Domingo, 20 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “El cabreo de la gente está haciendo difícil que algunos se marchen de rositas después de sus desmanes… “

Nuria Roca Granell 26 junio, 2014 NURIA ROCA 1 comentario

20140626-054221-20541164.jpg

Fue a declarar hace unos meses la hija del Rey y ahora ha sido imputada la hermana del Rey. Parece igual, pero no es lo mismo. Tampoco lo es ser miembro de la Familia Real que ser familia del Rey.

Las cosas han cambiado mucho en las últimas semanas y es posible que esos cambios hayan dejado sin impunidad a la infanta Cristina, que a pesar del recurso que aún le queda, tiene muchas papeletas para sentarse en el banquillo a responder por delito fiscal y blanqueo de capital…
No se entendería bien que no fuese así y la verdad es que hubiera sido difícil de argumentar la desimputación de Cristina después de aquella declaración ante el juez en la que no se acordaba de casi nada…

En todo caso, si no todas las que deberían, algunas cosas sí están cambiando en favor de la transparencia y en contra de la impunidad de la que han gozado algunas personas e instituciones en nuestro país.
El cabreo de la gente está haciendo difícil que algunos se marchen de rositas después de sus desmanes…

Ayer, sin ir más lejos, se conjugó el verbo dimitir dos veces en el mismo día. Y eso en España era impensable hace tan sólo un año donde nadie dimitía hasta que le echaban.
Uno de los que se ha ido es Willy Meyer, el número uno en la lista al parlamento europeo por Izquierda Unida, después del escándalo del fondo de pensiones que tienen los eurodiputados, gestionado por una Sicav desde Luxemburgo.
Él dice que no lo sabía, y se le crea o no, lo cierto es que al día siguiente de destaparse este caso Meyer ha dimitido, dice, por coherencia.
Pues me parece muy bien.
Tan lejos no ha ido Elena Valenciano, por ejemplo, que ayer dio de baja su fondo de pensiones cuando se enteró de que era gestionado por una Sicav…
Por cierto, que sin dudar del desconocimiento de los eurodiputados de que este fondo pertenecía a una Sicav, es muy curioso que no se preguntaran por qué tenían una rentabilidad tan alta, hasta del 50% de intereses. Es decir, que metías 10.000 euros y te aportaba de beneficio en tu cuenta 5.000… Yo, desde luego, me hubiera preguntado el por qué, salvo que pensase que tanta rentabilidad era por mi cara bonita.

La otra que dimitió ayer, ya lo sabéis, fue Magdalena Álvarez, aunque ésta ha tardado bastante, la verdad, y al parecer lo ha hecho cinco minutos antes de que la echasen como vicepresidenta del Banco Europeo de Inversión.
Los motivos que ayer esgrimió para explicar su dimisión es que el PP quiere darle su puesto a otra persona. Nada que ver, según ella, con su imputación en el caso de los ERES.

En definitiva, en un sólo día dos dimisiones y la Infanta que continúa imputada. Llamadme inocente, pero es posible que en este país algo esté empezando a cambiar.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. guillermo grandal alonso 26 junio, 2014 at 2:30 pm

    nuria mi abuelo pepe en el año 1930 decia que todo el que se mete en política es porque quiere echar mano a la cesta del pan eso¡¡¡ en 1930 ¡ si ve el ambiente ahora ¡ se horrorizaría ¡¡¡¡¡¡¡
    un beso chavalilla

Deja tu comentario