Lunes, 24 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Yo he sido florero”

Nuria Roca Granell 18 noviembre, 2014 NURIA ROCA 3 comentarios

IMG_3457.PNG

Yo he sido florero, vaya por delante. Y me he aprovechado de ello. Casi nunca de forma consciente, pues con apenas veinte años no te cuestionas demasiadas cosas y lo único que quieres es trabajar. A mí me contrataron en televisión hace más de 20 años por mi cara bonita, era una chica que quedaba de maravilla al lado del presentador al que servía siempre de contrapunto en aquellos primeros años en Canal 9 y además sabia hablar…
Es muy posible que si mi cara hubiera sido otra yo nunca hubiera llegado a trabajar en televisión y de eso soy muy consciente.
También es evidente, permítanme la inmodestia, que nadie puede mantenerse en esto más de dos décadas si el físico no acaba siendo algo muy secundario. Una niña mona siempre es sustituida por otra niña mona más joven y así sucesivamente. La evolución profesional marca la criba de desaparecer o no una vez que la novedad se ha acabado…
Ayer conocíamos la noticia de ese presentador australiano que ha hecho un experimento durante un año sin que nadie lo supiera y ahora ha contado aquello que hizo sin que nadie se percatara. Karl Stefanovic, que así se llama, ha presentado todos los días durante un año entero su programa con el mismo traje. Quería demostrar el sexismo que existe en televisión, al comparar la indiferencia sobre su vestuario con las críticas que sufrían sus compañeras a consecuencia del mismo.
Es curioso cómo este experimento del que hoy se habla en programas de medio mundo, refleja que las críticas o alabanzas al trabajo del presentador tenían que ver estrictamente con su trabajo profesional mientras que las de sus compañeras tenían a menudo que ver con el vestuario que llevaran puesto. Esto es así en Australia y en España y estaría bien tender a cambiar las cosas o al menos reflexionar sobre ellas.
Es cierto que el físico de un hombre para trabajar en televisión no es tan importante como el una mujer. A veces para lo bueno y también para lo malo. Cada vez veo más chicas estilosísimas en televisión, por no decir buenísimas, incluyendo programas informativos, que aparecen muy cortas de falda al lado de una pantalla explicando datos. No me parece mal, o sí, siempre que enseñar un poco más de muslo no sea imprescindible para elegir a una o a otra.
Me parece interesante el experimento del presentador australiano y muy curioso que en esto, a pesar de estar en las antípodas, España y Australia estén tan cerca.

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. María José Reche Mañas 24 noviembre, 2014 at 7:18 am

    Se sigue perdiendo mucho en calidad humana. Pero las audiencias mandan!
    Y perdón por lo dos mensajes. Un saludo.

  2. María José Reche Mañas 24 noviembre, 2014 at 7:16 am

    Hola, Nuria!
    En televisión, siempre importará el físico de una persona, sea hombre o mujer. Y más el de una mujer por aquello de que hay mucha versatilidad en cuanto a peinados, ropa, zapatos ,complementos y cosmética femeninos, comparado con los masculinos. Pero creo que el mito de la chica-florero ha desaparecido en cuanto a televisión de calidad se refiere, ya que cada vez hay más presentadoras guapas y listas, en todo tipo de programas y horarios, sin tener que enseñar carne.
    En cuanto a la televisión basura, se han cambiado las tornas y ahora hay más hombres-florero que antes, con lo que se

  3. guillermo grandal alonso 18 noviembre, 2014 at 10:56 am

    para mi nuria las presentadoras de televisión soys las mujeres mas bellas, mejor que las modelos, tu nuria tienes para mi la voz mas bella de la television

Deja tu comentario