Jueves, 14 de Diciembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Gozar o no de inmunidad”

Nuria Roca Granell 15 enero, 2015 NURIA ROCA 1 comentario

IMG_3584.JPG

A la familia real le crecen los enanos, perdón por la expresión, aunque los enanos ya estén creciditos. El Tribunal Supremo ha decidido admitir a trámite una demanda de paternidad contra el Rey Juan Carlos. Concretamente la presentada por una mujer belga de nombre Ingrid Jeanne Sartiau después de valoradas las pruebas presentadas por esta mujer e incluso valorando el informe negativo de la fiscalía que pretendía que la demanda no fuese admitida. Se supone que algún motivo habrá visto el alto Tribunal para admitir esta demandada y no la del ciudadano Albert Solá, que también la había solicitado…
Ambos, Ingrid y Albert, llevan años intentando que se les reconozca ser hijos de Juan Carlos I, algo imposible pues gozaba de inmunidad mientras reinaba, pero posible ahora ya que es simplemente aforado…
Hay opiniones de distinto signo, pero considero que si el Supremo ve pruebas veraces de que la tal Ingrid pudiera ser hija de Juan Carlos de Borbón admita la demanda y se trate al padre del Rey como a cualquier otro ciudadano que se enfrenta a una demanda de estas características… Además, no nos engañemos, esto no es nuevo en los borbones, cuya historia está plagada de hijos bastardos, infidelidades, borbones que no lo eran realmente y otros que siéndolo no consiguieron ese reconocimiento. Hubo reyes infieles con hijos ilegítimos y reinas que quedaron embarazadas de otros ciudadanos que no eran precisamente sus esposos que reinaban. Así lo cuentan muchos libros de historia y algunos con bastante precisión y cuya veracidad no se pone en duda…
No sé cuanto habrá de oportunismo en la demandada admitida, seguramente que bastante, pero la cuestión que se dirime aquí es si el Rey debe gozar o no de inmunidad.
Mi opinión personal es que no. Si hay pruebas, han de admitirse y si esa mujer es hija del monarca habrá de ser reconocida.
Lo siento por el el Rey Juan Carlos, que no gana para disgustos, pero ha de ser así, la democracia no puede permitirse que sea de otra manera.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. ioplayti 16 enero, 2015 at 3:03 am

    Totalmente de acuerdo. Ante la ley somos iguales, y ahora que ya no tiene inmunidad, es el momento perfecto para solucionar asuntos del pasado. Por otro lado me da pena Doña Sofía, aunque ya bastante alejada del mundo público, tendrá que llevarlo con toda la dignidad, que siempre ha hecho gala.

Deja tu comentario