Lunes, 29 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Qué pena, Marta!”

Nuria Roca Granell 9 abril, 2014 NURIA ROCA 3 comentarios

20140409-065949.jpg

Os cuento algo. Ayer al salir de este estudio miré de reojo una televisión encendida en la redacción en la que estaba puesto Espejo Público. Vi la imagen de una excavadora en un descampado y unos créditos en la pantalla en la que se abría la posibilidad de que los huesos encontrados pudieran ser de Marta del Castillo.
Pensé en esa adolescente, pero pensé -como tantas veces lo hemos hecho todos- en sus padres. De repente me sorprendió cómo es posible que encontrar el cadáver de tu hija fuera para unos padres una noticia tan buena: La vida a veces tiene paradojas insoportables…
Tenía cosas que hacer, pero escuché un rato después la confirmación de que aquellos restos eran humanos. Y volví a ponerme contenta, pensé de nuevo en ella y otra vez en sus padres… Deseé y supuse que aquellos restos iban a ser efectivamente los de Marta e imaginé a esa madre y a ese padre y a ese abuelo y a esas hermanas poniendo de una vez por todas punto final a un suplicio que dura más de cinco años… Pero no.
Poco antes de comer escuché la noticia de que los huesos no eran los de Marta del Castillo. Y sentí rabia de nuevo pensando en cómo a veces la vida puede ser tan cruel. La muerte no fue el final en el caso de Marta, es algo parecido a una muerte inacabada hasta que aparezca su cuerpo…
El asesinato de esa niña no ha sido un caso más en la crónica de sucesos porque hemos empatizado como nunca con el dolor de una familia con un comportamiento ejemplar. Les hemos admirado por esa forma tan digna de soportar el dolor y esa contención del odio hacia el asesino o asesinos de su hija.
Terminando estas líneas me vuelvo a acordar de ellos y les imagino recibiendo la noticia de que Marta sigue sin aparecer. La angustia vuelve al punto de partida después de unas horas de esperanza… Y además, ahora, hay unos huesos sin identidad que llevaban en aquel lugar al menos un siglo.
Parece que todo lo que rodea al caso de Marta del Castillo es el cuento macabro de nunca acabar. Qué pena!

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Pilar 10 abril, 2014 at 7:05 pm

    Hola Nuria. Ayer escribí aquí mismo y hoy lo vuelvo a hacer. He visto esta mañana unas declaraciones de la madre de Marta en la que decía que lo mismo no era políticamente correcto lo que iba a decir pero que odiaba a Miguel Carcaño y que le deseaba lo peor que ojalá su estancia en la cárcel fuera un infierno. Pues si hija! lo mismo digo yo sea políticamente correcto o no. Que ya está bien, desahógate un poco mujer.
    Ojalá le den en la cárcel lo que fuera por estar en un estado de derecho no debemos darte por mucho que nos apetezca. En la cárcel donde rigen otras leyes y muchos de los que están allí también tienen hermanas, primas, novias y demás te den la estancia que te mereces.
    Un beso a la familia de Marta. Otro para tí Nuria.

  2. Pilar 9 abril, 2014 at 6:36 pm

    Hola Nuria. Hacía días que no entraba en el blog pero por falta de tiempo más que nada.
    Yo también me acuerdo mucho de la familia de Marta, en estos cinco años a los demás nos ha dado tiempo a hacer muchas cosas, yo he sido mamá, por ejemplo. Y a la familia de Marta les han arrebatado las ganas de vivir estando en vida. Por ley de vida no es natural enterrar a un hijo, pero a esos padres no les han dejado ni eso. Pienso en las hermanas que como todos tendrán cumpleaños y finales de curso que celebrar, pero debe ser un calvario y aunque desde fuera digamos aquello de hacer un esfuerzo, hay que tirar para adelante y hay que seguir viviendo… es durísimo, a ellas les ha tocado madurar de golpe y a eso tampoco hay derecho, no es justo ver sufrir así a unos padres ni que sean ellas las que los tengan que consolar a ellos. Es que yo qué más puedo decir. Mandar un sincero abrazo a la familia de Marta.

  3. Laura 9 abril, 2014 at 11:20 am

    No hay Dº.

    Lo que están haciendo a estos padres y a este abuelo…..no tiene nombre, bueno sí, sufrimiento y más allá……..

    Si ya de por sí es doloroso ( o debe ser porque yo no me puedo meter en su piel de perder a un hijo) si sé lo que es perder a un padre….., esto ya no tiene nombre, que descansen en paz y que NO LES TOMEN MAS EL PELO, sino están seguros de dar una noticia por favor que no les creen FALSAS EXPECTATIVAS, porque todo esto supone más y más dolor………..en fin, les deseo lo mejor.

Deja tu comentario