Lunes, 24 de Abril del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Confundir ideología con delito”

admin 19 febrero, 2015 NURIA ROCA 1 comentario

(null)

No hay ninguna agresión física especialmente violenta, pero el video desprende una crueldad insoportable.
Supongo que lo habréis visto, pero para los que todavía no lo hayáis hecho, os lo resumo. Unos aficionados de un equipo de fútbol inglés hacen cánticos racistas en el Metro de París después de ver jugar a su equipo, el Chelsee, contra el París Saint Germain. En un momento dado, un ciudadano negro intenta entrar en el vagón, pero los trogloditas se lo impiden empujándole hacia afuera. Hasta tres veces lo intenta y otras tantas veces es expulsado del vagón…
Como digo, casi sin golpes, pero lo que aparece en el video es repugnante.
El racismo, ya avanzado el siglo XXI, está plenamente vigente. Es repudiado por casi todos, pero sigue siendo lamentablemente habitual.
Ayer publicaba el periódico El Mundo un reportaje sobre un experimento de un periodista judío en París, que sale a la calle con la Kipá, el gorro tradicional que llevan los hebreos, se pone a pasear y a aguantar continuos insultos y amenazas. Este periodista quería demostrar el antisemitismo que existe en París y tristemente lo consiguió. Sólo por ser identificado como judío es insultado, escupido y amenazado…
También ayer circulaba un video por Internet en el que dos españoles eran agredidos en un autobús de Manchester por el simple hecho de serlo…
Son sólo algunos ejemplos de racismo en los últimos días que han trascendido a los medios de comunicación, pero hay muchos más que demuestran que, en sociedades que nos consideramos avanzadas, seguimos teniendo muchos problemas con los que son diferentes…
El racismo siempre es una consecuencia de la estupidez y así hay que valorarlo, pero como nadie puede librarnos de que haya estúpidos, es muy importante que nadie los aliente y, sobre todo, que se les castigue muy duramente.
Hay que educar en las escuelas, por supuesto, pero cuando ya es tarde hay que condenar de forma muy severa a los que pegan, humillan y amenazan y todavía más a los que fomentan estos comportamientos. Algunos, por cierto, sentados en parlamentos europeos.
Creo sinceramente que se está cometiendo un inmenso error al confundir una ideología con lo que debería ser un delito.

Compartir

Acerca del autor

1 Comment

  1. Cristina 19 febrero, 2015 at 11:55 pm

    Triste pero de nuevo muy a la orden del día,
    Y añadiría que más que en las escuelas es en las familias desde donde se educa, o se educaba.
    De todas formas y pese a no poder evitar ‘saltar’ cuándo he visto un comportamiento violento en cualquier sitio y bajo cualquier orden, de género, a menores que los hay a pares de “manoslargas”, siempre se hace difícil cuándo sabes que puedes recibir.
    Estas imágenes son tremendas, por cierto.

Deja tu comentario