes, 26 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Miedo…”

admin 3 mayo, 2016 NURIA ROCA, OPINIÓN 11 comentarios


Reconozco que cada vez que me enfrento a este tema siento miedo. Cada vez que leo datos o escucho testimonios siento un escalofrío por si les estuviera pasando a alguno de ellos. Estoy hablando del Bullying, algo que tememos todos los padres y que provoca el sufrimiento de los más débiles, especialmente dentro de las aulas…
En el fondo, además del dolor personal, da igual que les toque o no a los tu- yos, porque le puede tocar a cualquiera y con un sólo niño que sufra ese horror toda la sociedad habrá fallado.
Los psicólogos advierten y aconsejan estar siempre alerta de cualquier comportamiento extraño de nuestros hijos para intentar detectarlo porque el problema existe y convierte la infancia en un infierno para los que lo sufren… Es cierto que la solución pasa seguramente por un control mayor de los docentes, a los que habría de dotar de mayor autoridad, para sancionar gravemente a los acosadores y proteger sin fisuras a los menores acosados. Pero si es la escuela el escenario más habitual del Bullying, en las casas está la solución.
Todos los padres tenemos miedo a que acosen a nuestros hijos, y siempre estamos seguros de que ellos no son los malos. Nuestros niños jamás harían algo así, pero es evidente que siempre que hay un niño acosado hay otro, y casi siempre otros, que son los acosadores… Eso de que “son cosas de niños” reduce el listón de la violencia y eso debe ser inadmisible.
El problema es que hay niños que no son regañados, ni castigados y que están sobreprotegidos. Hablando en plata: hacen lo que les da la gana, sin que en casa se les hayan puesto límite alguno y acaban siendo unos indeseables, amedrentan al resto de compañeros e incluso a los profesores, que a menudo también son las víctimas de los alumnos sintiéndose igual de impotentes. El acoso escolar se combate defendiendo a la víctima hasta el final, pero también denunciando al acosador hasta las últimas consecuencias.
Y los padres no sólo debemos tener miedo a tener un hijo acosado, sino también a que el nuestro sea el acosador.
Es posible que el tuyo no sea siempre el bueno.

Compartir

Acerca del autor

11 Comentarios

  1. Patricias Love 6 mayo, 2016 at 12:07 pm

    Cuanto me identifico con esa palabra en cuanto a este tema… Mi hijo entrara en el colegio el próximo curso. Hce dos semanas en casa , me dijo que sus amigos del cole le pegaban… Mi cara era un poema.. No sabia ni que decirle! Al dia siguiente fui a su guarderia y le pregunté a su profesora; su respuesta me dolió más todavía: ¿Que te crees que le hacen Bulyng?… En ese momento no sabia ni que decir, Yo!! Yo que me he pasado enseñandole a mi pequeño que cuando un amiguito no corre bien o no hace algo bien, no hay que reirse, hay que ayudarle y enseñarle para poder jugar juntos. Creo que el problema principalmente esta en casa, con los padres. Hay valores que hay que enseñar desde pequeños y que debes marcarles lo suficiente. Por otra parte me siento confusa conmigo misma, siempre le he enseñado que no se pega.. Pero al contarme eso lo primero que me salió decirle fue: si te pegan, pega. Y su respuesta fue: No mamá, no hay que pegar…. Y ahora que hago yo con este miedo que tengo dentro?! En unos meses empezará la educación infantil y no quiero pensar en qué pasará entonces… Yo mientras tanto pensaré en seguir educandole en la comprensión, en la ayuda a los demás y en el respeto que al final es lo más importante..

  2. Sonia 4 mayo, 2016 at 5:40 pm

    Hola Nuria,

    En primer lugar decirte que gracias por los tacones de Olivia, me gusta mucho leerte al igual que tus libros.
    Estoy viviendo muy malos momentos porque a mi hija de nueve años la pegan en el cole. En el colegio me dicen que ella chincha también, pero que niño no chincha y por eso la tienen que pegar? Me pregunto
    Precisamente hoy viene con los brazos marcados, de arañazos y… En el fondo ella me lo cuenta. Yo más que hago es regañarla también por chinchar y le tengo dicho que no busque follon, pero sobretodo que informe a profesores y monitores del colegio. Te puedo asegurar que los únicos que se están implicando son los monitores, tanto profesorado cómo colegio no quieren involucrarse en el tema. Mi miedo es que esto vaya a más y lo peor de todo es que a los padres,de,estos niños no se les informe de como se comportan sus hijos porque encima son los listos de la clase y sus hijos valen mucho… Si con nueve años hacen esto…con 12… Lo grabarán en vídeo, estoy cansada de tanta violencia

  3. Rosana 4 mayo, 2016 at 5:22 pm

    Madre mía Isa, se me han saltado las lagrimas leyéndote. Soy madre de dos niños, uno de 14 y otro de 11 y no sabes lo atenta que he estado y estoy para que no sean acosados y por supuesto para que tampoco sean acosadores.Hace poco en la entrevista con los tutores de mis hijos, me encantó oir que son niños sensibles, con una empatía y una madurez muy desarrollada y que destacaban por su gesto de ayuda en los que ellos creian como débiles, ya que tanto en la clase de uno, como del otro y por distintos motivos hay niños que lo están pasando mal. He de decir que el colegio donde van mis hijos, tienen un cuidado especial con el tema del bulling y que dos casos que han habido ( que se sepa), la actuación del colegio ha sido contundente. Cuanta pena me da lo mal que lo debes haber pasado y la soledad tan grande que debes haber sentido. Espero que la vida te recompense por tanto dolor y te haga rodearte de personas “bonitas” que las hay y muchas, por cierto….Te mando un abrazo muy muy fuerte, preciosa.

  4. guillermo grandal alonso 4 mayo, 2016 at 10:31 am

    yo fui victima de builing escolar es terrible, los niños son muy crueles, de mayores seguimos siendo iguales o peores pero de otra manera
    un beso nuria

  5. Cristina 3 mayo, 2016 at 8:35 pm

    Intentaré ser breve; tan sólo dos apreciaciones,
    Una: no estoy del todo de acuerdo contigo cuando dices “El problema es que hay niños que no son regañados, ni castigados y que están sobreprotegidos. Hablando en plata: hacen lo que les da la gana, sin que en casa se les hayan puesto límite alguno y acaban siendo unos indeseables, amedrentan al resto de compañeros e incluso a los profesores, que a menudo también son las víctimas de los alumnos sintiéndose igual de impotentes”.
    Si es cierto que hay un perfil de acosador así, del niño/a que avasalla y somete porque se le sobreprotege y en casa no le ponen limites. Los hay y, enseguida se les detecta en los parques habitualmente están solos ‘a su aire’ y sus padres de charla con menganito o fulanita y “pasando del niño”. Pero también hay el perfil del niño que desgraciadamente reproduce lo que vive, malos tratos en casa psicológicos y/o hasta físicos. El acosador es un niño con problemas que ejerce violencia sobre otro inferior para sentir el poder de ser alguien superior, eso es un problema grande.
    Lo que esta claro es que tener y educar a los niños y más si son hijos propios es un tema que se ha subestimado. No es fácil y la dedicación de todos los actantes es importantísima y determinante en su desarrollo como personas y no como monstruos.
    Todos podemos/debemos ser responsables para con los niños.
    Dos, para atajar el problema de la violencia, del acoso, del sometimiento hay que hacerlo desde bien pequeños. Comienza en las guarderías y parques infantiles diría que desde antes de P3. Transmitir el respeto hacia el espacio del otro, hacia el otro es fundamental para que luego sea algo obvio, educacional, y “de sentido común”, sin que luego a los 10/12/14años una charla de alguien en el colegio sea necesaria para poner en vereda a un curso. Y ya como final, atención a los cómplices. “Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor. (Desmond Tutu)

  6. María Jesús 3 mayo, 2016 at 7:31 pm

    …Isa, mucho ánimo, va!! Has sido fuerte hasta ahora, no te puedes rendir, tienes tanta vida por delante!! que el pasado solo vuelva a tu cabeza para hacerte más fuerte.
    Nuria, cuanta razón, cuantos niños consentidos con padres que no ven más allá, tenemos que enseñar a los niños a empatizar, el tema es grave.
    Besos y gracias por ser como eres,

  7. ALBA 3 mayo, 2016 at 6:16 pm

    Lamentablemente sigue habiendo padres que ven el tema como chiquillerías, pero lo sean o no, en el momento que un niño sufre tanto si son nuestros hijos o no, hay que tomar medidas. Lo que no es posible, es que en la mayoría de los casos son los acosados los que tienen que abandonar el centro y esto esta pasando, se barre y se guarda en el felpudo,una vergüenza y un fracaso del sistema.EDUCACIÓN DESDE QUE SON BEBES Y RESPETO AL PRÓJIMO DESDE LA GUARDERÍA.
    Por otro lado habría que ayudar también al acosador con profesionales para detectar que causas pueden estar llevando a un niñ@ o adolescente a causar daño a otro.

  8. isa 3 mayo, 2016 at 5:32 pm

    Hola Núria.
    te escribo porque al leer esto, no he podido evitarlo. El “bulling”… Un tema muy difícil de tocar y sobretodo cuando eres la víctima, de entender y llevar. Me llamo isabel y tengo 22 años. De los cuales muchos fueron un infierno para mí, hoy en día hay días que me levanto sin que mi vida tenga sentido, hay heridas que te clavan hondo y el bulling, es una de ellas. Difícil de llevar aún habiendo pasado el tiempo, es un lastre que te acompaña cada día. Creo que me voy a pasar escribiendo, intentaré ser lo más brevee posible. Empezaré diciéndote que del bulling “nadie se cura.”
    Yo siempre he sido una niña normalísima, somos 4 hermanos, una familia que ha dado todo por nosotros, mis amigos, gente que me ha querido. Siempre he sido extremadamente sensible, una loquita parlanchina, siempre riendo y cantando(desde que nací quise ser artista y ahora, después de esos años de tortura, soy actriz :) ) y sabes siempre he sido tan feliz!!!! Pero un día pasa, tenía 12 años, y pasa sin que tú no lo sepas, sin tú hacer nada de nada..No sabes qué hay para que te hagan eso A TI. A esa niña que siempre le ha querido todo el mundo, qe ha sido tan tan feliz. que nunca ha tenido enemigos y que por lo que siempre me decían llenaba todo con una sonrisa.
    Llega sin avissar, y lo que los primeros meses intentas llevarlo como bromas, con silencios, yo peco de callarme las cosas,jamás he sido de pelear ni discutir y jamás de los jamases de pegarme con nadie. Pasé´de ser esa niña tan charlatana y loquita a ser alguien triste, tan triste.. Yo recuerdo estos años(fueron años y hoy en día si me encuentr cn algunas d esas personas, siguen las risas y comentarios. y te hablo que tenemos todos entre 20 y 22 años…PATÉTICO) los recuerdo como un infierno, tanto dolor tanta pena, tantas pregunta sin respueta. Pasas de las preguntas a darles razón “claro, me hacen esto porque soy la tonta o fea, o imbécil o porque me lo merezco porque si hasta yoo me doy asco..Es normal qe me hagan esto!” y ahí entras ene l infiero puro y duro, cuando todo lo que ellos te hacen, lo justificas porque tú misma te odias y no te quieres. Con 13 añitos (vivo en un noveno) recuerdo que decidí acabar con todo, pero pensé en mis tres hermanos, en mis papás, mis abuelos.. El daño que ler haría esto y no lo hice, recuedo que me encerré en el baño a gritar llorar y a pegar al espejo. El amor que tengo a mi familia me ha slavado muchas veces, pensar en lo que ellos sufrirían si yo hiciera eso..Puff!!
    Recuerdo qu eme volví apagada, triste, silenciosa.El contraste era tan grande, yo la loquilla de casa, la niña saltarina, la charlatana, la que siempre estaba en sus tacones(por eso me hace gracia lo de tu hija) siempre he sido como me llamaba mi mami “torbellino de colores”… Y esa niña se convirtió, mejor dicho, la convirtieron, en alguien tan triste y sin querer vivir. no te imaginas, Núria. Que es esto, cuando no hay motivo para que nadie te haga nada. Ni aunque hubiera motivos alguien se merece lo que yo pasé. No sabes que es ahora siendo adulta, levantarse tantas mañanas y no verle sentido a nada, y mira q soy feliz, que soy otra vez yo casi al 90%…Como te dije, de bulling, nunca te curas, es algo que marca tu vida, tu forma d ser, q te cambia, mi adolescencia fue sufriendo bulling, esos años tan complicados… Fueron manchados de negro..
    Pasan de los insultos, de las “bromas”, a pegarte, a robarte cosas, a tratarte peor que,, con perdón, una mierda, y tú cada día más pequeña, cada día con más miedo, te acostumbras a vivir así, qué triste y qué dolor me causa escribir esto, con lo feliz que hubiera sido…. Y me da rabia que me robaran esos años de mi vida, jode, estuve muerta pero sin estarlo, sufriendo. Me apagaron, estaba en un túnel negro sin salida del que ni fuerza tenía para salir.
    Yo lo recuerdo todo como si hubiera pasado ayer y me sorprende estar viva contando todo esto. Ahora no creo que sea nada de lo que me hicieron creer, creo que soy una valiente, una luchadora, una guerrera que ha salido de algo muy difícil de salir. que cada día lucho por sobrellevar esa herida, por cerrarla. No tengo rencores ni odio. Sólo recuerdos que espero que con el paso de los años se vayan quedando atrás.
    Te digo Núria, que el bulling es un tema en el que todo el mundo se lava las manos, en el que la víctima pasa a ser el/la olvidado, en el que el miedo a que te hagan algo por si lo cuentas, no te dej actuar.

    Y sabes qué? el bulling me ha hecho más fuerte, más madura y con una experiencia que me ha ayudado a llevar otros problemas de la vida, como no ls hubiera llevado si el bulling no hubiera estado tantos años conmigo. Ahora valoro cada cosa, tengo muchos amigos a los que le encanto, tengo una vida que valoro cada pequeño detalle. Me gusta ser quien soy.

    Y para finalizar este texto… te djeo una canción que cuando la escuché, me recordó a mi situación. Hoy en día la puedo escuchar sin llorar :)

    “que nadie- manuel carrasco”

    https://www.youtube.com/watch?v=dseH6etLh1M

    • Marta 3 mayo, 2016 at 7:53 pm

      Que pena leer que suceden estas cosas, a mi como madre de dos niñas una de 15 y otra de 10 me da pánico que les pueda pasar esto, o que ellas causen esto a alguien, aunque las educo en el respeto y el ponerse en el lugar del otro….espero estar haciendolo bien, siento que sino he fracasado.
      Espero que todo quede atrás y encuentres la felicidad que te robaron

      • isa 3 mayo, 2016 at 11:18 pm

        Marta, es normal que exista ese miedo, eres buena madre :) . Pero es inevitable el sufrimiento de los hijos, nunca pienses que esto les pasará a ellas ;) .
        Y sí, la vida en muchos sentidos me ha devuelto la felicidad y esa niña que destruyeron. Es un manchón en mi pasado. Pero la vida es maravillosa cuando sales de ello y vuelves a vivir…Lo haces todo con más intensidad y más bonito :) Aunque como digo, pese mucho y haya muchos miedos inseguridades que espero que desaparezcan de mi vida pronto….Con los años… Ahora estoy viviendo todo lo que no he podido, mejor dicho, todo lo que no me han dejado! :)

  9. Lauselv 3 mayo, 2016 at 3:25 pm

    Desde luego a mi me da pánico. Es inadmisible el comportamiento de los acosadores y es más lamentable q haya adolescentes q hasta se suicidan. Repito me da pánico

    Un saludo

Deja tu comentario