Domingo, 20 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “¿…el que ha tirado la bomba de qué equipo era?”

Nuria Roca Granell 17 febrero, 2014 NURIA ROCA No hay comentarios

20140217-160146.jpg

El sábado un estúpido tiró un bote de gas en el campo del Villareal; el pasado miércoles un imbécil le tiró a Cristiano Ronaldo un mechero en la cabeza… Son cosas que pasan en el fútbol… No pasan todos los fines de semana, pero no son tan aisladas como para no preocuparse…
Hay demasiada violencia en este deporte, yo diría que bastante superior a la que hay en la sociedad, que ya es decir…
Llevo desde el miércoles intentando explicar a uno de mis hijos de siete años lo del mecherazo a Cristiano Ronaldo y me cuesta más que explicarle de dónde vienen los niños. ¿Mama, por qué le han tirado un mechero?… La única respuesta verdadera, aparte de decir que ese señor de la grada es un energúmeno, es que él era del atleti y Cristiano del Madrid… Y claro, me da tanta vergüenza argumentar esta tontería que prefiero cambiar de tema… Después de tres días en los que ya se le había olvidado lo del mechero, ve en la tele las imágenes del bote humeante y la gente saliendo del campo con los ojos llorosos y me dice: “¿el que ha tirado la bomba de qué equipo era?…
Está muy bien que el fútbol sea una válvula de escape cada fin de semana para encauzar pasiones, pero la cosa se está poniendo peligrosa.
No soy habitual en los estadios de fútbol, pero cada vez que voy salgo bastante alarmada del nivel de violencia verbal -en el mejor de los casos- que se vive en las gradas… Los insultos a los árbitros o a los jugadores del equipo rival son casi permanentes en cada jugada… Padres con hijos menores, muy menores a veces, que se levantan del asiento acordándose de la madre de un futbolista con una vehemencia desproporcionada…
No todo el mundo es así, es posiblemente una minoría de los que acuden a los campos, pero el espectáculo en las gradas no me parece apto para menores, si me apuran ni para mayores… No sé si existen responsables y no me atrevería a señalar con el dedo a nadie en particular ni a ningún colectivo, pero creo que tener que llenar tantas horas de información futbolística, inventarse tertulias en las que se discute desaforadamente durante horas sobre sí fue penalti o no lo fue, no ayuda a que la gente se apacigüe y viva el fútbol como ese espectáculo al que se va para pasar un rato el fin de semana… Creo que los periodistas deportivos deberían incidir aún más en que en esto no le va la vida a nadie, que es un juego en el que puedes apasionarte, pero sin ver al otro como un enemigo…
Sí, ya lo sé, no soy tan inocente como para no entender que esto es un negocio deportivo y mediático, pero más vale que se rebaje el nivel de tensión en los platós primero para que se rebaje después en los estadios o si no algún día será algo peor que un mecherazo y acabará habiendo algo más serio que lamentar.

Compartir

Acerca del autor

Deja tu comentario