Miercoles, 13 de Diciembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Perdiendo la humanidad”

Nuria Roca Granell 13 mayo, 2014 NURIA ROCA 1 comentario

20140513-111739.jpg

No creo que Twiter sea un reflejo fiel de la sociedad. O, a lo mejor, no quiero creerlo, después de leer atónita y triste algunos comentarios que se vertían ayer en esta red social sobre el asesinato de Isabel Carrasco, la Presidenta de la Diputación y del Partido Popular de León…
No voy a hacerme eco de los más radicales (son mediocres que sólo quieren llamar la atención) pero sí de esos -yo conté cerca de 50- que venían a justificar el asesinato reproduciendo el refrán: “quien siembra vientos, recoge tempestades”…
Yo no sabía quien era esta señora, pero al parecer se trataba de una persona con mucho carácter; gente próxima a ella decía que posiblemente tuviera más enemigos que amigos y además se había visto envuelta en algunos casos de corrupción y había protagonizado algunas decisiones difíciles de explicar como subirse el sueldo de la Diputación en plena crisis…
En fin, una política cuya gestión era muy discutible… Esto parece que son hechos objetivos, pero justificar un asesinato es algo que deja al descubierto lo peor de una persona y de una sociedad entera…
No me refiero, como decía, a esos radicales que hacen ruido a través del insulto, sino a una masa considerable de gente que mira el partido al que pertenece un político para justificar de una u otra forma un asesinato…
Es verdad que a pesar de la tradición que habitualmente nos hace decir lo contrario, no todos los muertos son buenos. No sé cómo sería esta señora, pero me da igual: Lo que ocurrió ayer en León es terrible y da hasta vergüenza pensar que haya gente que lo justifique porque la mujer asesinada sea de una ideología distinta a la suya…
La situación es muy difícil para muchas personas que lo están pasando mal y a veces -con razón- consideramos a los políticos como los causantes de muchos de nuestros males, pero mirando tuiter ayer, tengo la sensación de que estamos perdiendo el norte, la sensatez y, a ratos, hasta la humanidad.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. Ana 16 mayo, 2014 at 7:16 am

    Totalmente de acuerdo Nuria. Nada justifica un hecho tan terrible.
    Un saludo!

Deja tu comentario