Lunes, 01 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

PAREJAS DE FIN DE SEMANA

admin 13 agosto, 2013 NURIA ROCA, OPINIÓN 13 comentarios
PAREJASDEFINDESEMANA_SLIDERS

Hoy quiero haceros un montón de preguntas, las dejo para el final del artículo de la semana pasada en la revista Grazia. El Debate está servido, ¿qué opináis?

20130813-101526.jpg

Leo la noticia que nos cuenta esta revista sobre el excelente momento por el que, al parecer, atraviesa la relación entre Jennifer Aniston y Justin Theroux. Esta especie de nueva “luna de miel”, según esta información, tiene que ver con una separación forzosa por motivos laborales que les obliga a verse sólo los fines de semana. Él haciendo televisión en Nueva York y ella rodando una película en Los Angeles: casi cinco mil kilómetros de distancia y más unidos que nunca.
Este caso nos invita a una reflexión sobre los inconvenientes y las ventajas de este tipo de relaciones de fin de semana y más en estos tiempos de escasez de trabajo en los que hay que ir a buscarlo allá donde esté. La verdad es que estamos acostumbrados a que nuestra relación de pareja sea de siete días y que cada separación sea una excepción en el tiempo que pasamos juntos. Así ha sido tradicionalmente, pero habría que poner el foco en las ventajas que puede tener verse sólo un par de días de cada siete. A veces, reconozcámoslo, por mucho que nos guste o queramos a nuestro chico echamos de menos el echarle de menos. Esas ganas de tener ganas, que se van perdiendo cuando todo está siempre al alcance de la mano. Es más difícil ponerse guapa para el chico al que quieres si le ves todos los días. Sí, ya sé que debemos cuidarnos para nosotras mismas, pero no se puede negar que nos encanta la emoción de gustar al otro y esto es más difícil si ese otro siempre está al lado.
Posiblemente la distancia física haga más complicado el compromiso, nos haga demasiado celosos de nuestro espacio, más egoístas y existe el riesgo de que, como dice el bolero, la distancia sea el olvido.
No creo que tenga que ser así. Cada pareja es única y no hay recetas comunes que le sirvan a todo el mundo. Lo mismo que a una le va bien, puede destruir a otra. Si bien, hay una estadística que se repite año tras año que refleja el aumento de demandas de divorcio justo después del verano cuando las parejas han pasado juntos más horas de lo habitual. Ventajas e inconvenientes hay en cualquier tipo de relación: pasar juntos demasiado tiempo pone en evidencia nuestra parte más fea y nos quita tiempo para cultivar otras parcelas importantes de nuestra vida como las relaciones de amistad o de familia. Estar demasiado tiempo separados puede impedir un proyecto real de futuro y no experimentar esa parte tan maravillosa de una relación que consiste en que el otro esté justo cuando le necesitas. Es evidente que hay debate. ¿Cómo es tu relación? ¿Podrías soportar estar con tu pareja sólo de fin de semana? ¿Te agobia verle todos los días? ¿Es posible construir un equilibrio entre los dos extremos? Ya no hay parejas tradicionales, cada una tiene sus reglas y no las hay mejores ni peores. Según cuentan a Jennifer y a Justin la distancia les ha unido más que nunca. ¿Es esto una contradicción? Personalmente creo que no lo es. Opinad vosotros.

Compartir

Acerca del autor

13 Comentarios

  1. rehabilitacion de fachadas 30 septiembre, 2013 at 9:33 am

    Yo no estoy de acuerdo con lo aqui reflejado, pienso sinceramente que hay muchos matices que no han podido ser tenidos en cuenta. Pero valoro mucho vuestra opinion, es un buena web.
    Saludos

  2. María 3 septiembre, 2013 at 10:45 pm

    Cada pareja es un mundo porque no hay dos personas iguales y por tanto no puede haber dos parejas iguales, lo que a unas les funcione a otras quizá no. Lo único que tienes que tener claro es que lo que haces lo haces porque es lo que te deseas y es lo que te hace feliz.
    Yo llevo una relación de “fin de semana” e incluso de “una vez al mes” desde hace tres años. Yo estudiaba en una ciudad y el vivía en otra y cuando nos conocimos (hace ya cuatro años y medio) ninguno de los dos pensamos que a día de hoy haríamos todo lo posible por estar juntos, pero en nuestro caso la distancia nos unió tanto y nos permitió conocernos tanto que además de pareja somos el mejor amigo que la otra persona puede tener.
    Con ganas e ilusión algún día la distancia será el olvido, pero porque olvidaremos lo que es estar separados.

    Gracias Nuria por este blog y por todos tus libros. Sigue contagiandonos estas dosis de optimismo

  3. Nisi 14 agosto, 2013 at 10:29 am

    Yo estoy de acuerdo contigo: cada pareja es diferente y lo que funciona a unas no funciona en otras. Creo que si hay amor, una pareja puede ser capaz de enfrentarse a las circunstancias que se le presenten, sea una distancia, una enfermedad o lo que sea. Eso sí, hay que ponerle ganas e ilusión. Lo que me parece de cobardes es no intentar algo por la distancia. A mí me ha pasado ya dos veces y me parecen excusas ridículas, la verdad.

  4. César García,alias Slictik 13 agosto, 2013 at 4:35 pm

    Un saludo muy afectuoso. Aparezco por aquí por la sencilla razón de que he disfrutado mucho este verano del libro “Sexualmente”. El sexo sigue siendo nuestra asignatura pendiente. Es curioso pero si hay un tabú que seguimos arrastrando desde la época de las cavernas al siglo XXI es precisamente ese. Milarepa, mi personaje, un sabio monje budista, está desarrollando en mi blog “El guerrero impecable” la teoría de la vinculación. Si es cierto como cree el budismo que todos estamos interconectados y que la separación y el individuo es un engaño generado por el velo de Maya, el hecho de que el sexo siga siendo el mayor tabú en nuestra sociedad tiene sentido. La vinculación sexual es muy fuerte y no es fácil asimilar sus riesgos. Huimos de vincularnos a todos los niveles y en todos los sentidos porque eso supone trascender nuestro “yo”, nuestra individualidad y lo vivimos como una aniquilación de nuestra personalidad, creemos que vincularnos es erosionar nuestra individualidad y no existe mayor temor que caer en el abismo de la no existencia.

    Como escritor aficionado que no ha conseguido aún publicar un libro pero que subo mis textos a Internet, en distintos blogs y modero el área literaria de una página dedicada a la fotografía y que toca también otros temas, como la literatura, sé muy bien lo que un autor agradece que alguien le comente que ha leído algo suyo,le haya gustado o no. En este caso debo decir que sí me ha gustado, sobre todo por el sentido del humor. También he intentado unir humor y erotismo en una especie de novela-culebrón que titulo Diario de un gigoló. En ella me he limitado a dejar volar mi imaginación, uniendo sexo y humor, ya que mi experiencia erótica es lo que es. Estoy convencido de que la mejor forma de tratar el sexo es con humor y eso lo hace muy bien Nuria en su libro. Soy un gran admirador de Henry Miller, a pesar de la misoginia que exudan sus novelas, aunque me temo que le faltan a todas ellas un más intenso y profundo tratamiento humorístico. Miller es un escritor poderoso y con una cierta perspectiva humorística de la vida y del sexo, pero no suficiente para que su tratamiento del sexo consiga ponerlo en su verdadera perspectiva. No hay mucha literatura erótica que merezca la pena, por eso se agradece el esfuerzo de Nuria, hilvanando unas historias tan naturales como divertidas.

    En cuanto a la vitalidad de la pareja moderna, por experiencia propia sé muy bien que la vida en pareja es una de las aventuras más arriesgadas y difíciles que puede emprender un ser humano, pero merece la pena. Como dice Milarepa, mi personaje, si antes o después vamos a terminar todos muy juntitos en el Gran Todo, mejor que nos vayamos preparando, porque las islas no existen, todos formamos parte del Gran Universo. Un saludo.

  5. Afri 13 agosto, 2013 at 2:57 pm

    Yo conocí al que hoy en día es mi marido en un viaje de trabajo. Trabajamos en la misma empresa pero en aquel entonces vivíamos en países distintos. Como os podréis imaginar la relación era a distancia por aquel entonces, y hoy en día, después de 8 años juntos (5 de casados) sigue siendo, por rachas, una relación de fines de semana debido a nuestras obligaciones laborales.
    La verdad es que el primer año fue complicado, más que nada porque no nos lo tomábamos mucho en serio (como tomar en serio a una persona que vive a miles de kms de distancia y a la que ves un par de findes al mes) pero la verdad es que una vez superado un par de rupturas y darnos cuenta que los sentimientos eran más fuertes de lo que pensábamos, todo fue bastante bien.
    El no verse todos los días tiene ventajas y desventajas. Una de las grandes ventajas (en mi opinión) es que no caes en la monotonía. Mis amigas envidian que, después de tantos años, sigamos teniendo una relación como de novios. Cuando nos vemos después de estar separados es como una fiesta; salimos en plan cita, nos podemos tirar horas en el restaurante charlando como si fuera el principio y nos estuviéramos conociendo, estreno ropa interior, etc…
    Hay veces que coordinamos los viajes y quedamos el fin de semana en algún país intermedio, y es de lo más romántico y especial.
    Pero claro, este tipo de relación para personas que son algo celosas o dependientes puede hacerlas bastante infelices, y, una de las grandes desventajas, es que es complicado el plantearse el tener hijos.
    Tal y como comentas Nuria, ya no hay parejas tradicionales, hoy en día cualquier tipo de pareja es aceptable mientras los dos involucrados estén de acuerdo y sean felices. Es un poco el todo vale y yo estoy completamente a favor.

  6. Judith 13 agosto, 2013 at 2:46 pm

    (Perdón, que se ha cortado)
    De todas formas, muuucha distancia y la imposibilidad de verse (conozco alguna historia cercana) puedem hacer que tooodo se rompa.

  7. Judith 13 agosto, 2013 at 2:44 pm

    Hace más de 2 años que estoy con mi chico. En ese momento, yo estudiaba a 100km de nuestra ciudad. Y aunque sea poca distancia comparada con la de Anniston y su pareja, tenía “su punto”. Ahora estamos en la misma ciudad y aunque todo funciona, reconozco que era divertido. Cuando hay distancia, hay mucha ilusión por verse. Te pones guapísima porque sabes que se le caerá la baba cuando te vea. Aprovechas el tiempo porque sabes que es oro. Y mil cosas más que, a pesar de todo, si te lo tomas bien Y CON GANAS, hacen que todo sea divertido.
    De todas f

  8. efy 13 agosto, 2013 at 1:47 pm

    Realmente la mia siempre ha sido a distancia solo nos vemos los fines de semana y vacaciones o días de fiesta. Siempre ha sido asi por motivos de trabajo y de estudios y no va mal para ser ya 5 años juntos.

  9. peluchi20 13 agosto, 2013 at 12:07 pm

    Nunca te puesto un comentario pero hoy el tema me toca la fibra, ya que yo soy una de esas parejas q se ve los fines de semana.Llevo dos años cn mi novio y solo viendonos los fines de semana yo soy de la capital y el vive en un pueblo.
    A veces me parece raro pero ya me acostumbrado no creo que por una pareja se vea 24 horas se quiera mas creeo q sta el hecho de la convivencia cuando eres joven una pareja necesita verse menos ya habra tiempo de convivir 24 horas.

  10. Sofia 13 agosto, 2013 at 9:39 am

    Yo tuve una pareja de fin de semana … y al final, se acabó.
    La distancia se cargó la relación y era imposible que uno de los dos se mudara a la ciudad del otro … uno por motivos laborales, otra por motivos familiares …
    Ahora vivo con mi chico desde hace 3 años, y la verdad, hay días en los que añoro estar en mi casa solita, pero creo que no sabría estar sin él más de un par de días ..
    Definitivamente, me quedo con pareja a full time! ;-)

  11. Esther 13 agosto, 2013 at 8:40 am

    Con mi novio a un mes de irse de Erasmus, lo que espero es que, efectivamente, sea algo que nos una aún más. Estamos atravesando uno de los mejores momentos de nuestra relación y creo que este año nos va a venir más que bien. Confianza hay y ganas de compartir nuestro futuro más. Me aburre la gente que se agobia por las distancias y mucho más la que deja a su pareja por un Erasmus. Me parece envidia y egoísmo. Así que desde aquí, disfruta tu año, bombón!

    Gracias Nuria!

  12. lilicabello87 13 agosto, 2013 at 8:35 am

    Yo también creo que la distancia puede unir, siempre y cuando con moderación!! Yo estoy acostumbrada a estar cada día con mi pareja y me encanta, pero tenemos nuestros días de estar él con sus amigos y yo con los míos. Creo que es bueno vivir experiencias por separado para luego contarlas al llegar a casa.
    Nuria soy nueva en este blog y me encantaa!!! Enhorabuena!!

  13. Jen Silouette 13 agosto, 2013 at 8:34 am

    ¡Buenos días!
    personalmente me parece muy interesante tu reflexión y me uno a tí en pensar que cada pareja tiene su propio manual del “amor” y que lo a unos les funciona a otros les destruye. pero es normal, porque todos somos diferentes y cuando encontramos a nuestra “media naranja” , aunque sea un polo opuesto debemos de tener lazos comunes y esos lazos son los que determinan esa relación.
    A Jennifer y a Justin seguró que le irá mejor porque son personas que dedican mucho tiempo a su faceta profesional y este tiempo separado les viene bien para seguir realizándose y tener además el amor. Una pareja que creo que es todo lo contrario son Ryan Ryanolds y Blake Lively. Ellos buscan más la parte familiar de la pareja y aunque no renuncian a su trabajo, si que hacen por estar constantemente juntos.

    Yo personalmente, necesito el apoyo de la pareja en directo y no solo telefónicamnete ;-) , pero si que podría optar por un 4-3 o 5-2 (días en pareja-días sin pareja) jeje.

    Un besote enorme y que pasen un buen día.

Deja tu comentario