Lunes, 01 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Me sale del alma lamentar la muerte de Manuel, tanto como que Antonio siga viviendo.”

Nuria Roca Granell 26 septiembre, 2014 NURIA ROCA 7 comentarios

IMG_3199.JPG

Ayer pasaba la tarde repasando la actualidad y parecía más dividida que nunca entre el bien y el mal.
En el hospital Carlos III de Madrid fallecía Manuel García Viejo, el médico religioso afectado de ébola, que había sido repatriado hace unos días a España. Y casi al tiempo Antonio Ortiz, el violador de Ciudad Lineal, observaba cómo la policía registraba el piso en el que presuntamente había abusado de algunas de la niñas.
La misma hora y la misma ciudad y un abismo entre dos seres humanos capaces de mostrar lo mejor y lo peor de nuestra especie.
Manuel García Viejo era médico y llevaba más de 30 años en África ayudando a la gente, en condiciones extremas, entregando lo mejor de sí mismo simplemente para ayudar a otros…
Ya sabéis que no soy nada religiosa, pero siento admiración por las personas que entregan no sólo lo que tienen, sino todo lo que son para mejorar la vida de los demás…
Antonio Ortiz, cuentan, que se desmayó al regresar al piso de los horrores mientras la policía buscaba pruebas levantado suelos y cañerías. Las agresiones del pederasta han sido, al parecer, brutales. Carentes de cualquier rastro de humanidad, de empatía por un semejante. Él y lo que él hacia era pura crueldad…
Manuel, que se consumía ayer a media tarde, no había hecho otra cosa en su vida que intentar que el mundo fuera mejor y más justo.
Uno ha muerto, el otro representa lo más siniestro de la vida.
Me sale del alma lamentar la muerte de Manuel tanto como que Antonio siga viviendo.

Compartir

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. Persona normal 30 septiembre, 2014 at 1:51 pm

    Entonces eres partidaria de la pena de muerte ¿no?

  2. Esmeralda 29 septiembre, 2014 at 11:20 am

    Tal cual lo habria dicho yo. Un beso!

  3. Miguel Castelló 28 septiembre, 2014 at 7:01 am

    D.E.P. Manuel García Viejo a un ser humano que vivió por hacer más agradable este mundo. El otro no me merece ningún comentario.

  4. Laura 27 septiembre, 2014 at 7:09 am

    Genial!! Estoy totalmente de acuerdo contigo.

  5. Fani 26 septiembre, 2014 at 2:40 pm

    Estoy de acuerdo Nuria.
    Las personas somos tan diferentes que el yin y el yang se dan casi a la vez.
    Felicidades por el blog.

  6. Jessica Muñoz 26 septiembre, 2014 at 10:28 am

    Olé tu!!! Bien dicho. Buen

  7. guillermo grandal alonso 26 septiembre, 2014 at 9:02 am

    enhorabuena por tu articulo nuria, muy bien escrito
    un cordial saludo

Deja tu comentario