Domingo, 20 de Agosto del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Un Prada, un zarita y un chino”

Nuria Roca Granell 19 enero, 2015 NURIA ROCA 1 comentario

IMG_3589.JPG

Ayer informaba el diario El Mundo que “Los chinos llegan a la milla de oro”… Se refería naturalmente a los negocios chinos, no a los ciudadanos de aquel país, que están por donde de les da la gana, faltaría más.
La milla de oro es esa confluencia exclusiva de algunas calles del Barrio de Salamanca de Madrid donde los alquileres de locales están a precio, precisamente de eso, de oro.
Hasta ahora los comercios que podían permitirse el lujo, nunca mejor dicho, de abrir un local en esas calles eran firmas occidentales, la mayoría de diseñadores de prestigio mundial, las flag ship stores u otras no tan exclusivas pero con tiendas en medio mundo como por ejemplo Inditex o H&M… Que un comercio de ropa de marca china abra en una zona tan exclusiva de Madrid, como hace poco lo hizo otra en la calle Colón de Valencia y otras previstas en las zonas más caras de otras capitales, no puede valorarse como algo bueno o malo en sí mismo, pero sí supone una novedad que explica cómo ha cambiado nuestra sociedad en poco más de un lustro. Hemos pasado de la aspiración al lujo a presumir del low cost; de intentar conseguir la prenda más cara a alardear de lo poco que nos ha costado nuestra última adquisición…
He visto a pijas redomadas ya hace tiempo hablar con total naturalidad del último “zarita” adquirido y las oigo decir lo mucho que frecuentan el chino de su barrio… El low cost ha pasado de ser una necesidad porque no había para más, a ser en sí mismo una tendencia.
Ha habido marcas, que todos tenemos en mente, cuya expansión a nivel mundial se ha debido a la fabricación de diseños muy inspirados en los originales de firmas de prestigio. Eso, en mi opinión, ha sido positivo, ya que en cierto modo se ha instaurado una democracia en la moda que nos iguala a todos. No es mala cosa, si bien la creación es algo que tiene un valor intelectual que también hay que defender… Diseñar una chaqueta con un tejido, un patronaje y un color concreto es mucho más difícil que copiarla aunque la prenda quede casi idéntica…
Nada que objetar al crecimiento y expansión de ningún negocio, pero existe el riesgo de que con tanta expansión de la copia llegue un día en el que no haya nadie a quien copiar.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. BlogElAltavoz 19 enero, 2015 at 1:04 pm

    Buen articulo :) toda la razon en lo que cuentas jeje sobre todo lo de las pijas redomadas jaja

Deja tu comentario