Miercoles, 18 de Octubre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Una provocación.”

Nuria Roca Granell 7 abril, 2014 NURIA ROCA 2 comentarios

20140407-103257.jpg

Imaginemos que es algo razonable; supongamos que tiene alguna lógica; incluso podríamos dar por buenos los argumentos que consideran que los aforamientos tienen sentido. Pues aún así, suponiendo que todo eso pudiéramos entenderlo, lo de convertir en este momento a la Reina y a los Príncipes en aforados es, como poco, una provocación…
Dice el ministro de justicia que el aforamiento no es un privilegio, sino un instrumento para la seguridad jurídica. Dice también que no tiene sentido que sea aforado cualquier parlamentario autonómico y no lo sea el heredero al trono y dice, por último, que esta decisión de aforar a la Reina y a los Príncipes de Asturias se toma en este momento porque es cuando se está produciendo la reforma de la ley… ¡Qué lógico todo, señor Gallardon!…
El caso es que gran parte de la sociedad no entendemos este discurso después de conocer algunos datos: en España hay 2.700 aforados… 2.700 privilegiados, porque dejémonos de tonterías sobre seguridad jurídica, el aforamiento es un privilegio se miré por donde se mire: conviene llamar a las cosas por su nombre para que los ciudadanos no sintamos una vez más que nos tratan como a imbéciles…
La solución, señor Ministro, no es la necesidad de convertir a los Príncipes en aforados para igualarlos con los parlamentarios autonómicos, sino reformar la Ley para que el número de aforados sea infinitamente menor… Los imputados aforados no son una excepción, hay demasiados gozando de de ese privilegio (vuelvo a utilizar la palabra) vergonzante.
Ayer publicaba El País, que incluso los jueces, son partidarios de reducir este despropósito. Y lejos de eso, llega el Gobierno y en vez de reducirlos, los amplia…
Insisto en lo que decía al principio. El fondo de la medida me parece discutible, pero el momento me parece una provocación… Estamos todo el día hablando de juicios, de corrupción de la clase política, los ciudadanos cuestionamos cada vez más las instituciones, nuestra percepción de que la justicia no es igual para todos es cada vez mayor y ustedes llegan ahora a aumentar el número de privilegiados en vez de reducirlos…
Lo siento, pero voy a volver a utilizar la palabra privilegio: es la única forma para definir lo que tienen esas casi tres mil personas que desmienten el principio de que todos somos iguales ante la Ley.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Diana 9 abril, 2014 at 11:33 am

    Es muchísimo peor, en realidad. La cifra total de aforados en España es de unos 10.000, 2.000 de los cuales pertenecen, de un modo u otro, a la clase política. Vergonzante. Éste es un país feudal.

  2. Marinita Rossi 7 abril, 2014 at 8:40 am

    Buenos días!!

    A mi sinceramente…me dan ganas de vomitar… ya sea con estas personas o con otras. Al final siempre nos marginan de una parte u otra, ¿Por qué ellos si y yo no? Quieren unidad de España pero luego a las personas con poder le tratamos diferente… Lamentable es poco…

    Feliz semana!

Deja tu comentario