Martes, 25 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

SOY TAURINO

admin 22 mayo, 2013 JUAN DEL VAL, OPINIÓN 53 comentarios
SOYTAURINO_SLIDERS

Es difícil argumentar los sentimientos desde la razón. Difícil y a menudo inútil, pero lo voy a intentar. Me gustaría dejar claro que estas líneas no pretenden convencer a nadie de nada, ni mucho menos es una justificación de mi afición al toreo. Ni me disculpo ni me justifico, faltaría más. A mí los toros me gustan, me apasionan, son parte de mi vida y me considero afortunado porque eso me suceda desde antes de tener memoria.
A mi padre le gustaban los toros, era un aficionado que solía ir a Las Ventas tres o cuatro veces al año, y a mi madre, que habitualmente le acompañaba, los toros le daban un poco igual. Yo soy el menor de tres hermanos. Mi hermana mayor es incapaz de ver una corrida porque le parece un espectáculo demasiado duro y mi hermano nunca ha ido a los toros ni ha mostrado el más mínimo interés por hacerlo. A él le son completamente indiferentes.
Sin embargo, a mí los toros me gustan antes de tener uso de razón. Me cuentan y recuerdo que desde muy niño me quedaba embobado viendo las fotos de toros si entrábamos en cualquier bar típico de Madrid en el que colgaran de sus paredes toreros antiguos, lances en papel color sepia, muletazos en blanco y negro… Yo, que era un niño bastante revoltoso de esos que no paran de moverse, podía pasarme una hora quieto y en silencio mirando aquellas paredes. Esa fascinación, ese sentimiento emocionado que sentía con tres años mirando una fotografía es el mismo que he sentido toda mi vida por el toreo. Naturalmente, el porqué de esa pasión es imposible de explicar y no pienso perder ni una línea en intentarlo. El que la haya vivido sabe de lo que hablo y el que no, no podrá entenderla jamás.
Con diez u once años mentía a mis padres diciéndoles que estaba en casa de algún amigo y me cogía solo el Metro hasta Ventas durante la feria de San Isidro para ver el ambiente cercano a la plaza. Alguna vez, pocas, podía comprar una entrada con dinero que iba robando del monedero de mi madre para sacar una andanada de sol y ver la corrida… Intento explicar con estos ejemplos que la afición a los toros puede ser algo bastante irracional y que por tanto puede atrapar a cualquier persona de cualquier condición, ideología, edad, nivel cultural o inteligencia. No hay reglas, no obedece a nada, es imposible describir con precisión el sentimiento que te produce el toreo. (A mí, tengo esa manía, nunca me ha gustado llamarle Fiesta.)
SOY_TAURINO_02Me hice mayor, claro, y a medida que crecía también iba siendo consciente de que aunque yo sintiera aquella pasión tan maravillosa por los toros, ese espectáculo tenía algunos aspectos muy discutibles. Al fin y al cabo, en una corrida morían seis animales en presencia de público. No es algo fácil de entender en un mundo civilizado, así que yo también comencé a hacerme preguntas sobre la legitimidad de aquello que a mí me producía tanta fascinación.
Me propuse conocer el toreo de manera profunda y a través de ese conocimiento creo, modestamente, que entendí mejor la vida. Con el toreo como hilo conductor descubrí en esencia al ser humano, sus contradicciones, sus limitaciones, sus pasiones, su crueldad, su sensibilidad, su violencia, su caricia, su capacidad de sentir y de crear, su incapacidad para explicarse, su relación con la muerte. El toreo ya no sólo era una pasión irracional para mí, sino la mejor explicación, la más pura representación de todos los componentes de nuestra existencia: miedo, belleza, dolor, sufrimiento, pasión, irracionalidad, inteligencia, éxito, fracaso, crueldad, sensibilidad y, por supuesto, muerte. Todo eso es el toreo, todo eso es el hombre, todo eso es la vida.

SOY_TAURINO_03

Respeto el sentimiento antitaurino, entiendo que alguien no pueda soportar la visualización de la lidia y muerte de un toro en una plaza. ¿Cómo no lo voy a entender? Sin embargo, me cuesta más comprender la simplificación que se suele hacer sobre lo que es el toreo, quedándose siempre en la superficie y por lo general reduciendo todo a “la muerte de un animal a manos de unos torturadores en presencia de unos cuantos miles de cafres insensibles”. Tengo experiencia en antitaurinos, creedme. Me he pasado décadas escuchando sus argumentos y la verdad es que me han aportado muy poco. Todos tienen un denominador común: no conocen absolutamente nada de la crianza en el campo del toro bravo y todos, sin excepción, tienen tendencia a la exageración para argumentar sobre el toreo. Además, algunos suelen instalarse en una especie de superioridad moral e intelectual respecto a los aficionados que a veces, lo reconozco, me saca un poco de quicio.
Os aseguro, desde ya, que nada más publicar este artículo varios antis comenzarán a insultarme y a hacer, como decía, comparaciones exageradas como que les gustaría verme a mí con unas banderillas clavadas en la espalda, a llamarme asesino o torturador y a desearme la muerte a mí y, por supuesto, a todos los toreros. Lo anticipo, porque siempre ha sido así y así seguirá siendo. Estoy acostumbrado, aunque sé que a pesar del ruido que hacen, son una inmensa minoría.
Esa gente no me interesa, pero no todos los antitaurinos son así. Los hay, y tienen todo mi respeto, cuya sensibilidad les impide entender un espectáculo en el que ven crueldad con los animales. A ellos no les pretendo convencer, ni siquiera quitarles la razón que llevan en parte, simplemente expongo que el toreo no es sólo eso, ni mucho menos. Les aseguro, aunque les cueste entenderlo, que los taurinos respetamos, amamos, admiramos y casi veneramos al toro bravo. Eso es así, se entienda o no. Aseguro que no hay ningún antitaurino que ame al toro bravo más que el ganadero que lo cría durante cuatro años. Por cierto, muchos de ellos sin obtener rentabilidad económica alguna, más bien al contrario. Advertí que no quería que estas líneas fueran un alegato de argumentos que justificasen una afición, pero no me resisto a apuntar el enorme valor ecológico que supone las dehesas donde se cría el toro bravo o de la vida tan digna que tiene ese animal hasta que parte rumbo a la plaza.
Son tiempos difíciles para el toreo y desde dentro habrá que darse prisa por instalarse definitivamente en el siglo XXI y regir este espectáculo con más inteligencia de lo que se hace. Los taurinos necesitan, necesitamos mucha autocrítica y tenemos toda la culpa de que cada vez seamos menos y estemos peor vistos. Pero de eso hablamos otro día. Hoy lo único que quería decir es que soy taurino. Lo digo ahora que tantos, y tantas, a los que he visto durante años en las plazas de toros se apuntan los primeros a la lista de antis y hacen artículos en contra de un espectáculo para el que pedían entradas de regalo para dejarse ver. Ahora que veo a algunos que niegan su afición en público por miedo a las críticas. Ahora precisamente es cuando quería decir que soy taurino.
Sí, soy taurino. Los soy porque quiero serlo y porque no puedo evitar serlo. Porque del toreo he aprendido valores como la honestidad, la verdad, la pureza y la entrega más que en ningún otro mundo. Porque en el toreo he encontrado personas maravillosas y amigos del alma, porque me ha emocionado más que ningún otro arte, porque me ha hecho llorar y reír y amar. Porque me ha hecho amar la vida. Soy taurino porque el toreo me ha hecho ser como soy.
JUAN DEL VAL

Compartir

Acerca del autor

53 Comentarios

  1. Begoñz 28 julio, 2013 at 10:25 pm

    No es por hacer la pelota a Juan pero me pasa como a él….No me gusta dar explicaciones del porqué me gustan los toros ( y tengo muchas, la primera porque me he criado entre ellos) ni tampo tratar de convencer a nadie de su existencia.
    Pero también tengo una gran contradicción: amo los animales y no soporto verlos sufrir.
    Siempre que asistía a una corrida no pensaba en que iba a ver morir un animal, y de hecho, antes sólo me fijaba en cómo entraba el estoque, pero conforme ha ido pasando el tiempo, algo en mi ha ido cambiando y ha provocado que en la plaza no pueda mirar a los ojos del toro en su momento final.
    Como algunos comprenderéis, esto para mi es rarísimo e intento justificarlo pensando que me he vuelto más sensible…
    No sé qué podríamos inventar para que este arte continue sin quitarle encanto, pero muchas veces me pregunto si no deberíamos adaptarnos al tiempo en que vivimos…

  2. Lena 25 julio, 2013 at 1:24 pm

    Soy antitaurina, y lo soy porque ADORO a los animales, verdaderamente los adoro. Y no puedo entender como alguien que presuntamente “adora” a un animal, puede disfrutar de que éste muera lenta y dolorosamente. Llamadme estúpida pero no lo entiendo. Y lo de que el que cría al toro lo aprecia… seriamente discutible, la verdad. Es como si tú ahora mismo aceptas que maten a tu mascota, a poca moral que tenga uno, eso no le parece correcto. Sinceramente deseo que algún día la humanidad merezca llamarse así, HUMANIDAD y deje de lucrarse con una actividad tan horrible como es el asesinato de animales.
    Un saludo.

  3. Karina 23 julio, 2013 at 9:02 am

    A los que critican a Juan o están en contra del toreo!

    Me parece que habéis sido un poco injusto/a al escribir, primero que nada Juan no ha ofendido a nadie expresando lo que siente acerca del toreo.

    Escribís y entre líneas se lee la rabia que lleváis dentro (que tal vez no TODA tenga nada que ver con el toreo, pero aprovecháis la oportunidad para dejarla fuera) y el sarcasmo que utilizáis, Olé!

    Pero bueno ahora tengo una pregunta para vosotros, Sois vegetarianos? Porque si la respuesta es NO, creo que deberíais retractártaros de todo lo que habéis escrito, porque sabéis de que forma matan a los cerdos, gallinas, coderos, etc, etc? Pero no pasa nada de cómo los matan (claro y encima como nunca lo hemos visto!), si al final es para comérnoslo a eso se llama sobrevivencia, pero esas gallinas las mayoría viven fatal en jaulas que apenas se pueden mover y al momento antes morir no tienen ni la mínima posibilidad de hacer daño a la persona que ejecuta la máquina que les mata!

    Yo no soy taurina y nunca he ido al ruedo, no estoy ni a favor ni en contra, me gusta la carne y la del toro de lidia la que más, está claro que cuando se termine el toreo, el toro bravo desaparecerá, y desde mi punto de vista y siendo bastante egoísta no me gustaría que eso llegara a pasar. El toro bravo tiene la mejor vida y luego tiene una muerte digna, porque al fin y al cabo la estrella principal en el ruedo es él y no el torero al menos desde mi punto de vista que vuelvo y repito del toreo sé NADA! Prefiero una vida y muerte como la del toro bravo, que la de la gallina :) y vosotros? ;)

    Ala y a vivir que son dos días!

    Un saludo,

    Yo

    P.S. Thanks Juan for such an amazing post xx

  4. Matahari 14 julio, 2013 at 4:27 am

    Respecto al comentario de Diego, no deja de ser la demagogia habitual de los taurinos. A ver si algún día entendemos de una santa vez que lo que estamos es en contra de matar con sufrimiento y por diversión, no de matar para comer. Es lógico estar en contra de la caza si se puede matar a un animal con menos sufrimiento, y que no estamos en contra será su percepción. También estaría bien que usted diera unas clases de biología un día y comparara el sistema nervioso de un toro (bien parecido al suyo, por cierto), con el de un pez o un molusco.

  5. Matahari 14 julio, 2013 at 4:22 am

    Yo como ser humano que soy me siento ofendida de que usted pueda decir que en el toreo se ve reflejada nuestra existencia. Se verá reflejada en la existencia de personas como usted, y a partir de ahí se entienden muchas cosas. Que no tiene que disculparse? Esa es su opinión. Que los antitaurinos somos la minoría? Eso no es lo que hay que preguntarse hay que preguntarse cuantas personas en España sí que son taurinas, sí que están a favor de los toros, para que mi hijo pueda ver en horario infantil como ustedes tratan a un animal como si fuera una mierda, para que este Gobierno les siga concediendo ayudas del dinero público que también es mío y de otra gente que puede no ser antitaurina pero que no les interesa ni les aporta “su fiesta” lo más mínimo. Me puede explicar que aporta el toreo a nuestra sociedad a parte de indolencia, y falta de empatía ante el sufrimiento? Cree que un niño que se cría viendo corridas de toros no se está familiarizando con el ensañamiento y la violencia? (véase usted y los que van a verle, que les parece lo más normal del mundo) Me puede decir por qué se lo hace a un toro y no se lo haría a un perro? Y por último, le agradecería encarecidamente que me explicara cómo puede tener la poca vergüenza de decir que ustedes aman a los toros, ustedes y los ganaderos que los crían para llevarlos al corredor de la muerte. Francamente se lo digo, no me gustaría ser amada por usted. Lo triste de todo esto es que ustedes ven en el mundo de los toros cultura por la misma razón que un musulmán diría que es cultura que una mujer no puede salir a la calle sin un velo: ignorancia, alienación, clasismo. Gracias a dios el mundo avanza por personas que saben ver otra realidad fuera de la basura que les han inculcado. A todos los taurinos les une un denominante común, nunca podrán explicar con un sólo argumento sólido por qué ven algo bonito y agradable en hacer sufrir a un ser vivo. Anteponen sus sentimientos o su concepto de la belleza al sufrimiento de un animal, y eso les hace frívolos y repugnantemente egoístas. Puede adornarlo y ponerse moñas, nada nunca debería poder justificar el amor por el sufrimiento y el ensañamiento. Y por eso ustedes se justifican tan mal siempre. Les compadezco, espero que sus hijos no sean como ustedes o que por lo menos a los míos no les toque vivir toda su vida en una España así de indolente ante el sufrimiento ajeno.

  6. Usagi33 8 julio, 2013 at 9:00 pm

    Hola, yo no apoyo ningun tipo de maltrato a un animal, ya sea las corridas de toros, corre bous, san fermines.No entiendo porque tenemos que maltratar a un animal y gozar con su sufrimiento de esa forma. Tu post me parece bueno, explicas tu sentir con argumentos solo una cosa porque tienen que medio drogar al toro, clavarle espadas y dejarlo medio indefenso antes de salir a “luchar” con el torero?. Me gustaria en todo caso que este enfrentamiento sea mas justo y no hacerle nada al toro antes de salir..

  7. Diego 30 mayo, 2013 at 6:02 pm

    ¡Grandísimo post! Reflejas tan a la perfección la persecución de los animalistas, no hay más que leer ciertos comentarios aquí escritos para comprobarlo. Yo también soy taurino, ni me justifico ni me disculpo. Soy taurino y a mucha honra. Por cierto, mira que nunca he visto una manifestación contra la caza o la pesca… y eso que en ambos deportes también mueren seres vivos, en el último de ellos lo hacen más de seis cada jornada, con un arpón atravesándoles la boca y axfisiados.

  8. lucia sagarraga 28 mayo, 2013 at 10:49 am

    OLE, OLE Y MÁS QUE OLE! Estoy totalmente de acuerdo en tu descripción por esa mezcla de sentimientos que transmite este arte que solo se siente si te dejas adentrar en todo lo que conlleva, que no son solo 6 toros en la plaza. Este mundo está lleno de pasiones,creencias,autenticidad, solidaridad, pureza y mucho, mucho amor por el animal. Soy amiga de gente que se dedica a este mundo, y son gente llena de carisma y aman por encima de todo, al toro.

  9. Paula 27 mayo, 2013 at 11:12 am

    Me parece un sinsentido de artículo… un intento retórico de justificar la muerte de un toro… una fiesta anclada al pasado, que saca lo peor del ser humano.

  10. Eva 25 mayo, 2013 at 6:27 pm

    Sólo una pregunta Juan…cuando tus hijos ven las corridas de toros en la televisión(o en la plaza, no sé) y te preguntan el por qué de hacerle daño a un toro, el por qué de encerrarle en un ruedo en el que corre nervioso porque no sabe lo que le espera, el por qué de clavarle banderillas, puyazos para que el animal pueda ser matado cuando está exhausto e indefenso por un torero armado con una espada? Sinceramente …qué les contestas? Y lo que es más importante? Ellos lo entienden o te miran horrorizados escuchando lo de “el toreo es un arte”..Lo siento, el toreo no tiene defensa alguna. Existe y punto, pero no nos hagan comulgar con ruedas de molino. Por fortuna dentro de cien años no existirá, la pena es que algunos no estaremos aquí para verlo. Por lo demás enhorabuena por vuestro blog me encanta y os sigo siempre.

  11. Ana Belén 24 mayo, 2013 at 9:54 pm

    Juan, enhorabuena porque a mi si me ha gustado lo que has intentado transmitir.

    Cuando sale este tema, yo suelo callarme. Soy taurina y no sé explicarlo tan bien como tu.
    No lo escondo, lo digo donde haga falta, pero no sé explicar una sensibilidad a algo. Como se explica lo que sientes al escuchar una canción??.
    El antitaurino siempre se agarra a la muerte del animal y ante eso insensibiliza al taurino. Nada más es discutible.
    Mi abuelo era muy taurino,y su hija, mi madre, puufffff, tendrías que ir a una corrida con ella. Tiene elegancia viendo los toros. Los siente, entiende y pienso seguir yendo con ella todo lo que pueda. Somos cuatro hermanas y mis otras tres más o menos pasan y, al revés que a ti, mi padre acompaña a mi madre pero no lo siente igual.

    Yo también SIENTO el toreo. Pues eso.

    Un saludo.

  12. Chitina Mulet 24 mayo, 2013 at 9:21 am

    OLE OLE Y OLEEEEEE!!!!!!!!

  13. Belén 24 mayo, 2013 at 8:58 am

    Nunca he escrito un comentario, soy bastante reservada y no pretendo convencer a nadie pues no me creo mejor que nadie. Me gusta como escribes, y siempre coincido contigo en casi todo, pero en esto no. Y la verdad es que entre todas las brutalidades que se cometen con los animales, los toros no es la peor de ellas, pero también está mal. Son mucho peor las granjas de cerdos, las explotaciones lácteas, los patos criados para foie, y los mataderos. Por alguna razón pensamos que tenemos derecho a matarlos solo por ser menos inteligentes, pensamos que no sufren, que no sienten, que no tienen interés por vivir. Una vez vi como separaban a una yegua de su madre después de vivir 4 años juntas y pude ver, oir y sentir el dolor de una madre al separarse de su hija para no verla mas. En ese momento me recordó la esclavitud. Y como son maltratados los animales que van a mataderos, golpeados repetidamente, torturados… y me pregunto, en qué lugar del cerebro del hombre o de su alma radica esa violencia, esa maldad. Supongo que el nuevo perrito os hará ver las cosas de otra forma, no hay nada como “convivir” (no tener) con un animal para hacerte mejor persona. Los toros no sufren estas barbaridades durante su vida pero no quieren morir. Y muchos dicen, pues si dejamos de matar toros, o cerdos de granja etc se extinguirían esas especies. Pues que se extingan! que sentido tiene una vida de sufrimiento. Solo es mi opinión, no creo que yo sea mejor que nadie, pero si creo que tendremos un mundo mejor donde todo esto ya no existirá. Y por favor, no comparéis una lechuga con un toro.
    http://www.youtube.com/watch?v=ZzvK5uLu7F0 Éste video es muy duro, pero informa muy bien. Es difícil empatizar con el animal cuando ves un filete en tu plato y este vídeo te descubre algo que nadie quiere ver. Un saludo a los dos porque me encanta vuestro blog y como sois.

  14. Juan G. 24 mayo, 2013 at 7:39 am

    Sinceramente nunca he tenido pasión por los toros, como que me daba igual, si acaso me atraía la parte “estética” del evento (Fiesta?.no sé) el colorido, la liturgia, la coreografia torero-toro…un día conocí a Juan del Val y empecé a comprender lo que puede significar el toreo como filosofia de vida para algunas personas.Admiro la pasión con la que explica los entresijos del toreo, me descubrió detalles que nunca imaginé…y comprendí que hay algo más allá que la propia lidia.Gracias.

  15. Elena 23 mayo, 2013 at 6:23 pm

    Sublime presentacion ! inmejorable manejo tanto de la forma como del contenido ( no sera mi caso pero espero hacerme entender que es lo importante ), asi como la eleccion de un escenario en el que el apoyo esta mayoritariamente garantizado. He llegado a leer que daba igual lo que dijeses, que les gustaban las formas (seria bastante gracioso y hasta puede que lo secundara si el fondo de esta cuestion no fuese tan espeluznante ).

    Por orden, comenzamos :

    Lo que a simple vista pudiera parecer un capitulo de una biografia, es la defensa mas inteligente,sofisticada y sutil, en su mayoria, que yo haya visto jamas del tore,manteniendo ya desde un principio bajada la guardia hasta al mas acerrimo de sus detractores usando el titulo “Soy taurino”. Que objetar ante un “SOY” ? pues eres… No es lo mismo que decir, el toreo es Arte, esto o lo otro, dejando la puerta abierta a la discrepancia.

    Pasamos a la fotos !
    Que belleza de animales ! precioso pase del torero frente a un animal sin banderillas ni picado !!
    Casualidad que no aparezca en ninguna de ellas lo verdaderamente censurable del toreo ? sera…

    Que decir del uso de la candidez de un niño con sus ilusiones, mas o menos influenciadas por las conductas no siempre sanas de los adultos, para darle otro toque bucolico a la escenificacion de la historia.

    Pasamos al toque espiritual terrenal de la obra (como ya dije te lo has currao al milimetro, para ellos quisieran los politicos un marketing tan elaborado )

    Y seguimos en la misma linea, quien puede negar que en la naturaleza humana hay “miedo, belleza, dolor, sufrimiento, pasión, irracionalidad, inteligencia, éxito, fracaso, crueldad, sensibilidad y, por supuesto, muerte” lo importante es lo que hacemos con todo eso. Con lo bueno disfrutarlo desde luego, siempre que se pueda, y con lo malo ? acaso permitimos comportamientos crueles hacia otros ? (que se den es otra cosa cuando no se pueden evitar, que no es este el caso) quien duda acerca de
    la muerte ? pero no hacemos todo lo necesario porque este paso sea dado de la mejor manera posible ?

    Entenderias por tanto, segun tu planteamiento, cualquier crueldad que te sea infringida por un ser superior y del que no tienes forma de librarte, NO? Es parte de la vida… (no me vengas ahora con que estoy amenanzadote ni nada por el estilo por favor ! como lo has hecho mas abajo con el tema de las banderillas ).

    Bueno menos mal ! Ahora ya la defensa es abierta.
    Muy bien sigamos pues, o sea, que la TORTURA de un toro con banderillas y picado es algo sin importancia si tenemos en cuenta que ha sido bien criado hasta ese momento y que el señor que lo torea lo hace con mas o menos “Arte”, que cinismo !! acusarnos de no saber los pormenores del mundo del toreo para no poder condenar la tortura a la que les someteis TODOS los que lo apoyais.

    No tiene desperdicio, ahora por la via del victimismo. No te voy a conceder la satisfaccion de insultarte, primero porque tengo tantos argumentos que no lo necesito, segundo porque al fin y al cabo vosotros podeis tener los gustos que querais, solo tenia que estar prohibido y tercero porque te haria victima y quitaria valor a lo que digo, y esta situacion no se lo merece. Jamas le desearia la muerte a nadie ni a un torero ni a un taurino, ni me considero superior ni moral ni intelectualmente, otro recurso mas con muy poco fundamento (algunas personas habra pero las minimas) que has utilizado para menoscabar la defensa del animal.

    ” los taurinos respetamos, amamos, admiramos y casi veneramos al toro bravo ” Dios les libre a ellos y a todo aquello que ameis asi, Venerandolos SOLO por el placer que os van a dar un rato en la plaza, lease cama o cualquier otro espacio en el que ameis asi.

    Y por ultimo, ya solo faltaba que la ECOLOGIA y la CONSERVACION de una ESPECIE se justificase pidiendo como pago la TORTURA de ese animal.

    Que lastima que no hayas encontrado mejores profesores de honestidad, verdad, pureza y entrega asi como amistades que NO tengan como base la TORTURA de un SER.

    Me entristece muchisimo y hasta me asusta ver como cualquier brutalidad, pueda hacerse ver como el mas candido de los actos con una buena manipulacion de los elementos e inmejorable puesta en escena.

    Un Saludo.

  16. Estefania 23 mayo, 2013 at 2:33 pm

    Bravísimo!! no me posiciono en un lado ni en otro, no he ido nunca a una corrida de toros ni tengo hoy en día la intención de ir pues no me llama la intención, sin embargo lo respeto. Respeto que haya personas, como tú, a las que le guste pues pienso que detrás de toda esa frase de “los toros sufren” se encuentra un gran trabajo y un respeto. Esos anti taurinos son una gran minoría pero no veas el ruido que hace, que si derechos del toro que si pobre animal, vale el animal sufrirá pero ¿derechos? si una constitución de derechos y obligaciones que tienen en el reino animal. En fin, se preocupan por defender lo indefendible y todo porque es el toro, seguro que muchos animales mueren con sufrimiento y no se preocupan por ellos porque no forma parte de la cultura española. Besos y espero no ofender pues es mi opinión.

  17. Nye1 23 mayo, 2013 at 2:11 pm

    Suscribo la irracionalidad de la afición taurina en el sentido de que yo lo soy y tengo dos hijos, uno con 13 años al que le he visto temblarle la barbilla a punto de llorar ( de pena se entiende) viendo una corrida y otro de 8 años al que le encantan y viene conmigo a la plaza, porque lo disfruta un montón. Me considero afortunada por tener en esta vida un motivo más de disfrute que aquellos que no logran apreciar nada positivo en el toreo y animo a ver el tema sin prejuicios políticos ( ya nos hemos quedado sin toros en Donosti) ni de otro tipo, dejando a un lado falsas progresías , que la merluza de pincho está muy buena y a nadie parece importarle lo que sufre el animal para morir. Lo que sí da pena es tener que matar animales tan maravillosos como el toro bravo en el matadero , por la crisis del sector, y eso no parece importarle a nadie!

  18. Irene 23 mayo, 2013 at 1:49 pm

    Por cierto en los mataderos nadie cobra entrada ni se hace espectaculo de una muerte lenta y cruel!!!! Es verdad que hay muchos animales en situaciones lamentables y espero la ley haga algo, pero no confundamos esos mataderos son para alimentaros no para un espectaculo de barbarie!!!!

    • Ara 24 mayo, 2013 at 2:54 am

      Si es verdad, nadie cobra entrada a la entrada de los mataderos… A los animales los matan porque sí, sin motivación económica ninguna, además se mata lo justo para comer, no se tira nada verdad? Venga hombre déjate de demagogias. Queda muy bien lo que dices, yo ni siquiera lo defiendo desde el corazón, lo defiendo porque hay mucha gente que VIVE del toro, a quien no le guste que no vaya. A mi me parece infinitamente más cruel como se trata a otros animales y te vuelvo a repetir nadie se manifiesta, por ejemplo seguro que te Tomás una tortilla francesa, de patatas… Verdad? Alguien ha pensado como están las gallinas día y noche con la luz encendida, las jaulas unas encima de otras con las patas atrofiadas de tenerlas en las jaulas por motivo de limpieza? Eso no te da lástima? Tienes razón no se paga por verlas, miramos a otro lado y nos ponemos morados de huevos. Podemos seguir con el foie, la leche y un largo etc…

  19. Irene 23 mayo, 2013 at 1:46 pm

    Lo siento Juan y demás, soy anti taurina hasta la médula e igual que tu nos intentas convencer de lo bueno del toreo yo siempre intentare convenzer a la gente de lo contrario.
    Completamente de acuerdo con la que dice “no puedo dejar de pensar que el último fin del toreo es ese, el de torturar hasta la muerte a un pobre animal, sin darle ocasión de defenderse”
    A los que dicen que es una tradición, deberían aprender un poco más de historia como para saber que afortunadamente hay muchas tradiciones que han desaparecido con el paso de los siglos, así como también afortunadamente cada año nacen de nuevas, eso es lo bueno de la historia y la evolución y yo el día que desaparezca la tradición de los toros y de cualquier otro espectaculo con tortura animal, seré feliz, muy feliz!!!!

  20. Eva 23 mayo, 2013 at 11:54 am

    No P., lo de vomitar no iba por ti.
    Pero sigo pensando que la palabra perseguir no me parece adecuada sea citada de otro texto o no.

    Y también expreso mi oponión sin faltar a nadie.

  21. Gorka 23 mayo, 2013 at 10:27 am

    Me a gustado mucho tu articulo. Sinceramente no soy ni tarurino ni antitaurino. Reconozco que tiene cosas buenas y malas y tal y como dices no hay que quedarse en la superficie. Digo esto porque no hay que olvidar algunas cosas muy importantes desde mi punto de vista. Las subvenciones que recibe el mundo del toro desde el ministerio de cultura y con la cual no estoy de acuerdo, al igual que yo marco la casilla de donar a la iglesia o a las ongs, en la declaración de la renta deberíamos tener derecho a elegir. La poca transparencia que tiene el mundo del toro económicamente hablando, dicen que pierden dinero…nadie trabaja perdiendo dinero, ganarás menos que antes pero ganas si no te dedicarías a otra cosa. El toro de lidia existe por el toreo eso es un hecho tan grande como la catedral de Burgos, como explotación cárnica no sale rentable mantener esas dehesas para criarlos, con lo cual sin el toreo los veríamos en los zoos que en comparación a las dehesas donde crecen parecen carceles. Para no explayarme mucho y por finalizar, si no te gustan las corridas de toros no vayas, yo no he ido a una en mi vida y por ello no soy ni mejor ni peor que el que si lo ha hecho. El mundo del toro tiene que evolucionar como tejido empresarial, eso está claro, tanto como que el toro de lidia existe para el toreo, guste o no guste.

  22. Ana 23 mayo, 2013 at 10:11 am

    Q decir..??, con tu permiso Nuria.., cada día me gustas más! :)

  23. Cisca 23 mayo, 2013 at 8:53 am

    Hola me encantan vuestros articulos,en algunos estoy de acuerdo y en este caso no,mi padre era un enamorado de los toros,siempre que podia iba he intentaba a mi hermano y a mi enseñarnos, en que consistia este “arte”,con nosotros deshaucio pues preferiamos ir al cine o la playa..
    No voy por ahi con letreros antitaurino,pero cualquier situación que conlleva,el maltrato con la finalidad de matar, no me gusta, y el toro no esta en igualdad de condiciones que el torero,porque mucho y poco algunas lecciones de mi padre me las aprendi,y en cuanto a la palabra tradición,mi profesor de la facultad de magisterio siempre decia también era tradición matar a los judios, y la historia al final tuvo la última palabra.Pero a pesar de no estar de acuerdo contigo, admiro tu tolerancia y por supuesto tu articulo al menos no es hipócrita.Un saludo

  24. Elhadadelacasa 23 mayo, 2013 at 8:52 am

    Siempre me han gustado vuestros post y me encantáis como pareja y viestros libros que lps he comprado todos y he leido varias veces y el carisma que tenéis. Adoro a tu mujer, perdona que te tutee, porque es una gran mujer y tu un gran hombre. Pero soy antitaurina y estoy en contra de cualquier tipo de maltrato animal. Respeto tu postura y tus gustos pero a mi no me gustan nada. Soy defensora de los animales y me encanta la cultura pero no esta de maltratar a un animal y que aún encima se aplauda y se celebré. Para mi eso no es una fiesta, más bien es una tragedia. Desde mi humilde opinión debería desaparecer por muy español que sea o que se quiera hacer. Por suerte muchos españoles no nos sentimos identificados con esta “tradición” más bien nos indigna. Seguiré leyendo vuestro blog pero me limitare a los post que no sean de tipo a maltrato animal, como es el del toreo. Un saludo. Pilar

  25. adnpol 23 mayo, 2013 at 8:26 am

    Te veía más listo.Has puesto el mismo ejemplo que todos los taurinos,durante años el toro vive como Dios. Y? Eso justifica ese tipo de muerte? Eso lo aplicaría a muchos humanos,les dejaría vivir como reyes durante 20 años para justificar que les voy a matar salvajemente…Si el toreo es el amor,la crueldad,el fracaso del ser humano? Porqué se refleja esos sentimientos en un animal.Mataros entre vosotros!! Para mi ser taurino no es ser precisamente de gente inteligente y civilizada. Si eres taurino,sólo decirte,felicidades.

  26. Judith 23 mayo, 2013 at 8:03 am

    Hola Juan. Perdona que te tutee, pero hace unos mesos Núria colgó una foto en Instragram de una plaza de toros (no sé si eran las Ventas, no lo recuerdo) y se formó un revuelo tremendo.
    A mi no me gustan los toros. Lo admito. No me han criado de esta forma y, además, no me gusta ver sufrir a los animales.
    Aún y así, como dije en Instagram aquel día, no seamos hipócritas. La mayoría de la carne que comemos procede de animales que han sido tratados de forma muy cruel, más de lo que podemos imaginar. Pero claro, como cuando vamos al supermercado lo vemos cortadito, envasado y fantástico, pues no pasa nada.
    Para más inri, en mi família hay personas cazadoras. Otro gran tema que me ha llevado a discutir con mucha gente. Pero en fin…
    Seamos más abiertos de mente y respetemos más. Al fin y al cabo, a nosotros también nos gusta que nos respeten!

    Un beso! Y genial post, aunque no comparta tu opinión :)

  27. Ara 23 mayo, 2013 at 3:42 am

    Hola a todos en especial a ti Juan. Lo he leído y me ha gustado mucho como lo argumentas, a mi se me da fatal… A mi no me gustan los toros pero no quiero que los prohiban ni que desaparezcan. Mi abuelo era como tu amaba los toros y cuando era pequeña me encantaba que me llevara, no por verlos, porque ni entendía ni le prestaba atención, era por ir con el, porque me comprara un refresco, llevar mi abanico, cuando me hice mayor fui a ver una corrida con mi novio, hoy mi marido y entendí que no sólo no me gustaban sino que no soportaba verlo, y mira que todas las tardes de verano la banda sonora de mi vida era la voz de Matías Prats. Péro yo no quiero que desaparezca porque crea que sea arte y todas las cosas tan bonitas que tu dices mi razón es económica, pienso en toda la gente que vive de ellos y no son las grandes figuras del toreo precisamente y me consuelo pensar que viven 4 años( yo creía que 5) libres y felices y si no queremos crueldad deberíamos de ser todos vegetarianos porque para crueldad los mataderos y nadie veo que se manifieste en sus puertas. Con lo que no estoy nada de acuerdo es con las fiestas de los pueblos en las que se utilizan a los animales, creo que en Cataluña hay unas cuantas… A mi abuelo tampoco le gustaban.

    • adnpol 23 mayo, 2013 at 8:28 am

      No es cuestión de ser vegetariano.Lo que no esta bien es la FORMA de morir que tiene el animal.

  28. mar 23 mayo, 2013 at 12:21 am

    Quería responder a una chica que ha dicho que si no se podría hacer el espactáculo sin muerte. Bien, pues en Portugal al toro se le torea pero no muere en el ruedo, eso sí el animal lo meten en los corrales y ahí le matan, es maquillar la muerte de un animal. Y como una vez escuché: Si el toro supiera que es toro, sería taurino.
    Quería comentar otra cosa, éstos días vi en los toros a Carmen Lomana y a Mario Vaquerizo en los toros, cosa que me sorprendió ya que creo q Mario Vaquerizo y su mujer Alaska hace un par de años dijeron que eran antis… en el plano del plus él salía apladiendo y diciendo “olé”

  29. Teresa 22 mayo, 2013 at 9:43 pm

    Grande este post! Comparto totalmente tu opinion como aficionada desde niña. Se echan de menos los toros en la television (no de pago).

  30. Lolasoylola 22 mayo, 2013 at 9:20 pm

    El principio del post me ha encantado, especialmente porque me encantan los toros, el torero, los toreros y sus valores, los San Fermines…y no me digan por que. No se nada de este mundo, no he sido educada en esto y sin embargo algo por dentro se me mueve cada vez que paso por Las Ventas. Reconozco q impresiona ver en la plaza como matan al toro, pero hay magia entre ese mundo y yo. Algo me atrapa.

  31. Tati 22 mayo, 2013 at 8:35 pm

    A mi el toreo no me gusta, primero porque no me gustaría ver al toro sufrir de esa manera y lo segundo porque no entiendo del tema.
    Se que se maltrantan muchos animales, porque no nos engañemos, casi toda la carne que comemos es de animales que mejor que no sepamos como viven porque si no muchos nos volveríamos vegetarianos… Pero yo no disfruto viendo sufrir al animal, prefiero ‘vivir en la ignorancia’.
    Me ha gustado tu post, no intentas convencer a nadie porque cada uno tiene su opinion, gustos y sentimientos y todos son respetables. Tengo un amigo que es taurino, ha crecido rodeado del mundo de los toros ,estudia veterinaria para poder cuidar de los toros en un futuro y la verdad es que oirle hablar de ese mundo me resulta apasionante (aunque no me guste), tu post me ha recordado a eso. Y os comprendo perfectamente porque yo desde que no tengo uso de razón madrugaba todos los días para ver los encierros de San Fermines y sigo haciendolo cuando no me puedo acercar a Pamplona a verlo en directo. Es algo que me encanta y no puedo explicar el porque.
    Asi que aunque yo no soy capaz de ver una corrida disfrutando de ella mas bien lo contrario, respeto al que le gusta y disfruta de ello.
    Un saludo

  32. Ana Rayo 22 mayo, 2013 at 7:54 pm

    Una proferora de literatura que tuve, maravillosa, nos explico muy bien la diferencia de escribir cualquier cosa o de ser un escrittor o un poeta…. Cuando tu leas algo y exprese en palabras lo que tú sientes pero no sabes describir… Ahí está la poesía, esa es la diferencia. Por eso haay que leer.

    Eres un POETA

  33. ELENA 22 mayo, 2013 at 6:51 pm

    Muy buen post. A ver si los anti taurinos son todos vegetarianos…

  34. Clara 22 mayo, 2013 at 6:35 pm

    Reconozco que no entiendo de toros porque nunca me he interesado en ello porque me duele ver sufrir a un animal.

    He de decir que como usted ha sido muy correcto me ha gustado su post, y he podido comprender un poco a los taurinos.

    Pero, ¿no podría haber arte en un enfrentamiento entre un toro y un ser humano (uno, que no varios) sin sangre?
    Un tú a tú en el que cada uno se luzca pero sin necesidad de clavar banderillas
    Creo que así todos podrían quedar contentos (repito que no entiendo de toros así que quizás la gracia esté precisamente en clavar las banderillas, no lo sé) pero si la cuestión está en el arte… podría quedarse solo en un espectáculo en el que un señor esquiva a un toro con unos cuantos muletazos bonitos. O, como leí un día en un libro, unos señores que hacen cabriolas artísticas saltando por encima de los toros para esquivarles.

    Un saludo

  35. Eva 22 mayo, 2013 at 6:13 pm

    Sonia, “el hecho” es con “h”

    Y eso que tú dices no tiene nada que ver con los toros…

    P. (que no das tu nombre, y será con razón).La palabra perseguir…la verdad, que muy normal no me parece.

    Pienso que la gente vomita sus opiniones sin tener ni idea de nada, pero se quedan tan agusto. Y si eso les sirve de desahogo me parece estupendo. Otros nos dedicamos a respetar la vida de cada uno y dejar que ellos sean lo que quieran mientras vamos a los toros.

    • P. 22 mayo, 2013 at 7:13 pm

      Eva, lo primero de todo, me llamo Paula, si quieres saber mi nombre.

      Lo segundo, la palabra perseguir no la he escrito yo. Bueno, si, pero en respuesta al comentario de More, justo encima del mío, y citando sus palabras, para darle mi opinión sobre algo que no comparto.

      No se si lo de vomitar sus opiniones sin tener ni idea de nada va por mi, y tienes razón en que puede que no sea una experta taurina, pero soy española y creo entender lo suficiente de toros como para poder afirmar rotundamente que no me gustan, y creo haberlo hecho respetuosamente. Si no te agradecería que me dijeras en qué he faltado al respeto para poder disculparme.

      Un saludo.

  36. Mariajesus 22 mayo, 2013 at 5:49 pm

    Que grande eres Maestro!!!!! Muy buen post . Te felicito. Me encanta cómo escribes.

  37. Eli 22 mayo, 2013 at 5:47 pm

    Yo tambien soy taurina, me apasiona todo lo que rodea a este animal. Un post muy bonito.

  38. Sonia 22 mayo, 2013 at 5:42 pm

    Yo soy completamente antitaurina para los toros de plaza, por el echo de la tortura que se le inflinge al animal (a ese y a cualquier otro), pero si me gustan los toros. Me explico con una recomendación: ven a ver los “bous al carrer” de cualquier pueblo de la Comunidad Valenciana en fiestas patronales (si no lo has hecho ya), particularmente te recomiendo los pueblos de la Marina Alta. Y verás otra forma del toreo. Saludos

  39. P. 22 mayo, 2013 at 5:12 pm

    Ante todo, enhorabuena por el post. Es la primera vez que escucho en este caso, leo) argumentos razonados a favor del toreo. Hasta ahora, siempre que hablaba con aficionados a esta tradición, intentaban justificarme la violencia con más violencia. (¿Que los toros son violentos dices? ¿Tu sabes lo que son los criaderos de ocas? ¿O lo que les hacen a las vacas en los mataderos?). Di que si, campeón, que así me vas a convencer.

    Me considero antitaurina. Sin embargo, siento decir que pertenezco al grupo de los que critican sin tener la más mínima idea de toreo. La mínima idea que se puede tener siendo española, me refiero. Es imposible ser español y que no sepas de qué va la historia. Y aunque es cierto que para criticar algo hay que molestarse primero en saber de qué se habla, es un tema que no me interesa lo más mínimo. Que me llamen necia, cerrada de mente o lo que sea, y probablemente tenga razón quien me lo llamen. Pero es que no puedo. ¡No puedo!

    Repito que me ha encantado el post. Sin embargo, hay algo que me ha desarticulado por completo: “…O de la vida tan digna que tiene ese animal hasta que parte rumbo a la plaza”. ¿Como que hasta que parte rumbo a la plaza? ¿Y después qué? ¡Que se tortura a un animal hasta que se muere en presencia de público, coño (con perdón)! ¡Y hay quien se lucra del sufrimiento ajeno (aunque sea animal)! Yo tampoco pretendo convencer a nadie de nada, ni deseo la muerte de los toreros, ni que te claven banderillas en la espalda… (WTF?) y aunque pueda dar la impresión contraria, no soy activista de Greenpeace ni nada parecido, es más, a mi los animales… ni fu ni fa.

    Simplemente, por muy válidos que me parezcan tus argumentos (que lo son) y por muchas cosas buenas que aporte el toreo (que me has descubierto al leer el post) yo no puedo dejar de pensar que el último fin del toreo es ese, el de torturar hasta la muerte a un pobre animal, sin darle ocasión de defenderse.

  40. Marina 22 mayo, 2013 at 5:07 pm

    Bien dicho, vive y deja vivir….y lo de “ahora teneis un perro??”, madremia, la gente xq no lee, sin toreo, los toros bravos desaparecerían, son criados para ello. Lo q me alucina es q la mayoría de la gente come carne de vaca, pollo, cordero…en fin….q si nos ponemos así, a mi me dan pena las lechugas, las cortan de raiz, cuando mas bonitas estan para comernoslas….demagogia total. No me importan tus gustos, me gusta como escribes, punto…un beso a la family..

    • Carlos 23 mayo, 2013 at 6:58 pm

      “sin toreo, los toros bravos desaparecerían”

      Entonces la solución para evitar la extinción del del lince es meterlo en una plaza y ponerle banderillas??
      No soy ni taurino ni anti, pero igual que los antis dicen comentarios estúpidos, ese es sin duda el argumento más tonto que puede decir un taurino.

      • Arturo 4 julio, 2013 at 10:43 pm

        Creo que no comprendiste el punto a tratar.

  41. laura 22 mayo, 2013 at 4:33 pm

    Me he emocionado. Ole, ole y ole.

  42. María 22 mayo, 2013 at 4:32 pm

    uuuuufffff…..que fuerte Juan,(permiteme que te tutee), la verdad que os leo, me gustan vuestros libros, vuestro trabajo, en fin, soys una pareja que se deja querer, pero lo de los toros me ha dejado chafada,yo soy antitaurina y me he criado entre toros, no te voy a meter un rollo antitaurino, pero me has dejado chafada total, de verdad, y ahora tenéis un perro??…. sin palabras….aunque te respeto completamente, cada uno hace sus elecciones,tiene sus pensamientos, sus sentimientos y hay que respetar, pero es imposible compartir lo de los toros, y ya te digo, me he criado entre toros.
    El ser humano es el ser vivo más terrible que existe en el planeta, lo destruye todo y se cree con derecho a hacer sobre lo demás lo quiera, eso no es así.
    Saludos.

  43. More 22 mayo, 2013 at 4:18 pm

    Los toros forman parte de mi cultura y adoro
    las tradiciones, no entiendo el porqué de esta persecución
    cuando se presume de tolerancia. Espero q el tiempo vuelva a poner
    todo en su sitio, mientras tanto, disfruta de esas tardes estupendas( espero
    q en el tendido de sombra) de tus ,seguro ,q más de una capea con esos
    amigos q te hacen sentir más cerca de esos valores tan buenos
    q nombras. ¡Óle tú!

    • P. 22 mayo, 2013 at 5:23 pm

      Disculpa, pero no estoy de acuerdo en lo de “no entiendo el por qué de esta persecución cuando se presume de tolerancia”. Entiendo tu postura, que sea parte de tu cultura, que adores las tradiciones y que los toros aporten cosas buenas como la que nombras más abajo, el disfrute con los amigos.

      Sin embargo, no podrás negar que los toros tienen una gran parte violenta y que haya quien no los aguante o incluso quien “los persiga”. ¿Por eso se es intolerante? Yo creo que no. Yo respeto todas las opiniones, incluso he aprendido a ver y valorar aspectos positivos del toreo gracias a este post y aportaciones como la que haces tú, pero pese a todo, los toros no me gustan. Es más, si de mí dependiese, los ilegalizaría.

      Un saludo.

  44. Eduardo Lozano 22 mayo, 2013 at 4:11 pm

    Los pelos de punta… Grande Juan!

  45. Lola Cortés 22 mayo, 2013 at 3:52 pm

    Bien por ti, Juan, has expresado tus sentimientos taurinos perfectamente. Yo no soy ni una cosa ni la otra, pero soy de las que piensa “vive y deja vivir”. Tal y cómo tú apuntas me ha dado mucha repulsión sentir a los antitaurinos dando a entender su superioridad intelectual respecto a los taurinos, como si lo de ser taurino significara tener un bajo cociente intelectual. Hay muchos tipos de arte que no entiendo y por eso no considero que los que lo realizan o aman sean personas inferiores intelectualmente.

    Un saludo

    Lola ( http://www.lolacortes.com )

  46. Teressssaaaa 22 mayo, 2013 at 3:47 pm

    Que gran post!!

  47. Julia Romero 22 mayo, 2013 at 3:23 pm

    Ooooooole!!

Deja tu comentario