Viernes, 28 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “¿y qué?”

Nuria Roca Granell 20 enero, 2015 NURIA ROCA 23 comentarios

IMG_3593-0.JPG

Susana Díaz está embarazada. Pues enhorabuena. Mi primera reflexión sobre esta noticia puede expresarse en sólo dos palabras: ¿y qué?…
Si todo va bien Susana Díaz parirá en verano que es una fecha estupenda para nacer, como cualquier otra. Susana Díaz está feliz según ha dicho, algo muy lógico en estás circunstancias. Y más cuando eres primeriza como es el caso de Susana Díaz…
Hasta aquí la noticia y no habría más que hablar si en este país la maternidad se viera con la naturalidad que en mi opinión debería de verse. Sin embargo, estamos muy lejos de llegar a esa situación ideal en la que la maternidad no sea ni una enfermedad ni algo tan trascendental que nos impida a las madres tener una vida completamente normal.
No me voy a referir sólo al machismo, que es una obviedad y que ayer floreció de una manera vergonzosa en redes sociales cuando la dirigente andaluza anunció su embarazo. También hay que incidir en esa nueva moda -y le llamo moda de manera premeditada- que algunas mujeres abanderan y cuyos plazos hacen incompatibles la maternidad con cualquier tarea de responsabilidad.
Ya sé que el tema es polémico y que mi opinión también lo es, en otras ocasiones he tocado el tema y la he liado parda, pero si las mujeres queremos optar a una vida profesional plena no podemos hacer de la maternidad y crianza de los niños una actividad invalidante para ejercer cargos de responsabilidad.
A ningún hombre que esté a punto de ser padre se le pregunta por cómo va a conciliar su paternidad con su trabajo. Y de eso somos bastante responsables también las mujeres -yo me incluyo por condición pero no por hechos- que a menudo nos tomamos el embarazo, el parto y el post parto como un periodo de seis meses en el que desaparecemos del trabajo.
Así es evidente que tenemos un problema para ejercer funciones relevantes en empresas o cargos públicos. También es evidente que no me refiero a cuando durante el embarazo surge algún problema, sino cuando todo se desarrolla con total normalidad como es la mayoría de los casos. Una mujer puede trabajar casi hasta los últimos días y puede estar operativa muy pocos días después de haber dado a luz. Eso puede ser así y así es si se quiere que así sea.
Por tanto, a Susana Díaz mi enhorabuena y a su marido también.

Compartir

Acerca del autor

23 Comentarios

  1. Marta 26 enero, 2015 at 9:08 pm

    Estoy de acuerdo en que el embarazo de Susana Díaz es un tema exclusivamente personal, pero totalmente en desacuerdo en todo lo demás.

    Que a un hombre no se le pregunte por los planes que tiene cara a la paternidad, es simplemente porque tiene que estar en la oficina trabajando, no hay muchas opciones más.
    Y decir que desaparecemos 6 meses del trabajo… dios mío… está muy por debajo de lo que se disfruta en otros países. Dónde están los derechos del trabajador. ¿Desaparecemos también el mes de vacaciones, cuando estamos enfermos? ¿ Es una frivolidad criar a un hijo, disfrutar de la época más bonita y que más rápido pasa?
    Dejará de ser noticia cuando coger una baja no sea igual que ser un vago y querer ir a trabajar igual que mala madre. Es decir, tengamos derecho REAL a decidir.

  2. Lisa 21 enero, 2015 at 8:37 pm

    Cuantas nanies has tenido cuidando tus hijos Nuria para opinar asi ? Es que sino no se explica que pienses asi!
    Embarazar y parir ..Normal si es. Pero dificil tambien! Menos claro , que tengas gente en casa que se ocupe 24horas al dia de tu retoño. Lo anormal Nuria es que tengamos solo 16 semanas de baja y tan poca facilidad para conciliar vida laboral y personal.

    • Ana 21 enero, 2015 at 9:04 pm

      Está claro…

  3. Eva 20 enero, 2015 at 9:31 pm

    Nada de acuerdo, creo que las mujeres no hacemos mas que presionarnos para estar a todo con todo al 100%, y no es tan fácil trabajar hasta el final ni mucho menos después, que no todos los partos son iguales ni los post partos( igualito un parto natural que una cesárea, y eso ya sin complicaciones, que las hay. Suerte la tuya de no haberlas tenido ) . Cada vez nos exigimos mas, ya hasta cuidar a tu hijo sus 4 primeros meses se ve mal, que son 4-5 meses en una vida laboral? Por favor! Que otr@s se lo cogen en bajas por estrés andiedad etc etc etc. Perdemos la cabeza por ir de superwoman

  4. paty 20 enero, 2015 at 9:15 pm

    Pues no estoy de acuerdo. La maternidad afecta también a terceras personas como es el bebé. No sería necesario coger las vacaciones del año pasado, las 16 semanas y la lactancia para juntar escasos 5 meses , si la baja maternal fuera en condiciones. Lo q no es lógico es q desde la OMS, se recomienda un a lactancia exclusiva de 6 meses y la baja sea de 16 semanas. Es todo tan incongruente. …. un hijo no debe ser incompatible con tu puesto de trabajo. Creo q puede ser todo más fácil.

  5. Ana Belén García 20 enero, 2015 at 7:21 pm

    No soy madre, pero no se, malas noches, y dinero también hace falta para dejarlo pronto en una guardería si no tienes a nadie…, no se, pero soy bastante partidaria de que exista la baja por maternidad y la de paternidad y de que colabore igual el hombre que la mujer en la crianza de un niño…, del dicho al hecho….

    Me parece una labor bastante dura al menos los primeros meses no??, y no todos tenemos facilidades económicas ni familiares para que nos resulte más fácil.

    Soy partidaria de que la vida te cambie lo menos posible, pero a lo mejor si eres demasiado tajante.

    Un saludo Nuria.

  6. M. Nieves Garcia 20 enero, 2015 at 7:21 pm

    Si al final de todo, suponiendo que el embarazo vaya bien, y despues de los 4 meses reglamentarios de baja, no llegasen las horas por lactancia y el poder elegir tu propio horario y refuccion de jornada hasta que el niño/a tenga 8 años….. Esto ya es “pa morirse”. Vamos que con una mujer así lo mejor es que piense en convertirse en “Maru” y olvidarse de su vida profesional.

  7. Carmen 20 enero, 2015 at 6:22 pm

    Curioso comentario el de Sara, pienso que ese tipo de ideas son las que tiran por tierra el derecho a disfrutar de la baja maternal libremente. Bajo mi punto de vista, Soraya o Carmen emiten un mensaje de libertad, de mujeres sobradamente preparadas para decidir y luchar por sus carreras y sus familias. Creo que precisamente la igualdad se encuentra en tener el mismo derecho a elegir, a tener la libertad, como mujeres y como profesionales, de decidir en que momento queremos incorporarnos. Porque, amiga mía, pienso que la igualdad debe convertirse de una vez por todas en sinónimo de libertad y dejar de ser ese yugo feminista que juzga cruelmente a las mujeres que no se ciñen al canon y la moralidad “establecida” por unas pocas que llevan la “causa feminista” como bandera. Creo recordar pancartas que abogan por el derecho a decidir de la mujer, pero a lo mejor es que para esta causa no vale…

    Otro tema es el de la conciliación en España, creo afecta tanto a hombres como a mujeres y pienso que ahí esta la auténtica lucha.

    Gracias por tus editoriales Nuria, siempre me hacen pararme y pensar. Un saludo.

  8. Yolanda 20 enero, 2015 at 6:21 pm

    Suelo estar de acuerdo con tus opiniones. Pero con esta no. Especialmente porque la maternidad -o paternidad- además de a los adultos, implica a una persona menor de edad. Y este aspecto es fundamental. Los niños y las niñas -para ser “políticamente” correctos- necesitan de figuras significativas, estables, no sólo a nivel psicológico, si no especialmente a nivel afectivo. Este aspecto garantiza la salud psiquica y el desarrollo a todos los niveles, incluso a nivel neuropsicológico. Es cierto, que casi cualquiera se puede hacer cargo de esa función materna. Sin embargo, la predisposición de la madre tras el parto es la adecuada: esa especie de locura transitoria y hormonal que nos invade y que garantiza, generalmente, un apego seguro. y los beneficios, no sólo para uno, si no para los demás, de un apego seguro son incontables.

  9. Belen 20 enero, 2015 at 6:01 pm

    Estoy de acuerdo en que no se debe abusar de la maternidad para motivar el asentismo laboral. Pero me pregunto yo ¿Cómo se puede gestionar una situación en la que una pareja vive lejos de su familia por motivos laborales y cuyos salarios no le permiten pagar una guarderia o niñera durante 8 horas diarias?
    En Madrid, por ejemplo, los precios de muchas guarderías son mayores que los salarios de los miembros de una pareja…..igual es eso lo que se debería de empezar a regular en España….
    Siendo muy fan vuestra, os animo a que escribais algún post sobre este asunto (igual lo habéis hecho ya ….y lo desconozco)
    Un saludo y enhorabuena por vuestro éxito

  10. VIRGINIA 20 enero, 2015 at 5:48 pm

    Magistral, esta mañana te he escuchado y ha sido magistral. Yo me encuentro en situación activa de empleo y hemos decidido mi pareja y yo seguir adelante con nuestra idea de ser padres; bien hasta aquí. El caso es que a veces me asalta la idea de que en un gran gran tiempo no trabajaré, porque, claro, iré a una entrevista con barrigota y no sé si me darán la oportunidad de enseñar todo lo que sé hacer y aún teniendo un cv impecable y con una gran trayectoria, pueda dar más peso una situación personal evidente. Las políticas sociales que tenemos, hacen recaer “el dulce peso” de la maternidad sobre la mujer. NO quiero enmarcar esta situación de machista o no, pero sin duda, la mujer nuevamente en desigualdad.
    PD: iré a la entrevista con mi munición cargada, dispuesta a hacer difícil a la entidad a decirme que no ( será imposible).

  11. Ana 20 enero, 2015 at 5:45 pm

    Casi siempre estoy muy de acuerdo en tus opiniones, pero aquí discrepo un poco en alguna cosa, estoy de acuerdo en que embarazarse y parir es lo más normal del mundo, y que parece ridículo que se le de una importancia que no tiene y parezca q alucinemos por q en este caso se trate de un cargo de gobierno , lo q evidencia q en realidad para lo q no estamos preparados es para q las mujeres asuman poder… Y eso si q es lamentable… Por otro lado creo q efectivamente se pueden hacer muchas cosas hasta casi dar a luz e igual q después de parir volver a trabajar, y creo, en esto discrepo, que en España es el caso de muchísima gente, que trabaja hasta último minuto y casi desde el paritorio, al revés de lo q piensas creo q a hombres y mujeres, a ambos, se le deberían respetar más los derechos en un momento como es haber tenido un hijo, como en otros países, donde está socialmente bien visto y es normal cojerse una baja cuando toca, y la maternidad se protege, lo que aquí no pasa ni de lejos, yo no predico con el ejemplo, y he curado hasta último minuto y me he ido a trabajar con el bebe colgado de la teta como quien dice, pero creo q es un error no hacer entender al gobierno y una sociedad machista, q no pasa nada por parar unos meses ni se acaba el mundo ni la carrera laboral de nadie, y debería ser algo normal. Bajo la excusa de q se puede trabajar hasta el último minuto y después de parir también, no se están respetando unos derechos básicos de cualquier persona a un descanso una recuperación y a la lactancia del bebe ( ojo que yo no soy ninguna abanderada de la liga de la teta) pero creo q todo tiene su punto medio y este país es de los últimos de la cola en proteger a la maternidad, lo que conseguiremos también cuando los hombres también se tengan q coger una baja normal por ser padres y parar un par de meses y entonces no alucinaríamos en colores por q una presidenta de ccaa se preñe

    • Idoia 20 enero, 2015 at 8:13 pm

      Estoy completamente de acuerdo contigo.

      • Marta 26 enero, 2015 at 9:26 pm

        Completamente de acuerdo

  12. Isabel 20 enero, 2015 at 5:43 pm

    Esta vez no estoy de acuerdo Nuria, no se puede ser tan tajante, no todos los trabajos se realizan sentados… No todas están en condiciones “operativas” al poco tiempo. No se sí el motivo es crear polémica o ir de heroína, pero no todo es tan fácil, ni tan sencillo como lo pintas. Un saludo.

  13. Nuria 20 enero, 2015 at 5:32 pm

    Lo siento pero no estor de acuerdo. No todos los trabajos son compatibles con un embarazo. Y me pongo yo misma como ejemplo, que me jugué una amenaza de parto prematuro y un retraso del crecimiento del feto por intentar trabajar hasta más allá de lo que podía (soy cirujano).
    En mi opinión, que cuando se hable de que la mujer quiera optar por su vida profesional sea igualarnos a la vida profesional del hombre es un error…

    La igualdad de la mujer es un error… no somos iguales ni tenemos que intentar masculinizarnos (en el sentido laboral) para sentirnos realizadas profesionalmente. Somos mujeres, sufrimos cambios fisiológicos, físicos y psicológicos durante el embarazo y posparto y no tenemos por qué intentar esconderlos y hacer cómo si no nos pasara nada. Ingrato favor nos hacemos!!!!
    El niño necesita de la lactancia materna y aunque yo tampoco abogo por la extensión de ésta hasta el infinito, sí es verdad que creo que de manera natural es necesario el cuidado del bebé en sus primeros meses de una forma muy cercana por su madre (que no quiere decir que no lo tenga que hacer también el padre) y en determinadas situaciones la incorporación inmediata de la mujer al trabajo hace que esto no sea posible. Sin entrar que seguro que en su lugar se lo dejamos en buenas manos, pero no es eso a lo que me refiero.

    La igualdad de la mujer pasa porque se nos respete con muestras circunstancias innatas, se nos reconozcan y se adapten a ellas. Y hasta que no entendamos esto, viviremos la gran mentira del siglo XX, que es hacernos creer la ganancia de libertad femenina.

  14. Inma 20 enero, 2015 at 5:26 pm

    Yo creo que todo depende de la situación o cargo laboral de la madre. En este caso estamos hablando de la presidenta de una comunidad autónoma. Si ha elegido, precisamente ahora, ser madre, poco tiempo antes de las elecciones, será porque pretenderá incorporarse al trabajo lo antes posible, ahora, si no lo hiciera y se tomara su correspondiente baja maternal, estaría en su justo derecho igualmente. Yo en pocos días seré mamá, actualmente no trabajo, pero si lo hiciera, por supuesto completaría mis 16 semanas de baja y, seguramente, pediría meses de excedencia laboral para seguir ocupándome de mi hijo durante más tiempo, ojalá aquí la baja maternal durara lo que en otros países de la unión europea y que cada madre decidiera cuándo incorporarse, pero, al menos, tener la opción. No se es peor madre por no tomarse ni dos semanas de descanso, ni menos mujer por querer criar a tus hijos durante más tiempo..

  15. Alicia 20 enero, 2015 at 4:58 pm

    Puedes estar operativa…mmm bueno, relativamente. He sido madre hace 5 meses y estoy operativa telefónicamente con mi trabajo pero dándole el pecho cada 3 horas, sigue comiendo así, veo muy complicada la incorporación al 100%. Eso sin tener en cuenta atenderle en otros aspectos.
    Me incorporo la semana que viene así que al final otra persona se encargará de mi bebé en mi jornada laboral. Y yo dejaré el pecho por biberones.

  16. Lucia 20 enero, 2015 at 4:39 pm

    Muy de acuerdo.
    La baja de maternidad es un derecho, sin duda. Y es importante que sea así.
    Pero no es una obligación y menos aún tomarse las 16 semanas, más la lactancia, más las vacaciones del año pasado que me pillaron ya de baja porque aunque estaba bien me pedí la baja por un dolor de espalda que no tenía en el 5º mes de embarazo… y que al final, la cantidad de madres que hacen eso hace que otras que no, que seguro son la mayoría, vivan en la permanente sospecha de que se van a aprovechar o de que su vida profesional se va a resentir mucho con la maternidad.
    Nos ponemos piedras en el camino nosotras mismas.

  17. Sara 20 enero, 2015 at 4:15 pm

    El tema es qué va a hacer ella con respecto a su maternidad. Se tomará las 16 semanas de baja dando muestras de que es lo correcto, o volverá al trabajo inmediatamente como ya hicieron predecesoras (Carme Chacón, Soraya Sáez de Santamaría…) tirando por tierra los esfuerzos de las que queremos usar nuestro derecho a tomar la baja sin que nuestros puestos se vean afectados? Qué mensaje se manda así? Porque ese es un mensaje que no viene de círculos machistas sino que emiten las propias interesadas.

  18. Pelusa13 20 enero, 2015 at 3:55 pm

    La verdad he de decir que casi siempre estoy de acuerdo contigo y hoy no es una excepción aunque lo que has dicho yo puntualizaría: primero es así dependiendo del tipo de trabajo y hablo de mi embarazada de 6 meses y trabajando 10 horas en una cocina en junio te aseguro que muy compatible no es, a lo que voy es que dependiendo del trabajo y aun tratándose de un embarazo normal no siempre se puede trabajar todo el tiempo que una quiere. Y luego lo de volver a trabajar inmediatamente después pues que quieres que te diga vuelvo a hablar de mi mi niña tiene 4 meses y no quiero separarme de ella y es ta normal como la mama que deje a su peque a los 2 días o no??? Perdón x enrollarme solo quería expresar que al final lo que cada una haga con su embarazo y maternidad es muy respetable

  19. Iván Valverde 20 enero, 2015 at 3:49 pm

    La única pega que tengo a éste editorial, es que sólo falta que ahora, algunos empresarios sin escrúpulos y amparados en la inmunidad e impunidad de los gobiernos sucesivos, aún resten más derechos a las mujeres e impidan que se puedan quedar embarazadas…

  20. Judit 20 enero, 2015 at 3:36 pm

    Me empieza a preocupar que siempre escribas justo lo que pienso…

Deja tu comentario