Lunes, 29 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “El horror continúa.”

Nuria Roca Granell 24 junio, 2014 NURIA ROCA 2 comentarios

20140624-055622-21382342.jpg

A veces la presión internacional sirve para algo, incluso las redes sociales cumplen una función importante cuando se trata de gritar contra la sinrazón.
Creo que en esta ocasión ha sido fundamental para que Mariam Ibrahim haya acabado con su calvario de esperar la muerte en una prisión de Sudán…

Ya hemos hablado de esta historia varias veces en Lo Mejor Que Te Puede Pasar. Fue condenada a morir en la horca por haber apostatado de la religión musulmana al casarse con un cristiano.
Fue encarcelada en 2013, cuando ya estaba embarazada de su segundo hijo y condenada a morir en la horca a los dos años, tiempo que le concedían para amamantar a su bebé…
La presión sobre el gobierno de Sudán y sus embajadas hizo revisar su caso y finalmente ha sido puesta en libertad, ya que las pruebas contra ella se consideran débiles.

Ahora se desconoce su paradero, por miedo a represalias, pero por suerte Mariam está en libertad y podrá comenzar una nueva vida junto a sus hijos pequeños…
Estamos contentos porque en este caso ha habido un final feliz, pero la verdad es que la locura fundamentalista no baja en intensidad.
El caso de Mariam no se sostenía, según el tribunal, porque a pesar de que su padre era musulmán, ella se crió con su madre de religión cristiana por lo que la apostasía no tenía demasiado fundamento.

Pero ese no es el problema: qué más da que alguien se convierta a otra religión. Sudán ha liberado a Marian porque considera que no apostató, pero de haberlo hecho su ley la hubiera condenado a la horca.

Esa es la maldita sinrazón de la religión. De la religión musulmana, concretamente, según su interpretación en algunos países, porque aunque no se pueda decir que ninguna religión sea precisamente vanguardia, lo cierto es que los cristianos andan seis o siete siglos por delante del fundamentalismo de algunos países.
Qué alegría por Mariam, sí… Pero el horror continúa.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. guillermo grandal alonso 24 junio, 2014 at 11:18 am

    señor juan del val: a mi la nieve también me da alergia, ¡¡¡coje los esquís de nuria y escondelos o vendeselos a un chatarrero¡ las mujeres son muy egoístas juan ¡¡¡
    un cordial saludo

  2. guillermo grandal alonso 24 junio, 2014 at 9:17 am

    los musulmanes nuria son unas bestias¡¡
    un saludo

Deja tu comentario