Domingo, 23 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

¿DEMASIADO EXIGENTES?

Nuria Roca Granell 5 noviembre, 2013 NURIA + JUAN 2 comentarios

Hoy en El2Doble os invitamos a debatir de nuevo…

¿DEMASIADO EXIGENTES?

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Yolanda 7 noviembre, 2013 at 3:20 pm

    Eres auténtica.
    Me gusta leer tus post …
    Las relaciones con las personas que queremos hay que mimarlas casa día.

  2. Carmen 5 noviembre, 2013 at 7:52 pm

    Cada etapa es distinta…las mujeres de adolescentes somos complejas y algo complicadas ya de por sí y esos momentos en los que apenas nosotras mismas nos entendemos,con la adolescencia se agravan y producen más a menudo. Digo esto porque mi marido (hoy) y yo comenzamos con 17 yo y con 19 él. Él era un “picaflor” y sus métodos de ligue los fines de semana parece que le funcionaban…las niñas contribuían a que así fuera pero él no se interesaba por ninguna, algo normal dada la edad que tenía. Nos conocimos una noche en las fiestas de nuestro pueblo (él era de la pandilla de mi hermana pequeña(ella un año menos que yo) pero no le conocí hasta esa noche. No reparé apenas en él salvo para aprovechar su ofrecimiento para acompañarme “campirri adentro” cada vez que necesitaba hacer pis y él vigilaba y cuidaba de que yo lo hiciera tranquila. Debo decir que se portó muy bien el chaval que se quedaba ahí a una prudente distancia sin mirar y a la vez vigilando…y tb debo decir que siempre he sido muy meona y que esa noche abusé de su amabilidad. Sin pena ni gloria esa noche pasó y mi hermana pequeña y yo nos fuimos a la orden de la mayor que era la que conducía y se ocupaba de llevarnos a casa…ni siquiera me despedí de él porque francamente no reparé en ello y la semana siguiente me llamó al fijo de mi casa para invitarme a cenar el sábado y desde entonces juntos. Todo este rollo venía a que en aquella época, aunque era una chica perfectamente normal, las circunstancias de mi vida no habían sido fáciles. De tener una familia estupenda, mis padres, mis hermanos y yo aunque mi vida estuviera ligada a formarme como tenista profesional y ello me hiciera sentir distinta, con un grado de responsabilidad quizá excesivo a tan temprana edad pero con el compromiso de mi familia y mío que ello implicaba,de llevar una vida ordenada y normal,desgraciadamente perdemos a mi madre con tan sólo 37 años y nosotros 18,17,12 y 11(yo soy la tercera). Mi vida gira radicalmente y en fin,lo que viene al caso es destacar que mi chico entonces se adentró en una relación difícil ya que yo arrastraba mucho pero juntos hemos crecido, yo no le puedo exigir nada más porque coherentemente es un hombre que siempre me ha demostrado que se viste por los pies, una persona que siempre me ha querido y respetado y siempre me ha servido de fontanero, chapucillas varias y lo que haya hecho falta y desde que se ha hecho triatleta está que “quita el sentío” de bueno:)) y yo…en fin, las mujeres a veces hay que reconocer que somos impredecibles y tenemos comportamientos un tanto chocantes que pretendemos que ellos entiendan y aunque ellos sean más simplones, tampoco son buenos esos cruces de cables nuestros a los que les sometemos. Como decía, comencé con él muy jovencita y me ha aguantado carros y carreras de mi carácter y arrebatos pero afortunadamente hace añitos ya,me di cuenta que debo eliminar los “sin sentidos” propios de las hormonas o lo que sea y ofrecerle lo mejor de mí que es mucho. Un hombre íntegro con una mujer cerca a la que se le crucé el cable con facilidad acaba hasta los bemoles y jamás voy a consentirlo. En mi caso me exijo mucho sí pero hay que diferenciar entre una mujer que se exige por el amor a los suyos y por si misma o por sumisión y temor a la inseguridad que le produce “el no aprobado” de su pareja…pienso que lo primero es satisfactorio y lo 2º destructivo. Me quedo sin batería, no se ni el rollo que he escrito pero ahí va…q se me apagaaaaaaa
    Saludos guapos

Deja tu comentario