Domingo, 24 de Septiembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “No me creo a los salvadores.”

Nuria Roca Granell 20 febrero, 2014 NURIA ROCA No hay comentarios

20140220-124252.jpg

No me creo a los salvadores.
Siempre hay detrás de ellos un dictador, y tras un dictador hay un genocida en potencia… O en la práctica…
Los hay supuestamente de izquierdas, los hay en teoría de derechas: no importa de lo que sean porque son todos iguales… Llegan al poder para salvar a su pueblo, corregir sus desmanes y encauzarles por el camino correcto.
Me da igual Franco que Castro, que Chaves, Maduro o el chino Xi Jinping… Da igual la época histórica en la que habiten, da igual el país, da igual si llegaron a través de un golpe de estado, de una revolución o ganando unas elecciones democráticas, como le pasó a Hitler… Da igual, todos tienen un denominador común… Llegan al poder para salvar a un pueblo de ese arma tan peligrosa, que según ellos no saben manejar, que se llama libertad…
La libertad no trae nada bueno, piensan, por eso todos la cercenan, y matan, encarcelan o expulsan a todo aquel que la reclama…
Hay más puntos en común entre todos los dictadores, sean fascistas o comunistas, revolucionarios o golpistas: todos sin excepción se enriquecen desaforadamente en los ratos libres que les deja su ocupación de salvar al pueblo…
Los dictadores no se presentan diciendo que lo son, porque habitualmente no son imbéciles, aunque crean que sus compatriotas sí lo son. Por eso hay que estar atentos… Los salvadores de la patria se presentan cuando el río suele estar revuelto y la población desesperada… Entonces llegan ellos con su discurso básico que todo el mundo entiende señalando a los enemigos que causan todos los males y una vez que se instalan no hay un Dios que los eche… Esa, por cierto, es otra de sus características: todos aman a Dios sobre todas las cosas…
Lo cierto es que la crisis que vivimos en Europa, ya muy prolongada en el tiempo y dejando demasiadas heridas sociales, puede ser un caldo de cultivo para la aparición de estos líderes salvadores que van cobrando cada vez más fuerza… Ya hay países donde partidos extremistas con su líder salvador a la cabeza son la primera fuerza del país… Hay que estar atentos a esta cadena que casi siempre acaba igual: primero Salvador, luego Dictador y finalmente Genocida… La historia está repleta de casos. Ojalá no se repitan.

Compartir

Acerca del autor

Deja tu comentario