Miercoles, 23 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Escándalo”

Nuria Roca Granell 25 noviembre, 2014 NURIA ROCA 2 comentarios

IMG_3474.JPG

Ayer comentábamos las sorprendentes imágenes del Arzobispo de Granada postrado ante el altar de la Catedral pidiendo perdón por los escándalos que habían afectado a la Iglesia. Aquí mismo decíamos que el perdón no era suficiente. Si bien no era eso lo peor, sino la consideración de los abusos sexuales a menores simplemente como “escándalos”.
No es casual esa utilización del lenguaje de algunos representantes de la Iglesia Católica. A veces parece que es precisamente eso lo que realmente preocupa a algunos dirigentes de la Iglesia, el escándalo. Mucho más que el abuso, que el delito, que el dolor que puedan causar algunos de sus miembros.
El problema es el escándalo y precisamente por ello ha sido practica habitual el ocultar de manera vergonzante durante décadas abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia. El hombre, cuando es cura, es pecador ante Dios, pero no es necesario presentarle como un delincuente ante la justicia. A mí personalmente hay pocas cosas que me parezcan más inmorales…
De momento lo que se conoce, los hechos terrenales, es que hay tres sacerdotes y un profesor de religión detenidos en Granada como sospechosos de presuntos abusos, al menos a dos menores. Además también hay abierta una investigación de algunos miembros de la congregación de Los Romanones por posibles estafas a algunas mujeres sin descendencia para convertirse en beneficiarios de sus herencias. Se habla incluso de que una farmacéutica dejó tres millones de euros a este mismo clan religioso. La policía no descarta más detenciones en los próximos días…
Supongo que si la policía no ha intervenido, no existirá la implicación como encubridor del Arzobispo de Granada en este asunto tan turbio, pero escuchándole no parecía muy interesado en que se conocieran los presuntos abusos por aquello del escándalo, queda dicho…
La única buena noticia que nos deja lo sucedido en Granada es la contundencia del Papa Francisco a la hora de denunciar este tipo de casos. Algunos dirán que esa postura es estrictamente su obligación, pero son demasiadas décadas de silencio vergonzante por parte de la iglesia, de mirar para otro lado, que esta actitud del Papa se agradece y merece ser destacada. Este Papa, a pesar de las muchas dificultades con las que se encuentra, se ha tomado muy en serio dignificar esta institución acabando con la parte más oscura y reaccionaria de la misma.
La cosa es muy simple, puro sentido común. Los delincuentes, con sotana o sin ella a la cárcel. El mismo sitio donde deberían estar los encubridores o aquellos aficionados a mirar para otro lado durante años por miedo al escándalo.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. guillermo grandal alonso 25 noviembre, 2014 at 12:41 pm

    esos curan que dañan a la iglesia son unos desgraciados

  2. ana 25 noviembre, 2014 at 11:32 am

    Totalmente de acuerdo nuria, no creo en ellos pero me sorprende el nuevo papa para bien.

Deja tu comentario