Lunes, 01 de Mayo del 2017
LOS TACONES DE OLIVIA

EL EDITORIAL: “Soy lo que aparento”

admin 2 marzo, 2015 NURIA ROCA 3 comentarios



Seguramente sea sólo una cara dura, que pretende elevar su cotización y, sobre todo, su demanda como actriz con la única pretensión de encontrar mejores trabajos, o trabajos simplemente, pues esa profesión, la de actriz, está especialmente difícil… A lo mejor es una tomadura de pelo, pues nadie en su sano juicio puede pretender que un montaje tan burdo no sea descubierto; a lo mejor se trata de un experimento social que pretende comprobar como otorgamos de inmediato un talento y una notoriedad excesiva a los actores y actrices que trabajan en Hollywood; o a lo mejor es que la actriz Anna Allen es una desequilibrada… No tengo ni idea de cúal de esos supuestos se ajusta más a la verdad, pero es evidente que la fabulación de esta chica haciéndose pasar por una estrella Hollywoodiense, reclamada en series de éxito, que se codea con actores famosos en el Meca del cine, me tiene fascinada… 

Para los que no sepan de lo que hablo, os cuento por encima: Anna Allen fue conocida por ser un personaje secundario en la serie Cuéntame hace ya algunas temporadas y en las últimas semanas había sido noticia porque había protagonizado un capítulo de la serie The Big Bang Theory, motivo por el que fue entrevistada en la SER declarando que ese rodaje había sido todo un “orgasmo”… También fue noticia porque iba a ser una de las poquísimas españolas invitada a la gala de los Óscar, donde llegó a bromear un rato con su presentador Neil Patrick Harris… Todo esto y mucho más lo contaba ella misma en radios y redes sociales sin que nada fuese verdad. Ni capítulo en serie, ni conoce a Neil Patrick Harris, ni estuvo en los Óscar  ni nada que se le parezca… 

Hasta qué punto puede ser importante ese deseo de ser, de aparentar, de ser reconocido para inventarte semejante farsa, esa es la reflexión a la que me lleva este caso tan extraño. Es evidente que lo de esta chica es un extremo, pero las apariencias como fin en sí mismo es una aspiración de mucha gente de cualquier profesión… Es más importante parecer que ser, pues con que los demás vean lo que tú quieres que vean ya eres feliz. Aún siendo mentira… Lo de Anna Allen es esperpéntico, pero estamos hartos de ver a otras y otros, más sutiles, presumir de carreras y estudios en Estados Unidos, que tienen más de humo que de realidad… Escucho a algunas colegas hablar de sueldos en televisión; a algunos escritores presumir de ventas de libros; a compañeras alardear de la cantidad de ofertas y papeles que rechazan y me sonrio… Todo el mundo en esta profesión y en todas, pasa por mejores y peores momentos. Dignifica ser sincera cuando las cosas no van bien y también dignifica, por cierto, no alardear de falsa modestia cuando el viento sopla de cara… Lo que ha hecho Anna Allen es infame por exagerado y por mal montado, pero hay mucho más ejemplos, aunque no trasciendan, sobre ese ridículo empeño de aparentar aquello que no se es. 

Compartir

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Mar 11 marzo, 2015 at 1:53 pm

    Y yo me pregunto, no tiene más culpa la prensa x creerse a pies juntillas lo que cuenta esta chica, antes de preocuparse en si es verdad o mentira? Yo ella no sé ni quien es, pero no puede ser que todo sea un “estudio” simplemente para mostrar a la gente, lo fácil que es hacerse pasar por quien no se es?

  2. Ana Belén García 4 marzo, 2015 at 7:52 pm

    Todos conocemos a personas que mienten, y sabemos que mienten, y ellos saben que sabemos que mienten, y aún así mienteen, pero solo se mienten a ellos mismos.

    Vergonzoso.
    Muy bien una vez más Nuria. Eres honesta y vas de frente porque al fin y al cabo, a todos nos pasan casi las mismas cosas.

    Un besazo guapi!

  3. ioplayti 2 marzo, 2015 at 6:52 pm

    Una vez, una chica se inventó la historia de su vida, que no tenía nada que ver con la realidad, y me la hizo creer… en fin nunca me lo tragué, pero la verdad (como suele pasar en estos casos) cayó por su peso. No sé lo que les llevará a estas personas a crear la historia de sus vidas paralela a la verdad, pero lo que sí sé es que la mentira tiene las “patas ” muy cortas, y todo se descubre tarde o temprano, y su montaje queda al descubierto… y justo en ese momento que vergüenza han de pasar. ..pobres diablos…
    Un besillo guapi.

Deja tu comentario