Lunes, 29 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

¿HABRÁ GENTE?

admin 30 mayo, 2013 JUAN DEL VAL, OPINIÓN 45 comentarios
HABRAGENTE_SLIDERS

Me deja Nuria que me cuele en Los Tacones porque quería compartir un miedo que a menudo tiene cualquier persona que se dedica a una actividad pública. He vivido junto a ella, casi siempre acompañándola, pero también en primera persona en algunas firmas de libros ese miedo que hoy compartimos: ¿habrá gente?
No es por falsa modestia, pero en la mayoría de actos que ha presentado Nuria y en casi todas las firmas de libros que hemos hecho, por separado o juntos, ha habido bastante público, a veces mucho y otras el suficiente para que el evento se haya saldado con dignidad. Este mes hemos hecho un par de actos públicos para hablar de “Lo inevitable del amor”. Uno en Murcia y otro en Málaga. Han sido los dos últimos, pero por muchos que hagas siempre acudes al lugar de la presentación con ese miedo a que no haya nadie a quien dirigirte. Siempre es una incógnita porque no puedes saber lo que te encontrarás hasta que no llega el día y la hora. En estas dos últimas ocasiones hubo mucha gente, si bien en Málaga estábamos preocupados porque esa misma tarde el Málaga jugaba contra el Real Madrid y además si ganaba tenía la posibilidad de entrar en la Champion League. Son cosas que pasan y que es difícil de prever cuando se cierra una fecha para un evento. Menos mal que acudió bastante público y pudimos compartir un buen rato con ellos… Pero este post no es para hablar de los triunfos, sino de los fracasos, que también se producen y me parece honesto compartirlos con vosotros. No va a ser todo el “¡qué guapo soy, qué tipo tengo!”.
Recuerdo una firma de ejemplares un viernes por la tarde en un centro comercial en un pueblo a las afueras de Madrid. Cuando me propusieron esa firma en la editorial yo dije que sí rápidamente, pero al contárselo a Nuria ella me aseguró que no iba a haber gente. Me molestó la predicción, así que mantuve la firma muy a su pesar. Llegamos al centro comercial y en la puerta había varios carteles puestos con nuestra foto anunciando la firma. Además, desde el momento de atravesar la puerta comprobamos que estaban anunciando por megafonía nuestra presencia en la sección de libros. “Te das cuenta –le dije- hasta publicidad nos están haciendo… Nos vamos a hartar de firmar libros”. Ella se limitó a reducir el entusiasmo con un escueto “ya veremos”. Y vaya si lo vimos. Al llegar a la sección de libros había un cartel inmenso con nuestra cara, una mesa, dos sillas, decenas de ejemplares de nuestra novela, un cordón de seguridad para que la gente respetara el turno y hasta un guardia jurado pendiente de que el público no se aglomerase. Ese fue el único problema, el público. No había nadie. Y cuando digo nadie, estoy hablando con rigurosa propiedad. Nadie esperando a que le firmásemos la novela. Los clientes del centro comercial estaban haciendo sus compras, pero nuestra presencia allí no había levantado interés alguno. Las cosas como son.
Ese momento en el que la gente pasa por el pasillo del supermercado y ve allí a dos personas sentadas mirando al vacío. Ese momento en el que dos señoras se dan con el codo señalándote como si tú no pudieras verlas y dialogan entre ellas a un metro de ti como si no pudieras oírlas.
¿No es esa la de la tele?
Pues sí que me suena, sí.
¿Y el de al lado de barba?
El marido creo.
¡Pues no es tan mona!
Y él parece un poco gitano, ¿no?
Bastante.
¿Y qué hacen ahí sentados?
Que creo que han escrito una novela.
¡Como todos los famosos!
Y se van. Y ahí te dejan como un mono de feria, sonriendo y poniendo cara de persona amable. Estuvimos allí una hora y firmamos tres ejemplares… a tres dependientas de la librería que yo creo que se acercaron a nosotros por compasión.
Hubo otra firma también bastante esperpéntica, aunque en esa ocasión no estaba Nuria y el fracaso sólo se me puede atribuir a mí. Fue en la promoción de “Para Ana… de tu muerto”. Lo más incómodo de aquel día fue que era en la puerta de una librería importante de Madrid y yo estaba sentado detrás de una mesa con ejemplares de mi novela, pero con más libros de otros autores. La gente pasaba y miraba, pero todos los que se acercaron me confundían con el dependiente de la librería preguntándome por el precio de las novelas y pidiéndome recomendaciones. A una señora le recomendé la mía señalándola y me dijo textualmente que cómo se iba a comprar una novela con ese título de mierda. Tal cual. Ni que decir tiene que no firmé ni un solo ejemplar.
La última, no hay muchas más, que os cuento, al margen de los libros, fue una presentación que Nuria debía hacer a los directivos de una empresa en una feria de automóviles en Barcelona. Ella, como casi todos los profesionales de la televisión, suele hacer este tipo de presentaciones, “bolos” se llaman. En este caso una agencia de comunicación que organizaba el evento contrató a Nuria para dirigir unas palabras de presentación de no recuerdo qué estrategia de venta para no sé qué marca de coches. Todo tenía mala pinta desde el principio porque no era buena idea que la charla estuviera programada para la última hora del último día de Feria, cuando los directivos estaban ya con la mente puesta en otra cosa después de tres días de convención y teniendo por delante la noche del viernes antes de volver a sus casas. Creo que me entendéis. El caso es que hubo el mismo número de personas que el día de la firma del centro comercial: cero.
No suelen pasar estas cosas, pero cualquiera que se dedique a algo que dependa de que asista público sufre el miedo a que pase eso que os acabo de contar. Escritores en las firmas, actores en una representación, cantantes en un concierto… ¿Habrá gente?, menudo miedo a que no haya.
Por cierto, ¿leerá alguien este post?

Compartir

Acerca del autor

45 Comentarios

  1. Rafuky1 3 junio, 2013 at 11:03 pm

    Me has alegrado la madrugada … Jajajaj ohu que hartada a reír! :) )) En Klagenfurt no te preocupes que tendrás gente pa aburrir aplaudiendote en la Maratón!!:))

  2. ROCIO 3 junio, 2013 at 8:26 am

    Me ha parecido muy interesante este post. Que un personaje público también comente los fracasos, porque a veces parece que no se dan o que no existen. Y a la gente de a pie ( no famosa), le dan ganas de seguir adelante con sus proyectos, porque todos en algún momento de nuestra vida podemos fracasar cuando se trata de exponer algo al público en general.

  3. María José 1 junio, 2013 at 9:59 am

    Buen post!! Si esto lo multiplicas por plantear actividades en el mundo rural, donde ya, de por si, estamos poca gente, el resultado a veces es descorazonador. No obstante, por ser pocos, no somos menos importantes, y evidentemente los ratios de éxito de cualquier propuesta son mucho más ajustados.

    Saludos

  4. Maria 1 junio, 2013 at 9:32 am

    Jeje yo siempre os leo pero escribo poco…me ha gustado el post…muy humano

  5. Rocio 1 junio, 2013 at 12:35 am

    Normalmente no comento en los blogs, pero tengo que decir que me encantan tus post! Me gusta mucho el punto de realidad que les pones a los temas. Por primera vez y sin que sirva de precedente sigo a un personaje público en twiter ;-)

  6. Lucía Almenara 31 mayo, 2013 at 11:34 pm

    Igual que el día de tu boda…La noche de antes piensas: la gente se acordará q mañana es mi boda? O me bajaré del coche y no estará ni el tato??? Qué siiiiii claro q te leemos. Por lo menos yo os leo todos los dias!!

  7. Andrea 31 mayo, 2013 at 6:14 pm

    Me encanta cómo escribes Juan, cuéntanos un día por favor tu relación con el mundillo del periodismo, cómo entraste, sigo intrigada!!!!!! Estudio para ello y soy muy curiosa en ese sentido. Tardo en comentar el post porque estoy estudiando a tope!
    P.D. Haberme dicho antes lo del pueblo a las afueras de Madrid que yo hubiera ido encantada!!!!! No suelo ir a firmas de libros y esas cosas por miedo a esperar una cola interminable, tendré en cuenta el post para la próxima y arriesgaré! :)

  8. Sara 31 mayo, 2013 at 4:09 pm

    Lo he leido y ademas me ha gustado. Suerte en todo!!! Y buen fin de semana a los 2. :)

  9. Ruth 31 mayo, 2013 at 3:51 pm

    Claro que hay gente!! aunque no comenten, os leemos, y os seguimos…yo por lo menos y desde USA, en el ultimo culo del mundo! ;)

    A mi me animais el dia y me lo paso bien, asi que mission accomplished! xx

  10. Lorena 31 mayo, 2013 at 3:01 pm

    Quiero felicitaros por compartir cosas tan íntimas como las desilusiones con todos nosotros, seguid así.

  11. Mayte 31 mayo, 2013 at 2:39 pm

    Estamos aunque no comentemos, me gusta el blog y me gustáis vosotros, hacéis una pareja estupenda

  12. Iria 31 mayo, 2013 at 11:25 am

    Si.. Alguien lo leerá igual que lo hice yo, pero algunos/as no se atreverán a comentar!!

    ¿Habrá gente? esa es la misma pregunta que me hago yo antes de acudir a algún sitio “importante”; y si la hay, ¿qué tipo de gente habrá?, ¿qué ropa me pondré?, ¿cómo me peinaré?, y etc. Pero esa incógnita es la que a veces nos hace tener más interés por las cosas.

    Un saludo desde Galicia.

  13. anita 31 mayo, 2013 at 9:22 am

    Pues sí, alguien lo lee y agradece que también se cuenten este tipo de situaciones.
    Gracias.

  14. Ana Belén 31 mayo, 2013 at 6:42 am

    Cuando te expones públicamente, el riesgo que se corre, entre otros, es que te critiquen para bien o para mal. Que la gente vaya a verte o a que le firmes un libro, es una forma de medir lo que gustáis, pero no la única ni de forma definitiva.
    En mi caso, cuando fui a vuestra charla en Murcia, di algunas vueltas, ya que me gusta leeros y considero que sois una pareja muy completa y sana, sois un ejemplo sano a seguir. A mucha gente le da corte pedir aunque sea una firma y conozco mucha gente que no fue pero que os sigue. Hay mucha gente que os sigue pero es bueno ser humilde y tener esos nervios-ilusión por ver si vendrá gente. Un abrazo para los dos!

  15. Jerònia 31 mayo, 2013 at 1:11 am

    Ay Juan! Pues yo os estuve esperando en la diada de Sant Jordi en Bcn para que me firmaseis los 2 libros, con detallito incluido! Menuda tristeza me entró cuando me enteré que no podíais venir! Así que espero tener la suerte de que algún día vengáis a Mallorca, me firméis los libros y os pueda dar el regalito! :)

  16. Susana Ronchel 30 mayo, 2013 at 10:40 pm

    Yooooooooooo, yo lo he leido!!”"

  17. Silvia 30 mayo, 2013 at 9:29 pm

    Leo todos vuestros posts pero nunca escribo comentarios,la verdad que no tengo una razón para no hacerlo, pero la cuestión es que no lo hago.., pero hoy he hecho una excepción, porque acabo de leer el post y cuando he visto que no había comentarios, he pensado jajaj, no puede ser , justo en este post que nadie comente nada, y aquí estoy. Me encanta el blog, os veo muy auténticos. Nuria siempre me ha encantado, de hecho, el mejor piropo que me han echado en mi vida, fue un amigo mío que me dijo que me parecia un montón a Nuria Roca.Todo un placer! Enhorabuena a los dos

  18. Carol 30 mayo, 2013 at 8:44 pm

    Yo lo he leido! y es uno de los posts que más me ha gustado desde que os leo. Cuélate todo lo que te deje Nuria, que es un placer leerte por aquí. Saludos

  19. virginia 30 mayo, 2013 at 8:34 pm

    ¡¡Como no lo vamos a leer!!
    A veces tiene que ser muy frustantre, a pesar de que, millones de veces las firmas no son en ciudades más pequeñas y los que de verdad querriamos vuestro libro firmado no podemos tenerlo.
    Seguid asi! Adelante! con vuestros pocos fracasos y vuestros muchos triunfos!! A mi tanto la de la tele (Nuria) como el que tiene pinta de gitano (tu, Juan) me encantais.

    Gracias por vuestras novelas y este genial blog

  20. Melek 30 mayo, 2013 at 8:27 pm

    Te entiendo y tiene que ser muy frustrante, ese miedo es el que yo tengo el 17 de agosto hago una presentación de mi libro de recetas “el horno de Melek, postres para realizar en familia” me han invitado como cierre de un encuentro literario que se realiza en Montellano (Sevilla)y la verdad que estoy de los nervios y aún no ha llegado el día. Si a vosotros os a pasado que sois super conocidos a mi que no me conoce ni el vecino del quinto, no se que va a pasar. Un saludo a los dos

  21. Esther 30 mayo, 2013 at 8:21 pm

    Que razon tienes!!creo que todos pasamos por ese momento alguna vez,independientemente de la magnitud o importancia del evento…como cuando celebramos un cumpleaños o semejante,siempre tenemos en mente ese miedo al “fracaso”

  22. Yolanda 30 mayo, 2013 at 8:09 pm

    Pues si…alguien lo ha leído y comenta que sois muy valientes reconociendo que sois humanos y también teneis malos días en el curro.
    Ah! y q sepais que a mí me ha tocado hacer cola para que me firmarais vuestros libros. Espero veros en la feria del libro, para que me los firmeis para regalarlos.

  23. Nerea Ozcoidi 30 mayo, 2013 at 7:52 pm

    Ya no vais a tener un cero de comentarios por lo menos aquí estoy yo. Hay que tener un poco de ese miedo, ese gusanillo, nervios…forma parte del trabajo….un beso muy grande,
    habrá leído alguien mi comentario? :-)

  24. Elena 30 mayo, 2013 at 5:50 pm

    Tranquilo, al menos una persona lo ha leído, yo!!!
    Gracias por escribir tan bien!!!

  25. Estefania 30 mayo, 2013 at 5:01 pm

    Yo me lo he leído! jajaja y reído mucho con vuestras anécdotas. Se tiene que pasar mal al hacer un trabajo, querer compartirlo con el público y que este no se presente, pero bueno supongo que son pocas estas ocasiones. A mi me agobian las firmas de libros o de discos, la cantidad de gente que se suelen concentrar allí, si por mí fuese que solo fuera yo jajaja un beso

  26. Marta 30 mayo, 2013 at 4:54 pm

    Presente! Me lo he leido y me he reido! Sois geniales! Un beso

  27. Almudena Palma Cordoba 30 mayo, 2013 at 4:39 pm

    Juan me encanta como escribes!! Nuria tu tambien no te enfades jaja me he leido tanto los libros de Nuria sola como los de los dos, y Todos me los he leido en un dia!! No puedes parar!!! Y cuando descubri este blog me paso exactamente lo mismo. Es lo primero que hago todas las mañanas (bueno cuando hay post) mientras desayuno. Un besazo para los dos

  28. lucia pascual 30 mayo, 2013 at 4:30 pm

    Como siempre, fantástico post y acertado en mi caso… Los que nos dedicamos a la comunicación tenemos siempre el mismo temor. Organizar un evento por grande o pequeño que sea siempre conlleva el temor al fracaso. Tanto tiempo preparando, organizando todo para que luego la repercusión no sea la esperada. Y lo peor el cliente, el que tiene grandes expectativas y confia en ti, para que luego el resultado esté en una lotería que dependa de algo como el fútbol. En fin, me veo totalmente reflejada, siempre con el gusanillo de quien vendrá y si les gustará. Lo importante es cómo se hace, las ganas que se le ponen y el entusiasmo con el que se acomete cada proyecto. Con eso me quedo. Un abrazo Juan.

  29. Enedina 30 mayo, 2013 at 4:08 pm

    Sí.. me llamo como tu suegra, Nuria me lo confirmó. Me gusta leerte aunque en mayoría no estoy de acuerdo contigo, esta vez me has ganado que sinceridad y que valor para hablar de los días malos (NO FRACASOS)y saber que no por que tu esposa sea famosa tiene el éxito asegurado y reconocer que (como decimos en México no somos monedita de oro).

  30. Lola 30 mayo, 2013 at 3:10 pm

    Si, he leido el post!
    Firma: una fan de vuestra forma de escribir, de ver la vida, en definitiva de vosotros ;-)

  31. Ana 30 mayo, 2013 at 2:15 pm

    jajajaajj!!!! Lo siento pero me he reido mucho pensando en vuestra cara con las señoras comentando que si Nuria no es tan mona y que si Juan es un poco gitano… Creo que esas cosas hay que tomárselas con deportividad y pensar que si vuestros libros se venden tan bien y gustan tanto es por algo y que seguramente esos “vacios” se deben a otras circunstancias ajenas a vosotros!!!

    Y si, si hay alguien leyendo este post, aquí teneis a una lectora habitual, ;-)

    Un besiño!!!!

  32. Irene 30 mayo, 2013 at 2:05 pm

    Leído, y además no me puedo creer que os pasara eso!! qué horror!! Si venis a Granada,al menos, estaré yo!! ;-)

  33. More 30 mayo, 2013 at 1:27 pm

    Siiiii!!! Lo he leído!! Tengo todos vuestros libros y me encantaría
    que me los firmarais y poder charlar con visotros o si pudiera ,hacerme una foto , si lo hubiera sabido aquel día del centro comercial que estabais solos hubiera ido sin pensarlo!!. Nunca voy a las firmas porque pienso siempre que va a haber un montón de gente y que voy a esperar horas para q después me digan q ya no firmáis porq es la hora de cierre …pero no por falta de ganas!!!

  34. Mari 30 mayo, 2013 at 1:02 pm

    Pues si leemos los post y también vamos a que nos firméis y a escucharos, yo por lo menos si jiijijiii, pero hay gente para todo y hay días que son malos por naturaleza, así que animo que si que hay gente que os quiere. Un saludo.

  35. Mariajesus 30 mayo, 2013 at 12:39 pm

    Y tanto q lo leemos!!!! Espectacular el post!!!!!!

  36. Celia F. 30 mayo, 2013 at 12:02 pm

    ¡Leído! Genial, como siempre ;)

  37. Yolanda 30 mayo, 2013 at 11:58 am

    Pues yo fui a la de malaga y fue estupena, muy buena tarde y me firmaron mi libro, gracias por la tarde que pasamos.

  38. Elizabeth 30 mayo, 2013 at 11:53 am

    Sí, al menos yo lo he leído!! Me dedico precisamente a la organización de eventos y describes perfectamente los miedos a los que se enfrenta uno. Recuerdo un año en el que organizábamos una macroconferencia en un hotel lujoso de Madrid. Esa misma mañana en rueda de presa presentábamos a los medios el estudio que nos sirvió para organizar el evento de la tarde y que llevábamos gestando un año. A la rueda de prensa sólo acudió un medio. ¿Por qué? Porque esa misma mañana nos levantábamos con la noticia del fallecimiento de nuestro querido y grande Don Camilo José Cela. Te puedes imaginar los comentarios: “no se podría haber muerto otro día?”, “joer, nos ha chafado un año de trabajo”…etc. Aunque sabíamos que era un hecho histórico…en ese momento nos sentó fatal…Ya ves, como si el pobre Don Camilo lo hubiese hecho a posta! Un abrazo.

  39. Carmen@txingu 30 mayo, 2013 at 11:53 am

    JAJAJAJA Juan me parto contigo…..Eres la hostia!!!!!! Yo tengo la buena o mala suerte, depende de para que, de vivir en SALAMANCA, preciosa si, pero aquí no venis nunca, y para mi ir a Madrid, con un negocio propio es complicado, pero, me cago el la leche, yo no os hubiera dejado solos ni a ti tampoco….pero la verdad es que me pongo en tu lugar y si tiene que acojonar un poco pensar eso de Habrá alguien???? De todas formas que no decaiga que lo estais haciendo de puta madre!!!! Besos charros!!!!!

  40. ReyeS 30 mayo, 2013 at 11:49 am

    Buen post!!, ese miedo creo q es el mismo q puede sentir una persona que abre un megociot…entrará alguien??.
    Solo deciros q me encantaria que me firmarais los 4 libros q tengo vuestros así que os espero en Asturias ;)

  41. Eva 30 mayo, 2013 at 11:46 am

    Pues muy sincero de tu parte el contárnoslo, se agradece.
    El fracaso es parte de la vida, todos toditos todos que llevemos cierto tiempo rodando por este mundo, nos la hemos pegado no una sino varias veces.
    Es bueno echarle humor, sí. Decir, al menos nos podemos reir.

  42. Lola 30 mayo, 2013 at 11:39 am

    Yoooooooo! siempre! me encantais los dos!

  43. Nur 30 mayo, 2013 at 11:26 am

    Sí!!!! Aquí estamos!!!! Y seguro que no eatán todos los que os leen!!! Está muy bien compartir estas experiencias, sobre todo para esa gente fea, que se cree que sólo saboreáis mieles… Ellos dibujarán, quizá, una media sonrisa, yo me levanto para aplaudiros y felicitaros, por vuestro trabajo y por compartir vuestros pensamientos y vivencias. Se ha de ser muy grande para hacerlo!

  44. Carla 30 mayo, 2013 at 11:17 am

    Me ha encantadom este post!!!!!!!!!!!! Bravo por explicar los fracasos, no todo el mundo los cuenta, y si los cuenta siempre le pone un poquito más de salsa

  45. Inma 30 mayo, 2013 at 11:11 am

    Así es la vida, una de cal y otra de arena, eso también nos hace ver la realidad, que las cosas nos son fáciles, y que puedes gustar o no, y que un día tendrás éxito y al otro no. Lo importante es seguir adelante. Los miedos se superan. Gracias por el post, os hace mas humanos, jejejeje

Deja tu comentario