Martes, 12 de Diciembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Horarios nefastos.”

Nuria Roca Granell 10 septiembre, 2014 NURIA ROCA 20 comentarios

IMG_3089.JPG

Me gusta cuando un político habla claro. Pasa poco y nos sorprende que no se anden con rodeos, que expliquen las cosas tal cual son, aunque sean malas. Y claro habló ayer Soledad Becerril, política del PP, y actual Defensora del Pueblo.
Ayer Becerril dijo lo que pensaba en un encuentro de Defensores del pueblo europeos que se celebró en Vitoria, y además creo que lleva toda la razón del mundo. Becerril dijo que, y cito textual, “es casi imposible conciliar familia y trabajo, que los horarios en nuestro país son de otras épocas y que no existe voluntad para cambiarlos, que las políticas de apoyo a las familias no han sido generosas en las últimas épocas, que las familias se arreglan como pueden y que pueden poco, que las cosas se están haciendo mal, que la mayoría de responsabilidades domésticas recaen en la mujer y que todo esto está provocando un suicido demográfico en nuestro país con un envejecimiento de la población que no se está teniendo suficientemente en cuenta”… Pues se puede decir más alto, pero no más claro…
Ya hemos hablado aquí varias veces de esta cuestión, de esa locura de horarios laborales que impiden que pueda tenerse una vida familiar medianamente lógica si se tienen hijos y le quitan las ganas a cualquier pareja de plantearse tenerlos. Trabajos en los que se ve con normalidad que las jornadas terminen a las ocho de la tarde o más; turnos partidos en muchos casos sin ninguna necesidad; reuniones eternas que se convocan a las siete de la tarde; comidas de trabajo de tres horas en las que casi nunca se trabaja…
Estas cosas suceden en nuestro país y nadie se sorprende, pero es una barbaridad. Y hay que decirlo. Y encima los españoles tenemos fama de trabajar poco, cuando pasamos más horas que ningún europeo en el trabajo. Trabajamos más pero nos cunde menos. Además no parece haber voluntad de cambio e incluso vamos a peor.
El prime time en las televisiones empieza cada vez más tarde para acabar de madrugada y la pasada semana veíamos como algunos partidos de liga comenzaban a las 11 de la noche… Los españoles presumimos de nuestras costumbres, pero no todas son buenas.
En mi opinión nuestros horarios son nefastos… Y al final, por educación y malas costumbres, lo acaba pagando la mujer, que según los datos, es la que cuando llega a casa se encarga de la mayoría de tareas domésticas… El problema es muy grave y lo que es peor nadie parece tomárselo en serio.

Compartir

Acerca del autor

20 Comentarios

  1. Mª José Reche Mañas 17 septiembre, 2014 at 12:47 pm

    Totalmente de acuerdo, Nuria. Es un vergüenza que en pleno siglo XXI, tengamos estos horarios tanto padres como madres, y que el partido de Gobierno, que tanto defiende la familia, no haga nada por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Sobre todo por los niños que son el futuro.
    Y, por una vez, de acuerdo con alguien del PP.

  2. Sofía 16 septiembre, 2014 at 9:19 am

    Es totalmente cierto. Yo trabajo en un centro comercial (en Madrid) y mi horario es hasta las 10 de la noche de lunes a domingo… (Porque en la comunidad de Madrid se abre todo todos los días, somos la única comunidad que lo hace…) y si libro, lo hago un día entre diario… Así es imposible crear una familia, y tener vida familiar ni casi social. Pero eso no lo ven… Eso les da igual….

  3. matilde 15 septiembre, 2014 at 11:40 am

    Totalmente de acuerdo, España no mira por su futuro que son los niños, mi hijo todos los lunes me pregunta: ¿mamá porque voy al colegio de noche? Lo dejo a las 7.20 de la mañana y lo recojo a las 15.30 y solo tiene 3 años.
    Nos va mal porque nuestros gobernantes asi lo quieren y nosotros lo permitimos

  4. Raquel 12 septiembre, 2014 at 9:25 am

    Completamente de acuerdo. Y me gustaría hacer hincapié en que esto no afecta sólo a nuestra calidad de vida sino también a la de nuestros hijos. Y nuestros hijos son el futuro. Y es que en este país nadie mira a largo plazo

  5. Jessica Muñoz 11 septiembre, 2014 at 10:30 pm

    Totalmente de acuerdo con alguien del PP por primera vez en mi vida. Y tengo q decir q soy de esas jovenes q cada vez tienen menos ganas de montar una familia, no por no gustarme la idea sino por el mundo en el q tendría q criar a mis hijos. Buenas noches.

  6. Eva 11 septiembre, 2014 at 8:16 pm

    Pues yo trabajaba en un despacho de abogados y salia, como norma a las diez de la noche. Al final, con una compañera economista, nos pusimos por nuestra cuenta. Trabajo mil horas por menos sueldo, pero esto me permite organizarme con los niños,con la casa y con todo. Al final, no me quejo de como me ha ido todo, pero no siempre es asi.
    De acuerdo al 100%contigo,Nuria. Animos a todas, que lo necesitamos!!

  7. Maria 11 septiembre, 2014 at 3:13 pm

    Totalmente de acuerdo. Y yo “no me quejo” que salgo a las seis de la tarde, e intento ser puntual para poder recoger a mi niño de la guarde y no pase allí más de diez horas…pero así es la vida. Esos horarios partidos con tiempo eterno para comer que no lleva a ninguna parte…ojalá y nos oigan

  8. Sonia 11 septiembre, 2014 at 9:51 am

    Creo que tenemos estos horarios por una causa primordial; nuestro huso horario.

    Estamos imponiendo a nuestra biología unos horarios que no son naturales. Hoy, ha amanecido en Madrid a las 7:52 pero la mayoría de nosotros nos hemos levantado antes, verdad? Pero es que el 25 de octubre amanecerá a las 8:37. Esto es demencial porque obligamos a nuestro cuerpo a estar despierto antes de que nuestra mayor fuente de energía haya salido. Sólo tenemos que observar al reino animal. ¿Por qué seguimos alineados con Alemania? ¿Por qué no utilizamos el huso horario que nos corresponde, el que utiliza Lisboa y Londres?

    Además, hay gente que sale de casa sin desayunar (o desayunando muy poco) así que a las 11 salen a desayunar porque, claro, hasta las 15 no se come (otro anacronismo de la postguerra). Y llamas a determinados sitios y te dicen “está desayunando”. Pero, ¿quién tiene ganas de desayunar de noche aún?. O en verano, ¿quién tiene ganas de acostarse a las 22:00 cuando aún hace sol?

    Estoy convencida de que pasándonos al huso horario que nos corresponde, se regularían muchas de estas irregularidades horarias que nos afectan. Todo se equilibraría de forma natural.

  9. ana 11 septiembre, 2014 at 8:44 am

    por una vez estoy de acuerdo com alguien del pp

  10. Con mi tropa 10 septiembre, 2014 at 10:18 pm

    Ojalá te oigan… Nos pasamos la vida deseando que llegue el viernes porque el agobio no puede ser mayor! Estoy contigo, cuánto podrían cambiar las empresas para que fuera más fácil para todos y cuánto ganaríamos en productividad, salud y bienestar.

  11. Paz 10 septiembre, 2014 at 3:13 pm

    Tienes toda la razón, y Soledad Becerril también. Ojalá sirvan para algo sus palabras.

  12. Maria 10 septiembre, 2014 at 1:34 pm

    Totalmente de acuerdo con tu post de hoy Nuria. Tengo 32 años, un sueldo de poco mas de mil euros y horario partido con lo que llego a casa rondando las 19.30-20h de la tarde. Mi pareja tiene peor horario aun…y nuestras familias viven en otra ciudad. Como puedes plantearte tener hijos si el sueldo ni siquiera da para pagar el alquiler y el horario ampliado de la guarderia?…conciliacion familiar en España existe en poquisimas empresas. Y quien trabaje en alguna, por favor que me lo diga para echar el cv. Jejeje. Saludos a todos.

  13. Maria 10 septiembre, 2014 at 1:27 pm

    Nuria, totalmente de acuerdo. Somos de Madrid pero vivimos en Reino Unido, y hace casi un año tenemos una hija…uno de los motivos por los que permanecemos aquí es porque si hay conciliación familiar, y no sólo eso, las bajas maternales son más largas y remuneradas. Es una pena que en España no se tomen algo tan importante como es la FAMILIA un poco en serio. Saludos.

  14. Laia 10 septiembre, 2014 at 12:34 pm

    He oido la editorial en el programa de hoy, y estoy completamente de acuerdo en todo. Es más, yo misma me siento muy identificada con los horarios laborales que tiene mi pareja (las reuniones a las 7 de la tarde, los turnos partidos innecesarios…). Ya no es que apenas nos veamos o coincidamos una de cada dos semanas por sus horarios, es que una de cada dos semanas solo puede ver a nuestro hijo un día a la semana…

  15. sandra martinez 10 septiembre, 2014 at 12:31 pm

    Tienes toda la razón yo trabajo con jornada partida y por la noche acabo a las 9. Tengo un niño de 2 años y la guardería solo esta abierta hasta las 7, no puedo contar con los abuelos porque también trabajan y bastante tienen ya. La “suerte” es que su padre en paro es el que se cuida de todo. Con horarios intensivos seria todo mucho mas fácil y tendríamos el resto de la tarde para estar con nuestros hijos o hacer vida social que con estos horarios es bastante complicado!

  16. NOE 10 septiembre, 2014 at 11:43 am

    Muy Muy Muy de acuerdo, soy una de tantas mujeres de este Pais que le toca el despertador a als 7 de la mañana y llega a casa a las 20 h y ahora ponte a hacer la otra jornada laboral , la domestica…..
    Horarios NEFASTOSSSS!!! y gran problema.
    Lo más importante en un Pais es la educación, que educación se le puede dar a unos hijos que no ves que se crian solos, en extraescolares…etc

    Gracias

  17. Raquel 10 septiembre, 2014 at 10:52 am

    Hola Nuria. No puedo estar más de acuerdo con lo que dices. El otro día hablaba de ello con algunos familiares y amigos. En mi caso, soy profesora de inglés en una academia privada. Normalmente, trabajo de 4 de la tarde a 10 de la noche todos los días, pero damos clases en empresas y a adultos que nos obligan a empezar la jornada laboral, en muchas ocasiones, muy pronto por la mañana. Puede darse el caso de empezar las clases a las 7:30 de la mañana y acabar el día a las 22:00 con algunas horas muertas que utilizamos para preparar el resto de clases… Agotador.

  18. sonsoles 10 septiembre, 2014 at 10:06 am

    tu lo has dicho…imposible!!!
    llegar a las 10’15 d la noche a recogerlas d casa d los yayos ( benditos yayos…) y llegar a casa preparar uniformes ,poner lavadora ( para lavar el del dia) y atenderlas cuando t vienen a decir ; mami hoy hemos hecho tal o cual, m tienes q firmar los examenes o mañana tengo q llevar………uuuufff ….total o t sientas a cenar a las 11’30 o ya s t ha ido el hambre. Y al dia siguiente a las 7 ale-hoop otra vez arriba. A este ritmo nunca habra conciliacion familiar-laboral

  19. guillermo grandal alonso 10 septiembre, 2014 at 10:03 am

    dicen nuria que el problema de los horarios españoles es el clima de España, que no podemos poner el mismo horario que los suecos por ejemplo
    un cordial saludo

  20. María 10 septiembre, 2014 at 10:01 am

    Totalmente de acuerdo, el horario en España es un desastre, la cantidad de gente que calienta la silla hasta las 8 de la noche porque sus jefes quieren verles ahí aunque estén perdiendo el tiempo, la cantidad de mujeres que hacen malabarismos a diario para llegar a todo, hijos, casa, trabajo, y las pocas ayudas y facilidades que nos dan lo gobiernos para poder conciliar, esa palabra tan molona pero que en España es de muy difícil aplicación.

Deja tu comentario