Lunes, 21 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “No seamos hipócritas.”

Nuria Roca Granell 13 octubre, 2014 NURIA ROCA 4 comentarios

IMG_3303.JPG

Hay que acostumbrarse a la hipocresía. Es la conclusión que saco después de leer sobre la polémica que se ha levantado por la publicación de las fotos de la enfermera Teresa Romero convaleciente en el interior de su habitación del Hospital Carlos III.
Antes de seguir me gustaría expresar que mi opinión al respecto es que esas fotos no deberían haber sido publicadas. No aportan nada relevante y además considero que es una violación de la intimidad de una persona… Ahora bien, me parece un ejercicio de demagogia difícil de superar la negativa de alumnos medios a publicarlas dando lecciones de ética periodística. En esta crisis del Ébola todo se ha sacado de madre y han sido -hemos sido- los medios de comunicación los que hemos ayudado a agrandar la historia porque este tema ha hecho subir puntos de audiencia a todos los programas que lo han tratado.
El interés de la población ha sido evidente y si se estira todo lo posible el chicle, pues más share, más publicidad y por tanto más dinero.
A mí no me parece mal, pero, seamos honestos. Toda la información sobre el Ébola se puede contar en 20 minutos pero se alarga hasta 120 porque eso genera más audiencia. Insisto, no me parece mal, pero ahora me hace gracia cómo se ponen de dignos algunos cuando esos mismos han buscado debajo de las piedras la vida y milagros de la contagiada, de su familia, de sus amigos y de sus vecinos.
La foto en el sofá de su casa con las piernas abiertas tumbada con un perro tampoco creo que haya contado con su permiso para ser publicada y nadie lo cuestionó. En este país se emite todo, o casi todo, y creo que habría que reflexionar sobre poner unos límites sensatos al morbo cuando ya no se trata de información.
Programas o informativos que emiten imágenes de cadáveres, asesinatos o niños muertos no pueden dar lecciones de ética porque otros publiquen la foto en el hospital de una enferma de la que no para de hablarse día, tarde, noche y madrugada. Teresa Romero, el desastre de la gestión del gobierno o la alarma de la población -a menudo forzada de manera artificial por los medios- están generando bastantes beneficios. Lo repito, por si acaso, una vez más, no me parece mal, pero por favor no seamos tan hipócritas.

Compartir

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. Alejandra 15 octubre, 2014 at 9:10 pm

    Publican una foto de mi persona así y les demando.
    Yo flipé en colores. Y bueno, cualquier utilización de una foto de una persona anónima y enferma me parece atroz pero es que la del sillón con el perrito me callo.

  2. Virginia Sanz Chuliá. 15 octubre, 2014 at 9:44 am

    No hay que sobrepasar la delgada línea que separa el derecho a la intimidad de las personas y la noticia que genera afluencia de público. La noticia cuánto más morbosa porque atrae más, no es el camino…Tienes razón. Un saludo.

  3. guillermo grandal alonso 13 octubre, 2014 at 10:55 am

    nuria el televisor es el juguete preferido del diablo
    para hacer de las suyas , a ver si reponen el programa reforma sorpresa
    un cordial saludo

  4. Gloria 13 octubre, 2014 at 9:03 am

    Estoy totalmente de acuerdo contigo
    Somos muy hipócritas, y además a esta historia de le esta dando un bombo q no es normal,pero es una cortina de humo para tapar otras cosas de las q no interesa q se hable, dígase Pujol , caja Madrid y un largo etc…

Deja tu comentario