Jueves, 29 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “El color del dinero”

Nuria Roca Granell 9 diciembre, 2014 NURIA ROCA 4 comentarios

IMG_3505.JPG

Desde que ganó por segunda vez el Mundial de Moto GP ha compartido su sonrisa en platós, sesiones fotográficas y anuncios de televisión. Marc Márquez es un chico muy simpático, gracioso y según dicen los expertos un piloto que marcará una época en la historia de ese deporte.
Marc Márquez que encandiló la semana pasada a todo el mundo en su visita al El Hormiguero junto a su hermano Alex, nos ha dejado a todos con cara de bobos al enterarnos de la noticia de que fijará su residencia en Andorra para no tener que pagar impuestos en España. De esta manera, el joven piloto de amplia sonrisa pagará unos 30.000 euros al año de impuestos en el Principado por su contrato anual de 10 millones de euros que ha firmado hasta 2016. De esos 20 millones de euros por dos temporadas ni un sólo euro se quedará en España…
Creo que cada uno puede vivir donde quiera y humano es el querer ganar todo el dinero posible sin el más mínimo sentido de la solidaridad con tu país, pero también es legítimo que eso nos enfade y que las gracias del chaval pues nos hagan menos gracia.
España es un referente en el motociclismo, y en parte gracias a que Marc es español y un ídolo en nuestro país sus contratos publicitarios son más altos. Gracias a que cada domingo unos cuantos millones de españoles le animan y quieren que gane por el hecho de serlo, Marc Márquez gana un poco más de dinero anunciando, por ejemplo, cerveza gallega.
Si fuese andorrano, seguramente no sería tan seguido y por tanto sus contratos serían inferiores.
Marc no es el primero, ni el último que se marcha del país en el que son ídolos. La lista es interminable. Son los mismos que luego se dan vueltas a la pista con banderas de España, de Cataluña o de Asturias… Orgullosos ellos de ser catalanes, asturianos, andaluces o españoles, pero con su pasta, eso sí, de otra nacionalidad. La próxima vez que ganen una competición deberían pensarse en qué bandera se envuelven para que sus paisanos les sigamos aplaudiendo. La de Suiza, Andorra o Mónaco tienen el color que realmente sienten, el color del dinero.

Compartir

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. María José Reche Mañas 13 diciembre, 2014 at 12:01 am

    Se puede decir más alto, pero no más que claro!

  2. Marta 10 diciembre, 2014 at 10:08 am

    Tal cual

  3. Marta 9 diciembre, 2014 at 4:27 pm

    Chapó

  4. Marinita Rossi 9 diciembre, 2014 at 3:54 pm

    Por desgracia..y como seguidora de las motos y motera…NADA NUEVO BAJO EL SOL….

Deja tu comentario