Jueves, 19 de Octubre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “El ausente y el presente”

Nuria Roca Granell 24 noviembre, 2014 NURIA ROCA 3 comentarios

IMG_3472.JPG

Uno por ausente y el otro por presente han sido los protagonistas del fin de semana. Uno Pablo Iglesias y el otro el pequeño Nicolás, Fran para los amigos. Pablo Iglesias ha decidido, al parecer, dejar de hablar o al menos reducir su presencia en los medios de comunicación… El otro, Francisco Nicolás, ha hecho lo contrario y ha hablado para contar su historia.
El pequeño Nicolás y Pablo Iglesias, salvo su protagonismo durante el fin de semana, no se parecen en nada, sólo que los dos son indiscutiblemente muy listos.
Pablo Iglesias decidió no asistir a un programa de televisión a no ser que le preguntaran aquello que quería. Es algo que no parece muy coherente con un político que ha denunciado con mucha razón comportamientos similares de otros colegas de profesión. Algunos dicen que la decisión de no aceptar entrevistas por parte del líder de Podemos puede tener que ver con esas dos presuntas irregularidades que los medios han denunciado sobre la beca universitaria de Iñigo Errejón y sobre la aparente también irregularidad de su productora de televisión, que podría haber pagado menos impuestos de los que debiera… Ya veremos en qué acaban ambas denuncias, pero no creo que esas cuestiones hayan sido el motivo real del silencio momentáneo de Iglesias. Creo, sinceramente, que la entrevista de Ana Pastor el domingo pasado y la de Pepa Bueno el lunes siguiente han sido la verdadera razón de dar un paso atrás a tanta exposición mediática. Tiene lógica, pues ha llegado el momento para Podemos de contestar a las preguntas para las que de momento no tienen respuestas.
El propio Pablo Iglesias reconoció en las citadas entrevistas que no tenía esas respuestas y que habría que ir elaborándolas al tiempo que el programa de esta formación. En cierto modo es honesto reconocerlo, pero lo cierto es que ahora llega lo difícil para el partido que lidera Pablo Iglesias.
Ya no vale con contestar sólo a las preguntas que empiezan por “Qué”, ha llegado el momento de responder a aquellas que comienzan por “Cómo”… Respecto al pequeño Nicolás no tengo mucho que decir, salvo que es evidente que tiene información, que ha tenido contactos con gente poderosa, que ha tenido amistad con gente próxima al poder y que con todos estos ingredientes ha elaborado un discurso delirante, lleno de fantasía que nos ha entretenido en los últimos días.
Personalmente creo que hay mucho más de inventado que de real. O eso al menos espero. Porque de ser verdad la mitad de lo que cuenta, este país no tendría solución ni con Pablo Iglesias sabiendo contestar a las preguntas.

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Ana Belén García 25 noviembre, 2014 at 8:05 am

    Pienso exactamente como tu. El pequeño Nicolás es el vivo ejemplo de que estando seguro uno mismo de algo, es capaz de engañar a los demás y de que la fantasía mueve montañas, vaya tela. Y Pablo, creo que nos ha conquistado un poco a todos porque ha elaborado el programa que todos queremos para nuestro país, pero es cierto y lo bordas, que llevamos ya un tiempo hablando entre todos de el camino y l la forma en la que conseguiría esos objetivos. Ojalá encuentre la manera porque estaría muy bien.

    Buen martes!

  2. María José Reche Mañas 24 noviembre, 2014 at 5:34 pm

    Dos enanos más que le han salido al circo en que se ha convertido España en los últimos meses. Un saludo.

  3. guillermo grandal alonso 24 noviembre, 2014 at 10:51 am

    ¡ vaya dos elementos nuria¡¡

Deja tu comentario