Viernes, 26 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Gestos capaces de impartir más justicia que mil jueces con sus sentencias… “

Nuria Roca Granell 5 septiembre, 2014 NURIA ROCA 6 comentarios

IMG_3070.JPG

Hay épocas en las que la sociedad necesita símbolos. Actitudes que nos reconforten con la bondad, con la lucha por ideales. La gente, la más desfavorecida especialmente, pero cualquiera que tenga algo de sensibilidad, ponemos el foco en aquellos ciudadanos que con un pequeño gesto son capaces de impartir más justicia que mil jueces con sus sentencias…
Estoy hablando de Roberto Rivas, el bombero que protagonizó el 18 de febrero de el pasado año una imagen que le convirtió sin quererlo en el símbolo de la justicia en la que la mayoría de ciudadanos creemos.
Roberto Rivas ha vuelto a ser actualidad porque ayer tuvo que comparecer en el juzgado de A Coruña acusado de alteración del orden público…
Para los que no recuerden el caso, hagamos memoria: Roberto Rivas es un bombero que se negó a romper la cadena que cerraba el portal de la casa de Aurelia Rey, una anciana de 85 años que iba a ser desahuciada. Y no sólo se negó a romper esa cadena, sino que además vestido con su uniforme de bombero alzó un cartel en el que se leía “Stop desahucios”.
Corría febrero de 2013 y en ese momento el bombero Roberto Rivas se convirtió, como decíamos, en símbolo, para mí, de una buena causa…
No me mal interpreten, no estoy diciendo que no haya que actuar contra aquellos que no pagan los acuerdos o los créditos a los que se comprometen, pero hay valores como la humanidad que están por encima del cumplimiento estricto de la Ley.
Roberto pretendía reivindicar que los bomberos no están para este tipo de servicios y que no aprobaron unas opositores, muy duras por cierto, para echar a las gentes de sus casas…
El tiempo, curiosamente le ha dado la razón y no me refiero a judicialmente ya que no sé si deberá pagar finalmente la sanción. Aquella anciana a la que él debía echar vivía desde hacía treinta años en ese piso y tan sólo había dejado de pagar un par de meses. Después de la acción de Roberto (o la no acción, mejor dicho) la señora pudo seguir unos meses más en aquella vivienda que posteriormente cambió por otra que sí puede pagar. Ayer, en la puerta del juzgado Roberto Rivas, que estuvo apoyado por muchos compañeros, declaró que lo que hizo aquella mañana de febrero volvería a repetirlo sin dudarlo… Yo tampoco dudo de que Roberto Rivas aquella mañana cumpliera con su obligación, aunque fuera acusado de incumplir la ley. Un bombero lo es para ayudar a la gente, no para dejar a ancianas en la calle.

Compartir

Acerca del autor

6 Comentarios

  1. María José Reche Mañas 10 septiembre, 2014 at 8:57 am

    Completamente de acuerdo. La función de un bombero es la ayuda humanitaria y nada más.

  2. Eva 6 septiembre, 2014 at 11:52 am

    Cada día me gusta más este blog. Felicidades Nuria.

  3. Cristina 5 septiembre, 2014 at 1:56 pm

    ¡Me quito el sombrero!

  4. ELENA 5 septiembre, 2014 at 1:18 pm

    Se necesitan mas Robertos Rivas. Y no solo aqui en España, sino en el mundo en general…. gente que diga BASTA, gente que diga POR AQUI NO PASO, y plante cara de manera pacifica a los abusos que cometen los poderosos que nos manejan a su antojo. Es un ejemplo de solidaridad y empatia que deberia no ser noticia en lo que yo entiendo por “sociedad”. Una utopia en la que nos ayudamos y no nos pisamos, en la que no nos hacemos daño ni asesinamos, una en la que daria gusto vivir….

  5. Laura 5 septiembre, 2014 at 11:54 am

    Has hecho que me emocione :-)

  6. Jessica Muñoz 5 septiembre, 2014 at 11:23 am

    Olé olé y olé por Roberto Rivas.

Deja tu comentario