Lunes, 24 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Sensación de estafa”

Nuria Roca Granell 21 enero, 2015 NURIA ROCA 2 comentarios

IMG_3594.JPG

Estamos tan enfadados que no pasamos ni una y sospechamos de todo. Motivos tenemos sobrados para sentirnos estafados por los políticos y, a menudo, por la justicia. Ayer nos sorprendía la noticia de que Luis Barcenas podría quedar en libertad provisional bajo fianza de 200.000 euros y la primera reacción fue de enfado. Hablo de la mía personal, por supuesto, pero creo que no me quedé sola en eso y apostaría a que esa misma sensación de estafa la sintieron muchos ciudadanos…
Además, como la mayoría no somos expertos en derecho, nos sorprendía aún más después de que la petición del fiscal para el ex tesorero del PP, que conocimos hace sólo un par de días, fuese nada más y nada menos que de 42 años… Después y, escuchadas algunas opiniones de juristas, esta decisión de poner en libertad provisional a Luis Barcenas tiene bastante fundamento jurídico, aunque haya opiniones para todos los gustos.
El caso es que Barcenas es un preso preventivo y una vez concluida prácticamente la instrucción no es descabellado que salga a la calle, aplicándole medidas que pudieran impedir su fuga como la retirada del pasaporte o la obligación de presentarse tres veces por semana en el juzgado… Además, la misma sala que ha decretado su libertad provisional se la denegó hasta en tres ocasiones. Si sospechamos ahora de esos magistrados por concederle la libertad provisional podríamos haberlo hecho también cuando no se la concedieron…
El derecho es complejo y es frecuente que distintos magistrados interpreten el mismo hecho de forma distinta. Lo que ocurre es que -y esta me parece la clave de lo que nos indigna- es que aunque algunos corruptos puedan acabar en la cárcel, el dinero casi nunca aparece. A lo sumo una multa, pero lo que se han llevado jamás se devuelve.
Personalmente, ya lo he dicho aquí alguna vez, no me produce ninguna satisfacción que nadie vaya a la cárcel, pero sí me molesta profundamente que una vez cumplidos algunos años, a veces son sólo meses, los chorizos sigan llevando una vida de lujo sin podernos explicar de qué manera lo consiguen. Que se acabara con eso sería la única forma de que no nos sintiéramos estafados y de que la sociedad entera percibiéramos realmente de que quien la hace la paga. Y con Barcenas, en la calle o en la cárcel, queda todavía mucho camino para llegar a ese punto.

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Ana 21 enero, 2015 at 9:11 pm

    No podemos olvidar q era una medida cautelar y aún no lo han juzgado …

  2. guillermo grandal alonso 21 enero, 2015 at 7:12 pm

    nuria barcenas es un canalla ¡ pero también escribe sobre los corruptos de psoe¡¡¡

Deja tu comentario