Viernes, 20 de Octubre del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Vergüenza de uno mismo y miedo”

admin 27 febrero, 2015 NURIA ROCA 2 comentarios

 



Un niño tirita en una calle de Manhattan… Tiene unos doce años y está en manga corta a casi quince grados bajo cero… Tiembla en silencio con un cartel en el que pide ayuda. La gente pasa a su lado sin pararse, sin ayudar al niño mientras le miran sin verle… El niño no puede más y se tira al suelo envuelto en una bolsa de basura y en el suelo sigue temblando. 

Hombres altos y bajos, mujeres de todas las razas, jóvenes y mayores, con traje y vaqueros, con abrigos, bufandas gorros, bolsos o maletines… Todos pasan a su lado ignorándole… 

El niño que tiembla se encoge dentro de la bolsa de basura y, como a la basura, se le ignora… 

Después de un rato eterno, alguien se acerca y le consuela. Le habla, le apoya su cabeza en la pierna, le trata con cariño. Se quita su abrigo y se lo pone por encima al niño. 

Ese hombre, el único ser humano merecedor se llamarse humano de todos cuantos caminan por esa acera de Nueva York, es un mendigo. 

No sólo le da su abrigo, sino todo el dinero que lleva en los bolsillos… 

La escena era un experimento que pretendía demostrar cual era la reacción de las personas ante una situación así y vaya si lo demostró. De una manera cruda, vergonzante, infame… 

Es una calle de Nueva York que podría ser una calle de Madrid, de Berlín, de Londres, de Barcelona… El ser humano de una sociedad moderna que se olvida de los hombres, las mujeres y los niños, de su semejante, del que sufre… Una sociedad con prósperos negocios de manicura para perros, comida macrobiótica y culto al cuerpo con gimnasios repletos y cirugías estéticas… 

Mirar el video del niño que tirita da vergüenza y da miedo. 

Porque cualquiera de las personas que pasean por esa acera que mira al niño sin verlo podría ser yo misma. Cualquiera de nosotros caminando hacia algún lugar sin importancia a alimentar nuestro ego comprando lo que no necesitamos… 

Creo que ese video deber verse y debemos avergonzarnos con él. Y entender frente a esas imágenes lo miserables que podemos llegara a ser todos. Bueno, todos menos el mendigo.     

¿Cómo reaccionará la gente si ve pasar frío a un niño en la calle?

Compartir

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. elena 2 marzo, 2015 at 11:47 am

    De toda la vida es sabido que el que menos tiene, es el que mas da… quiza por eso no tenga tanto material pero si en calidad humana.

  2. ioplayti 27 febrero, 2015 at 10:29 pm

    Muy triste, no por el hecho en si, que también, pero mas por la sustancia de la que esta hecha el ser humano. Como bien dices, vergüenza y miedo. Miedo porque esto nos ayuda a reflexionar sobre nosotros mismos… y vergüenza, bueno, porque es obvio, es vergonzosa la forma en la que puede llegar a comportarse esta sociedad.
    Un besazo guapa

Deja tu comentario