Viernes, 28 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “…mirémonos al espejo!”

Nuria Roca Granell 6 marzo, 2014 NURIA ROCA 2 comentarios

20140306-175800.jpg

Veo la encuesta publicada ayer y me asusto… Y no me refiero sólo a la de la violencia física y sexual hacia la mujer en Europa que arroja datos muy alarmantes, vergonzantes me atrevería a decir… De esta encuesta ya hablamos ayer aquí y se han hecho eco prácticamente todos los medios de comunicación…
Esa me irrita, pero la que me da más miedo es la del consumo de alcohol y drogas de los más jóvenes… Hay muchos datos preocupantes, como por ejemplo que en los últimos dos años ha aumentado el consumo de alcohol entre los escolares entre los 14 y los 18 años y que más de la mitad de estos menores hizo botellón en el último mes… La edad de inicio en el consumo de bebidas alcohólicas está casi en los 14 años (13,9 para ser exactos), si bien desciende el consumo de cannabis y de tabaco…
Aunque no soy una experta en este tema y hablando desde la más absoluta prudencia, ya que hay especialistas en esta materia de prevención de consumo de drogas entre los más jóvenes, creo que uno de los problemas de este aumento en el consumo entre los más jóvenes tiene que ver con el arraigo cultural del alcohol en nuestra sociedad…
No terminamos de verlo mal… No me parece casual que descienda el consumo de tabaco entre los más jóvenes, pues la sociedad tolera cada vez menos el humo de los cigarrillos. Sin embargo, el alcohol sigue teniendo esa imagen ligada a la diversión que lo hace aún más peligroso… Y en eso los jóvenes hacen exactamente lo que ven en los mayores… Los adultos seguimos riéndonos de que ayer nos tomamos algún vino de más o que nos pasamos con los gintonics y no veas que risa…
En eso todos tenemos mucha responsabilidad, los adultos los primeros, aunque luego nos alarmemos con los datos que nos dicen que nuestros hijos hacen cada vez más botellón… El consumo moderado de alcohol no es malo, pero ojo con vanalizar las copas de más, porque estamos jugando con fuego…
Y hablo de los adultos, no de los más jóvenes… Con qué cara regañas a tu hijo que viene borracho a casa, cuando tú todos los días te tomas cuatro cañas, comes con vino y no bajas de tres copas cada vez que sales los viernes. En fin, que menos alarmarnos con el consumo de nuestros hijos y mirémosnos un poco más al espejo.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. psicologas infantiles 20 mayo, 2014 at 2:13 pm

    Has dado en el punto con este post , realmente creo que esta web tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestra web para leer mucho más , gracias por esta información .
    psicologas infantiles http://www.carmenfernandezpsicologa.es/ninos.html

  2. MEr 6 marzo, 2014 at 5:13 pm

    Existe una gran diferencia. Ello@s beben ya que así se atreven hacer de todo lo q no hacen sin beber. El problema está cuando no se enseña q beber es malo cuando SE NECESITA PARA PASARLO BIEN o TODOS LOS FINES DE SEMANA. Yo como adulta puedo beber una copa o cuatro pero también sé cuando debo parar, ellos la gran mayoría NO saben.

Deja tu comentario