Martes, 27 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “La moda del vaso medio vacío”

Nuria Roca Granell 17 noviembre, 2014 NURIA ROCA 4 comentarios

IMG_3455.JPG

Hay que quejarse para tener prestigio; mirar el lado malo de las cosas para tener credibilidad; mostrar una honda preocupación por lo mal que va todo para que no te tachen de frívolo. Es imprescindible entender que nada vale: ni el sistema, ni los políticos, ni las instituciones, ni los jueces, ni los tribunales para que se te considere dentro de esa nueva corriente que ahora es lo más.
Las audiencias marcan el camino de lo que la gente quiere oír y se lo contamos todos los días y a todas horas.
Todo va mal y además identificamos claramente a los culpables: los políticos, todos, sin excepción. Y los poderosos, que son todos aquellos que tienen dinero. Hacemos dos bandos bien diferenciados entre los malos -siempre los otros- y los buenos -siempre nosotros- que somos las víctimas de los primeros y a los que todos queremos pertenecer…
No hace muchos años en España existía una estúpida moda de gente aparentando. Te tenía que ir bien para ser considerado. La gente alardeaba de lo que tenía y, a menudo, también de lo que no tenía, había que aparentar que la cuenta corriente gozaba de buena salud…
Ahora vivimos la misma farsa, pero al revés. Si te va bien eres sospechoso de algo; si ves el vaso medio lleno eres cómplice del sistema podrido y si no ves con nitidez la línea entre los buenos y los malos es posible que estés vendido a los poderosos…
Me sienta mal esta moda, y digo moda de forma premeditada, en la que hay que ocultar aquello bueno que te pasa. Por supuesto que hay gente que lo está pasando fatal sin tener ninguna culpa, ya lo sé, pero este fin de semana me han pasado las siguientes cosas. El viernes quise ir al Teatro Maravillas a ver “El Crédito” y no quedaba ni una entrada; cambié el plan y quise ir a un restaurante de unos 35 euros por persona, pero no había mesa. Decidí ir al cine y ahí sí quedaban entradas aunque la sala estaba bastante llena. El sábado fui a un Centro Comercial y me tuve que marchar antes de lo previsto porque se hacía insoportable de la gente que había. Y ayer domingo tuve que hacer bastante cola para pagar la gasolina y comprar el periódico… Son cosas que también pasan y de vez en cuando es interesante reflejarlas.
La honestidad en un medio de comunicación consiste en reflejar, denunciar y contar todo lo que pasa, pero últimamente es más rentable incidir en la ruina que en lo que se construye. Y eso tampoco es honesto. Aunque lo parezca.

Compartir

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. María José Reche Mañas 24 noviembre, 2014 at 1:25 am

    Las crisis siempre han acentuado las diferencias entre los más favorecidos y los desfavorecidos. Y sí, nos quejamos de lo mal que va todo y luego está todo lleno de gente clndumiendo, pero creo que quejarnos es lo único que nos queda. A no ser que esto estalle, y salgamos por los cerros de Úbeda.
    Y con la peseta estábamos mejor. El euro y sus redondeos ha hecho subir bastante el coste de la vida, mientras los sueldos no han subido, y además con la crisis, han bajado. Una vergüenza.

  2. Allende. @allendemf 17 noviembre, 2014 at 8:31 pm

    No te confundas Guillermo. Vivíamos mejor cuando los políticos no mangaban nuestro dinero. O viviríamos, o viviremos. La peseta poco tiene que ver aquí…
    Y te doy toda la razón, Nuria. Hay mucha crisis y mucho paro, pero está todo LLENO. Y por otro lado, en el colegio en el que trabajo, hay mucha gente que no llega a fin de mes, muchos padres que no pueden comprar un babi a su hijo y que traen los libros de texto por tandas… No sé…

  3. Eva 17 noviembre, 2014 at 8:25 pm

    Desde la distancia todo es diferente. Yo ya llevo diez años fuera de España, pero crisis o no, como bien dices Nuria, todo está lleno y siempre se está consumiendo. Pero nosotros siempre somos los pobres buenos y el resto los malos.

  4. guillermo grandal alonso 17 noviembre, 2014 at 10:58 am

    es extraña esta crisis nuria ,, yo conozco desde gente que esta forrada hasta otros que lo están pasando muy mal. desde luego vivíamos mejor con la peseta

Deja tu comentario