Miercoles, 28 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

QUERIDO PESIMISTA…

admin 14 octubre, 2013 JUAN DEL VAL, OPINIÓN 16 comentarios
QUERIDO_PESIMISTA

Los pesimistas sois enemigos muy poderosos. Lo sois porque tenéis razón y no se os puede rebatir con facilidad. Llegamos nosotros con ganas de verle color a la vida y os encontramos enfrente asegurándonos que las cosas no van a cambiar. Nos explicáis que en el mundo hay dos bandos: el de los poderosos, a los que siempre les irá bien, y los demás, que nos irá como a ellos quieran. Y a ver quién os contradice…
Los pesimistas creéis tener una superioridad intelectual sobre los que no lo somos. Nos llamáis inocentes, ilusos, ingenuos, nos aseguráis que no entendemos lo que está pasando. Nos bombardeáis con argumentos incontestables sobre lo que nos roban los políticos y los bancos y nos abrumáis con datos y cifras que explican lo mal que va todo. Y nos venimos abajo porque no podemos llevaros la contraria y a cada palabra vuestra vais ganándonos la partida dialéctica. Os venís arriba, irremediablemente. Y nosotros nos quedamos con cara de tonto durante un buen rato.
No, no y no. No pienso dejarme. Meteos vuestro pesimismo por donde os quepa y deseo que os de gusto según os va entrando toda la enorme razón que tenéis. No os hago más caso, sois vosotros los que impedís realmente que las cosas cambien. Sí, soy un ingenuo y pienso seguir siéndolo porque tengo ganas de serlo. Tengo ganas de construir, de reírme, de crear. Qué le voy a hacer.
Soy muy crítico con todo lo que me rodea, pero no puedo pasarme todo el día recopilando argumentos para no intentar cambiar las cosas. Yo no puedo cambiarlas todas, ya lo sé, pero puedo levantarme cada mañana intentando ser un poco mejor.
Querido pesimista, te pido que no me jodas más con tu amargura, ni con tu razón. Que sí, que la tienes, pero me da igual. Toda para ti.
Además, no te creas que que soy tan tonto. Aunque me pase mucho tiempo soñando, a veces estoy lo suficientemente lúcido como para ver con claridad la realidad. Y la tuya, perdona que te diga, es que tus argumentos irrebatibles son excusas para no moverte. Sí, la razón que posees es una coartada para no vivir, porque no te atreves. En el fondo eres un cobarde, lo sé. Y tú también lo sabes… Además, a pesar de todo lo que está pasando, sois minoría. Me caes mal, lo reconozco.
Atentamente.
JUAN DEL VAL

Compartir

Acerca del autor

16 Comentarios

  1. Alfonso Bravo 9 enero, 2015 at 8:09 am

    Buenos días, Juan del Val; soy pesimista y quería pedirte perdón por vivir. Al contrario que a ti, a mí no me molesta tu optimismo por muy ingenuo que sea ni me hace feliz la infelicidad de los demás. Soy pesimista y lo asumo y cargo con ello como con una naríz larga, los lunares o las canas. No sé a qué clases de pesimistas conoces tú o si, simplemente generalizas, porque al igual que yo no estoy todo el puto día viendo el lado más desfavorable de las cosas, me imagino que tú no estarás todo el santo día viéndolas de color de rosa y que en alguna ocasión lo verás todo negro o muy gris por muy optimista -iluso- que quieras ser. Como decía Hernández “yo sé que ver y oír a un triste enfada” pero yo no intento contagiarle mi pesimismo a nadie ni convencer a nadie de que las cosas no pueden -no van a- cambiar. Y no se trata de tener razón -como tú dices- ni de metérnosla por donde nos quepa -supongo que has estudiado en un colegio de curas y te queda algún trauma- porque si bien es cierto que yo puedo ver la botella medio vacía y tú medio llena, el contenido es el mismo. En fin, que me alegro de que seas optimistamente feliz o felizmente optimista, que tanto da, pero por mí también te lo puedes meter por donde te quepa y disfrutar centímetro a centímetro o no. Un saludo.

  2. guillermo grandal alonso 1 agosto, 2014 at 6:16 pm

    juan nunca se es pesimista siempre en la vida, ni nunca optimista de por siempre, hay distintas fases de la vida, en la que uno después de haber sido muy pesimista puede dar un giro radical en su forma de ser
    un saludo chaval

  3. Laura 2 diciembre, 2013 at 9:13 pm

    Comparto tus palabras. Estoy cansada de tanto pesimismo. Me preocupa la situación en nuestro país, pero siempre he creido que en mi día a día no están todos esos políticos ni nunca vendrán a preguntarme qué necesito. Como lo que necesito es estar bien con lo que hago y eso depende de mi, me preocupo por ello y por intentar cada día ser mejor persona y ser mejor profesional, que eso también repercute en los demás.

  4. Marisa 18 octubre, 2013 at 6:27 pm

    Bravo, Juan del Val, a mí también me caen mal los pesimistas….tres hurras por un mundo sin ellos!!!

  5. Ariadna 14 octubre, 2013 at 10:33 pm

    Perdonar las faltas de ortografía, el corrector ya sabéis…

  6. Ariadna 14 octubre, 2013 at 10:29 pm

    Trabajaba como secretaria de uno de esos todopoderosos banqueros pesimistas que han jodido el país, trabaja dándolo todo, dejándome la piel en el trabajo y las lágrimas en el tren de vuelta a casa por el maltrato psicológico que recibía para que así al llegar a casa mi marido no pagase los platos rotos del maldito prepotente.
    Ahí yo era pesimista,muy pesimista, lloraba-trabajaba-lloraba…tenía que aguantar las cosas estaban muy mal, ya sabéis…
    Una noche recibo la llamada de mis padres para decirme que lleve a mi padre al hospital porque se encuentra mal, tras 9 horribles horas de incertidumbre en quirófano envío un email al todopoderoso pesimista para decirle que no voy a trabajar porque mi padre está en la UVI muy grave, su respuesta fue: No me incumben sus problemas, yo que usted vendría a trabajar. Obviamente no fui.
    Cuando regresé al trabajo me encontré con la carta de despido, la indemnización fue un pastón por improcedente, a ellos que más les da, el dinero no es suyo, y yo me fui a casa,llorando en el tren como todos los días, pero esta vez fue de felicidad, lloraba y reía, me había quitado una losa que llevaba desde hacía cinco años.
    Ahora estoy juntó a los 6 millones de parados en el INEM, pero soy feliz y OPTIMISTA.
    Cada mañana me despierto con la canción de la Vie en Rose de Grace Jones y las risas iluminan mi cara cuando pienso que a esa hora estaría en el despacho del todopoderoso PESIMISTA encendiendole el ordenador porque es tan inútil que no eso sabía.
    Seré parada, pero optimista, el PESIMISTA lo tendrá todo, materialmente hablando, pero no puede bailar La Vie En Rose.

    • ELENA 10 septiembre, 2014 at 1:19 pm

      Ole por ti. Me ha gustado tanto lo que has escrito como el post. La vida tiene fases mejores y peores, pero de todo se sale. Estoy segura de que con esa actitud te va a ir bien. Mucho animo y a seguir bailando!! ;)

  7. Maria 14 octubre, 2013 at 7:18 pm

    Jajajajajajajaj. Muy bueno, sí señor!

  8. Ana Belén García 14 octubre, 2013 at 6:32 pm

    El pesimista siempre que consigue transmitir su pesimismo, es feliz, porque para él casi toda batalla está perdida. Le jode ver felicidad y ganas de lucha en los demás pero yo pienso como tu. Aunque a veces nos hunde tanta razón, que no se mueran los sueños y las ganas de mejorar. Más razón que un santo Juanito.

  9. Carmen@txingu 14 octubre, 2013 at 5:39 pm

    JODER JUAN!!!!! Cada vez me caes mejor, me encanta como hablas como te expresas y como dices muchas cosas que muchos pensamos…..Desde luego con gente pensando asi, y yo me incluyo, las cosas cambiaran SI O SI!!!!!! Besos guapo!!! ;)

  10. Estela 14 octubre, 2013 at 2:36 pm

    Estoy muy de acuerdo contigo, pero tb comprendo el pesimismo de los q pese a llevar meses e incluso años luchando por salir a flote se ven no llegando a fin de mes con hijos a los que seguir criando y en la edad que ya antes de la crisis era crítica para encontrar un empleo.
    Creo

  11. Bea 14 octubre, 2013 at 1:59 pm

    OLE OLE OLEEE!!!! totalmente de acuerdo!!!! vale ya de ponernos entre nosotros la zancadilla! hay que animarse. Soy las que creo que la actitud es muy muy importante, tanto que claro que podemos cambiar las cosas con ello!!!! A ser positivos que nos irá mejor!!!!!!!

    Un besazo!

  12. alan 14 octubre, 2013 at 12:05 pm

    Sencillamente perfecto, para suscribir letra a letra, bravo Juan!

  13. ibarra 14 octubre, 2013 at 11:47 am

    Pesimistas ellos y generalista tu, digo yo que los habra pesimistas con argumentos de peso y convincentes…otros serán de pacotilla y quejicas…que tienes ganas de crear,que te pasas el día soñando (imposible porque estás haciendonos testigos de tu vida al segundo) blablabla. Lo que das es una pereza taaaan grande , pero taaaaaaan grande ZZZZZZZ

  14. isa p 14 octubre, 2013 at 9:53 am

    Grande!!!!!!!! Como tú me gusta la gente!!!!! :)

  15. sole 14 octubre, 2013 at 9:26 am

    Buenisimo.. como todo lo q escribes. A ver si el mundo se contagia de optiismo y tiramos para arriba..que ya va siendo hora…

Deja tu comentario