Miercoles, 23 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Pasión con filtros.”

Nuria Roca Granell 21 mayo, 2014 NURIA ROCA 2 comentarios

20140521-054251-20571047.jpg
Siempre hay alguna asociación que protesta por algo. Y seguramente lleve razón en su protesta. Lo que ocurre es que con tanta queja de tanta gente vamos a acabar por no poder hacer nada.
Intento explicarme… Ayer la Academia de Las Bellas Artes protestó por la celebración del Atlético de Madrid el pasado domingo en la plaza de Neptuno de la capital de España… Gabi, el Capitán, se subió a la fuente del Dios y le colgó una bufanda rojiblanca. Es posible que sea la última vez que lo haga, porque a partir de ahora el ayuntamiento, seguramente, se lo prohibirá…
Al Real Madrid ya se le impide desde hace algunos años hacer lo mismo en Cibeles y ahora el capitán blanco le coloca la bandera a la Diosa de la fuente desde una grúa, sin casi rozarla, de forma muy aséptica y civilizada…
No le quito la razón a la Academia de las Bellas Artes porque ambas fuentes son patrimonio de todos y hay que cuidarlas, pero esta denuncia me sirve para reflexionar sobre todo lo que ofende, todo lo prohibido, todo lo que tenemos que dejar de hacer porque alguien puede sentirse agraviado…
Siempre hay una causa (seguramente muy justa) que nos impide expresar sin un montón de filtros de autocensura nuestras opiniones y, especialmente, nuestras pasiones… El lenguaje mismo debe estar medido hasta el extremo; después del masculino siempre hay que añadir el femenino, candidatos y candidatas, porque si no eres machista; cuidado con hacer un chiste de gitanos, porque eres un xenófobo; ándate con ojo con emplear el término marica si no quieres que te tachen de homófobo; los viejos son ancianos; los ciegos, invidentes; los enanos, personas de escasa estatura; los negros, hombres de color; los paralíticos, personas de movilidad reducida… Y no hablemos de las asociaciones protectoras de los animales, que te acusan de maltrato a nada que a tu perro le apriete un poco la correa…
Permitidme la exageración, pero es que nos ocupamos tanto de las formas, que a veces nos olvidamos del fondo, de la importancia de lo que sentimos, aunque no siempre sean políticamente correctas nuestras emociones…
En fin, puede que a fuerza de convertirnos en seres tan educadísimos, nos acabemos muriendo de aburrimiento.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Ana Belén García 23 mayo, 2014 at 1:10 pm

    Por dios, si el atleti gana una liga cada X años, tampoco creo yo que se cargen la escultura!!. Anda que si le prestásemos más atención a lo importante y nos dejáramos de gilipolleces, todo iría de otra manera.

  2. Marta 21 mayo, 2014 at 8:34 am

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Nuria…mira yo estudio Trabajo Social estoy terminando la carrera y desde el primer año no he podido expresarme gustosamente en ninguna clase. Yo soy bastante habladora, pues en las clases de la universidad parezco otra, porque claro si ya de por si la sociedad se esta convirtiendo tan “fina” a la hora de nombrar la cosas imagínate en una carrera que mira por los derechos de las personas, por el bienestar de la sociedad etc. A todo hay que ponerle su nombre “correcto”, y hacer un chiste de gitanos???INPENSABLE!!! lo mismo te sacan a patadas de la universidad…los trabajos te obligan a escribirlos en lenguaje no sexista (como dicen en la universidad) siempre diferenciando ellos/ellas lo que desde mi punto de vista dificulta cualquier lectura y más cuando hablamos de lecturas de numerosas paginas… pero claro, como es lo “correcto” aunque no piense igual pues lo tengo que hacer, pero ¿Qué hay de mis ideas? como no son políticamente correctas ¿no valen? Un día publicaste un post en el que hablabas de los toros, y me pareció fabuloso porque sabiendo que ibas a ser criticada lo hiciste y eso dice mucho de ti…Lo que dices, en este plan vamos a ser unos auténticos aburridos….

Deja tu comentario