Domingo, 20 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “No todo es hacer caja.”

Nuria Roca Granell 24 junio, 2014 NURIA ROCA 1 comentario

20140624-054946-20986064.jpg

Cada uno educa a sus hijos como quiere, faltaría más. Los únicos límites los pone la ley, pero todo lo demás tiene que ver con lo que cada uno decide que es mejor para ellos. Nadie es quien para meterse en casa de nadie a opinar sobre cómo se educa, se enseña o se quiere, porque bastante tiene uno con los suyos -con lo difícil que es- como para ocuparse de los demás…
Eso sí, cuando algo se hace público también hay libertad para opinar sobre algunos casos en los que los padres reflejan sus deseos o sus frustraciones sobre sus hijos y corren el riesgo de convertirles en unos desgraciados al llegar a adultos y algunas veces de por vida…

Me sirve como excusa para hablar de esto el caso de una niña de once años llamada Lucy Li, que con esa edad ha participado en el US Open, uno de los grandes torneos del circuito femenino de golf… Al parecer se trata de una niña con un talento tremendo para jugar al golf, pero los psicólogos, profesionales, y expertos coinciden en que seguramente su futuro no será el mejor ni como deportista, ni como persona…
El periódico El País contaba su caso ayer y lo titulaba de una manera muy elocuente: “Es una niña, se la van a cargar”.
Eran declaraciones, como digo, de algunos expertos consultados que consideran imposible digerir la presión de este deporte con esa edad sin que haya secuelas…

Es un caso más, de los cientos que ha habido y que seguirá habiendo de niños prodigios que acaban mal… Hay excepciones, pero cuando un niño deja de ser niño, se acaba pagando muy caro.
Lucy Li es una niña estadounidense de padres chinos que tiene a un montón de marcas detrás de ella deseando esponsorizarla.
Así que se está forzando la máquina para hacerla popular y comenzar a hacer caja lo más rápido posible…
En España hay un montón de padres dispuestos a tener Mesis, Julis, Nadales, Bisbales y Arguiñanitos… No hay más que ir cualquier mañana a un partido de fútbol infantil para comprobar la presión que los padres someten a sus hijos; o comprobar lo antinatural que supone ver a unos niños queriendo ser adultos en los escenarios y cocinas…
Me parece que las leyes son muy severas pixelando caras en las revistas (y me parece muy bien), pero no se emplean tan a fondo cuidando a los menores de otra exposición mucho peor, una exposicion que les marcará el futuro y, en general, pocas veces acaba realmente bien. No todo es hacer caja.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. Ana Belén García 25 junio, 2014 at 7:22 am

    Solo decirte que Ole, así se habla.

    Una vez defiendes a los niños y estoy totalmente de acuerdo.
    Por otro lado, ¿sería Nadal, Nadal si no hubiera empezado desde niño?, pregunto.
    No sé si al no llevarlos a los entrenamientos o privarlos de cosas, se les está privando también de un futuro, por otro lado, tan prometedor como Nadal, que además parece ser bastante sensato.

    Insisto que no sé muy bien, si a lo mejor existe un termino medio…, siempre, por supuesto, que la pasión sea del niño y no de los padres.

    Un saludo guapi!

Deja tu comentario