Domingo, 24 de Septiembre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Lección de indignidad”

Nuria Roca Granell 26 enero, 2015 NURIA ROCA 1 comentario

IMG_3604.JPG

Si eres poderoso puedo considerarte poco menos que un humanista aunque seas un dictador asesino.
Los valores democráticos y los derechos humanos son algo irrenunciable, salvo en algunos casos.
Si tienes petróleo, si eres poderoso, si eres insultantemente rico iré a llorar a tu funeral…
Eso es lo que han hecho un montón de dirigentes occidentales tras la muerte del Rey Abdalá, que el sábado estuvieron junto a su hijo mostrando sus condolencias ante la lamentable pérdida de su papá.
Qué hipocresía, qué falta de sensibilidad, qué asco…
Por la parte que nos toca, me avergüenza la asistencia de Felipe VI -el viernes hablaba bien en este editorial de él, pero su presencia en Riad me parece lamentable- tanto como la de Nicolás Maduro, François Hollande, David Cameron, el Príncipe Carlos de Inglaterra y el propio Barack Obama, que llegará en las próximas horas a rendir pleitesía a este dictador en cuyo país las mujeres no pueden conducir, las adúlteras son condenadas a muerte a pedradas, igual que los homosexuales y donde a los ladrones se les cortan las manos…
Pero da igual, nos tapamos la nariz y nos cuadramos ante semejante barbarie porque este anciano muerto, su hermano, su heredero y toda la familia mandan en uno de los principales productores de petróleo mundial… Ese es el motivo, no el otro que se utiliza mintiendo y diciendo que este Rey es amigo de Occidente y que su país lucha contra el Estado islámico… No es cierto, la mayoría de analistas coinciden en que este estado y sus monarcas juegan permanente a dos bandas, que es como se juega cuando se tiene el poder de verdad.
El Rey Abdalá y Arabia Saudí se pasan los derechos humanos por el forro, pero tienen a los dirigentes de medio mundo comiendo de su mano… El colmo del esperpento lo ha protagonizado Cristian Lagarde, la Presidenta del Fondo Monetario Internacional, que ha dicho -según he leído- que Abdalá era “de manera discreta un gran defensor de las mujeres”…
Lagarde y todos los jefes de Estado y gobierno que han ido a Riad, el nuestro el primero, dando una enorme lección de indignidad. Qué pena.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. guillermo grandal alonso 27 enero, 2015 at 10:28 am

    todo son intereses nuria

Deja tu comentario