Miercoles, 28 de Junio del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Con el culo al aire”

admin 18 febrero, 2015 NURIA ROCA No hay comentarios

(null)

Es una pena que el Partido Socialista haya dejado de tomarse en serio como demuestra todo lo que ha sucedido esta semana. Me da pena por el PSOE y me la da por Pedro Sánchez, que está demostrando que el reto de convertir a los socialistas en un partido ganador le viene muy grande…
Si ayer hablábamos de su incoherencia al presumir de primarias y destituir después al elegido sin más motivo que unas malas encuestas, la decisión del Tribunal Supremo de ayer de imputar a Manuel Chaves y Griñán vuelve a dejar al Secretario General del PSOE, disculpen el término, con el culo al aire.
La imputación de los dos últimos presidentes del Partido no dejaba otra salida a Sánchez que obligarles a abandonar su acta de diputado y senador según había afirmado en repetidas ocasiones. Esa era la línea roja que él mismo trazó, aunque ahora se empeñe en decir que dicha línea no estaba ahí, sino un poco más lejos…
La versión oficial ahora es que no se les obligará a devolver su acta hasta que no se abra juicio oral, que es lo que dice el código ético del partido…
En fin, qué decir, verdad? Hay vídeos de Sánchez en el que no matiza tanto, ni mucho menos, sino que simplemente dice que deberían abandonar el partido al ser imputados que fue exactamente lo que sucedió ayer…
Algo similar decía Susana Díaz, que tampoco va a hacer nada con sus dos antecesores en la Presidencia de la Junta…
El caso es que la pasividad del PSOE ante la imputación de Chaves y Griñán es muy difícil de explicar, y es que fueron ellos mismos los que dijeron que tomarían medidas que ahora no van a tomar. Es imposible dar una imagen de partido nuevo cuando no ofreces credibilidad.
No sé si es exagerado echar de los partidos o de las listas o de sus escaños a todos los imputados, pero no soy yo, ni ningún ciudadano el que puso ese límite, sino el propio Sánchez y ahora todo el mundo en el partido empieza a matizar.
El Editorial de ayer lo terminé con un refrán y hoy tengo que hacerlo con otro: “Donde dije digo, digo Diego”. Definitivamente me estoy aficionando.

Compartir

Acerca del autor

Deja tu comentario